Aclara tus dudas: ¿Qué clases de mantras hay?

En esta sección Javier Ruiz Calderón ofrece respuestas a nuestras dudas sobre el yoga, su filosofía y sus técnicas desde una visión de la tradición yóguica actualizada y crítica. Todos estamos invitados a escribir a Javier a info@yogaenred.com planteando nuestras dudas o incertidumbres.

Photo by Billeasy on Unsplash

Pregunta: ¿Qué clases de mantras hay?

Respuesta: Un mantra es una sílaba, una palabra, una frase o incluso un texto entero cuya recitación permite alcanzar los fines a los que se aspira. Hay mantras mágicos, que supuestamente sirven para manipular las fuerzas sobrenaturales, y mantras espirituales, cuyo fin es facilitar la entrega a lo Trascendente. Nos centramos en estos.

Para empezar, hay que distinguir entre: 1) Mantras védicos: procedentes de los Vedas, como el gáyatri mantra («Tat savitur varenyam…») o el mantra Om. De hecho, se considera que todos los textos védicos son mantras. 2) Mantras puránicos: dedicados a las deidades clásicas del hinduismo, como Shiva, Krishna, etc. Suelen expresar la entrega o adoración (namas) del recitador a la deidad correspondiente. Por ejemplo: Om namah Shivaya, Haré Krishna Haré Krishna…, etc. 3) Mantras tántricos: se distinguen porque siempre incluyen bija mantras: sílabas que se supone concentran toda la energía espiritual de una determinada deidad, como «dum» (bija mantra de Durga), «gam» (de Ganesha), etc.

Otra forma de clasificar los mantras es según la forma de yoga con la que se vinculan: Hay mantras en: 1) El yoga del conocimiento, como el mencionado Om, símbolo de lo Absoluto (Brahman), o «so’ham» («Yo soy Él»), que expresa la identidad del recitador con lo Absoluto; en este yoga el mantra sirve para facilitar la contemplación de lo Absoluto suprapersonal. 2) El yoga de la devoción, con el que se relacionan la mayor parte de los mantras puránicos; aquí el mantra sirve para expresar y potenciar la adoración y el amor a la divinidad. Y 3) Los yogas tántricos, que pretenden movilizar las energías sutiles de la persona.

Hay mantras que, según su uso, pueden relacionarse con uno u otro yoga: un mantra devocional como Om ganeshaya namahá («Me postro ante Ganesha») se puede convertir en un mantra del yoga del conocimiento si, en lugar de dirigir el mantra a una divinidad personal imaginada delante de uno, en el corazón o como omnipresente, se aprovecha su poder para contemplar lo Absoluto no personal como la única realidad indivisible.

Hay mantras generales, que todos pueden emplear y que no requieren iniciación, y mantras personales, recibidos directamente de un/a guru, que están cargados con la fuerza de esta/e y se suelen mantener en secreto. En cada escuela hay unos u otros mantras generales o personales. Por ejemplo: en la escuela de Swami Vishnudevananda, el no iniciado medita con el mantra Om, al que consideran «el mantra universal»; en la de Amma, todos pueden meditar con el mantra «Ma Om» (Amor – Conciencia). En la iniciación el maestro le da al discípulo el mantra que considera el más adecuado para él/ella.

Los mantras se pueden repetir (japa) en voz alta, susurrando o mentalmente; se pueden cantar individual o colectivamente (bhajan, kirtan). Cada persona se compromete a recitar su mantra un determinado número de veces cada día. Lo ideal, como en todas las formas de meditación, es llegar a recitar el mantra en todo momento. Cuando uno se compenetra con el mantra, este se repite automáticamente, sin esfuerzo, aunque estemos trabajando, hablando, etc., e incluso mientras dormimos.

Cuando, gracias al poder del mantra, la mente se ha centrado en el objeto de meditación intensa e ininterrumpidamente durante largos años de práctica, se llega al estado que está más allá de todo lo relativo (incluido el propio mantra) y el aspirante se instala para siempre en la conciencia espontánea de Incondicionado. Ha alcanzado la meta del yoga, caracterizada por la ecuanimidad (samatva), la libertad (moksha) y amor (preman). Cada vez que recitamos un mantra con atención estamos un poco más cerca de ella.

Javier Ruiz Calderón (Shánkara) es doctor en filosofía especializado en pensamiento indio y filosofía de la religión. Es profesor en la Universidad Comillas (Madrid) y discípulo de Amma. Lleva más de cuarenta años estudiando y practicando yoga, vedanta y meditación. Enseña esas disciplinas, así como sánscrito y canto védico, y ha publicado seis libros y docenas de artículos sobre esos temas (www.jruizcalderon.com).

Próximas actividades: Cursos en Madrid y a distancia: Estudio de la Bhagavadgītā: (capítulos 4, 6 y 11); Introducción a los Yogasūtras; Historia y filosofía del yoga (también en Murcia). Información: https://www.jruizcalderon.com/proximas-actividades-2/

Otros artículos sobre ,
Por • 3 Dic, 2020 • Sección: Firmas, Javier Ruiz Calderón, Mantras