Entrevista con Javier Ruiz Calderón: «Con la actitud adecuada podemos practicar un yoga tan profundo como el de un asceta del Himalaya»

En la Bhágavad Guita se recopilan todas las enseñanzas de la tradición del yoga y, lo que aún es más importante, se enseña a aplicarlas en la vida diaria de las personas normales. Javier Ruiz Calderón (Sháṅkara) nos introducirá en esta sabiduría durante un curso de 30 horas que lo tiene todo para ser excelente.

El Curso ‘Introducción a la Bhágavad Guita. El Yoga en la vida cotidiana’ combinará la forma tradicional de estudiar las escrituras con las aportaciones del estudio académico. Las explicaciones del profesor experto y el diálogo sobre ellas se complementarán con algunas nociones básicas de sánscrito y prácticas de recitación, meditación, canto, etc. relacionadas con los textos que vayamos estudiando.

Una experiencia sin duda muy valiosa, de la que puedes obtener más detalles al final de esta entrevista.

Javier Ruiz Calderón (Śaṅkara) es quien mejor nos explica el valor de este curso en esta entrevista. Doctor en Filosofía, profesor de Filosofías no occidentales y Filosofía de la religión en la Universidad Pontificia Comillas (Madrid), Javier es profesor de sánscrito, meditación y canto védico. Ha escrito los siguientes libros: El hinduismo y su actualidad; Dhammapada; Breve historia del hinduismo; La Bhagavadgītā; Vedāntasāra: la esencia del Vedānta; La entrega a lo divino. Esbozo de una filosofía de la religión.

Ha vivido más de seis años en la India, en distintos centros académicos y espirituales. Estudia y practica yoga, vedānta y meditación desde hace más de cuarenta años. Discípulo de Svāmī Kṛṣṇānanda (Śivānanda Āśram, Rishikesh) de 1988 a 2001 y de Matā Amṛtānandamayī Devī (Ammā) desde 2003.

Pregunta: ¿Por qué es un libro tan importante, qué hace que se defina como un texto monumental de la espiritualidad universal?

Respuesta: La espiritualidad es el camino por el cual el ser humano alcanza la comunión y la armonía consigo mismo, con los demás seres y con la totalidad de la realidad. El yoga es la espiritualidad del hinduismo, que es una de las grandes tradiciones religiosas de la humanidad junto con el budismo, el cristianismo y el islam. Como la Bhágavad Guita es el texto más representativo y popular de la espiritualidad hindú, se trata de una de las obras clásicas más importantes de la espiritualidad universal.

P: ¿Qué interés consideras que puede llevar a alguien a realizar el curso «Introducción a la Bhágavad Guita. El Yoga en la vida cotidiana»: primero, a una persona interesada en la cultura y la espiritualidad; y segundo y más específicamente, a un practicante de yoga?

R: Desde un punto de vista meramente cultural, el conocimiento de la Bhágavad Guita es la mejor manera de introducirse en la visión del mundo propia de la civilización hindú. El origen y el desarrollo del universo, la naturaleza y el destino del ser humano, la conducta correcta, la divinidad y su relación con el mundo y con los seres vivos, la vida social, la vocación y el deber personal, la libertad… todos los grandes problemas de la existencia humana se exponen desde la perspectiva de esa tradición; y no bajo la forma de un frío tratado sino como una conversación llena de pasión que tiene lugar en un campo de batalla justo antes de la lucha final que decidirá el futuro de la humanidad.

Cualquier buscador espiritual, independientemente de la tradición a la que pertenezca, puede aprender mucho leyendo la Guita. Krishna, el gran maestro, la encarnación divina, le explica con gran compasión a su angustiado discípulo Árjuna los distintos caminos hacia la libertad y la sabiduría y cómo puede recorrerlos sin hacerse monje, sino en medio de la acción diaria, cumpliendo sus obligaciones sociales, familiares, laborales, etc.

En concreto, para el practicante de yoga la Bhágavad Guita es una mina de sugerencias y cada vez que se lee se descubren en ella nuevas joyas. Incluye toda la práctica de los yogas del conocimiento (jñana yoga), de la devoción (bhakti yoga), de la acción (karma yoga) y de la meditación (dhyana yoga). Se puede decir que la Guita es el primer tratado de yoga integral (purna yoga), el yoga que abarca e integra todos los aspectos de la vida.

P: De las enseñanzas más sustanciales de la Guita, ¿cuáles destacarías o en qué áreas y por qué?

R: Ya he mencionado algunas. Desde el punto de vista filosófico, la Guita distingue entre nuestro ser más profundo (púrusha) y el mundo material (prakriti) y muestra que, incluyendo y trascendiendo a ambos, se encuentra el brahman, la realidad absoluta e incondicionada. La relación con ese brahman puede ser contemplativa e impersonal o de adoración y amor interpersonal.

Los individuos estamos esclavizados en el ciclo de las reencarnaciones, regido por la ley del karma, atrapados en el círculo vicioso de la ignorancia, el apego y la acción, y por eso sufrimos innecesariamente. Para liberarnos de esa esclavitud tenemos que restablecer nuestra relación con lo Absoluto. Eso puede lograrse por cualquiera de los yogas que mencionamos antes –los de la contemplación de lo Absoluto, el amor a Dios, el servicio desinteresado y el control del cuerpo y de la mente– o, mejor, por una combinación de todos ellos.

Las etapas y prácticas principales de los diferentes yogas se explican una y otra vez y de distintas maneras: cultivo de virtudes éticas, acción desinteresada, estudio, ascesis, purificación, devoción, adoración, oración, postura de meditación, control de la respiración, control de los sentidos, concentración, meditación, reflexión, contemplación, absorción, etc. etc. Como dije antes: un verdadero tesoro.

P: Respecto al próximo curso que impartirás, ¿qué consideras que puede hacerlo diferente respecto a otros que se imparten sobre este texto tan popular (y no siempre bien interpretado) entre los profesores de yoga?

R: Se trata de un curso introductorio, pero no superficial. Son unas treinta horas de clase, con lo que da tiempo a recorrer bastante despacio los dieciocho capítulos y a ver muchos detalles que en conferencias o cursos más breves no hay más remedio que saltarse. El enfoque será teórico y práctico: estudiaremos las enseñanzas de la Guita, pero también recitaremos las estrofas principales y haremos en cada sesión una práctica relacionada con lo que hayamos visto ese día: actitud del testigo, meditación en Om, meditación en «todo esto es el brahman», cantos devocionales, etc. Empezaremos y terminaremos la sesión recitando mantras. El estudio se realizará, pues, «desde dentro», como practicantes de yoga; pero no lo haremos exclusivamente desde una escuela particular –por ejemplo, el advaita vedanta o la interpretación de los Hare Krishna–, y aprovecharemos todo lo que la objetividad académica y científica nos pueda aportar para comprender mejor el mensaje de la Guita. De ese modo, intentaremos entender lo que verdaderamente quería decir la Guita en el siglo II aec, lo que han ido aportando los principales comentadores en estos más de dos mil años de historia y lo que todavía puede decirnos a los seres humanos del siglo XXI.

P: Este curso de Introducción a la Bhágavad Guita se subtitula “El Yoga en la vida cotidiana”. ¿Podrías explicarlo brevemente?

R: Hasta la Bhágavad Guita, quien quería dedicarse en serio a la vida espiritual, es decir, a la práctica de yoga, tenía que convertirse en «renunciante» y abandonar la sociedad para entregarse por completo a la meditación, la ascesis, etc. En la Guita, por el contrario, se recopilan todas las enseñanzas de la tradición del yoga y se enseña a aplicarlas en la vida diaria de las personas normales. Desde la Guita, podemos ser yoguis y yóguinis con dedicación exclusiva mientras trabajamos, cuidamos de nuestra familia, etc. Escribiendo en el ordenador, cocinando, jugando con nuestros hijos, atendiendo a nuestros clientes… con la actitud adecuada estaremos practicando el yoga tan profundamente como el asceta recluido en una cueva del Himalaya.

Podremos así vivir cada vez más libre y plenamente en medio de nuestras «actividades mundanas», convirtiéndonos en un factor de transformación positiva no solo para nosotros mismos sino para los que nos rodean y para todos los seres.

P: ¿Algo más que te gustaría añadir?

R: El estudio de las escrituras (svadhyaya) es una práctica esencial de la tradición del yoga. Y la Guita es una de las escrituras principales del yoga, junto con los Yogasutras de Patáñjali, que ya estudiamos el curso pasado (y cuyos vídeos y apuntes conservamos, junto con los de otros cursos, para quien le interese). Creo que este curso es una ocasión extraordinaria para profundizar un poco más de lo habitual en las enseñanzas de esta obra incomparable.

No quisiera terminar esta entrevista sin recordar a mis maestros. Es cierto que soy doctor en filosofía especializado en yoga y vedanta, profesor universitario de Filosofías no occidentales y Filosofía de la religión, escritor y todas esas cosas; pero mucho más importante para mí que las distinciones académicas es haber podido estudiar estos textos e intentado practicar sus enseñanzas como «aprendiz de discípulo» a los pies de grandes maestros de yoga, como sobre todo Swami Krishnananda, del áshram de Swami Shivananda de Rishikesh y, desde hace ya cerca de veinte años, de la maravillosa Mata Amritanandamayí, verdadera encarnación viviente del yoga de la Bhágavad Guita.

 

El Curso ‘Introducción a la Bhágavad Guita’
(Curso 2021-22 en colaboración con la Embajada de la India en Madrid en conmemoración del 75 aniversario de la independencia de la India)

Cuándo: comienzo 2 de octubre, nueve sábados de 10 a 13.30
Dónde: todas las sesiones serán online, de las cuales dos serán también presenciales en la escuela Ashtanga Yoga Ciudad Jardín de Madrid (la primera y última). Se puede realizar el curso participando en los encuentros en las fechas indicadas, o bien ir estudiándolo al ritmo de cada persona.

Se entregarán apuntes y orientaciones bibliográficas antes de cada sesión, y la grabación de las sesiones (audio y vídeo) después de cada sesión.

Más información: https://www.ashtangaciudadjardin.es/bhagavadguita
www.jruizcalderon.com

Otros artículos sobre
Por • 13 Sep, 2021 • Sección: Entrevista, Firmas, Javier Ruiz Calderón