Javier Ruiz Calderón

'; $fincen=''; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Aclara tus dudas: ¿Es la meditación buena para todos?
Publicado el 20 Abr, 2018

En esta sección Javier Ruiz Calderón ofrece respuestas a nuestras dudas desde una visión de la tradición yóguica actualizada y crítica. Estás invitado a escribir a Javier a info@yogaenred.com planteando tus dudas o incertidumbres. [caption id="attachment_26620" align="aligncenter" width="605"] [1] Foto: Can Stock Photo© / racorn[/caption] Pregunta: «¿Es la meditación buena para todos?» Respuesta: No hay nada bueno para todos. La meditación puede ser una pérdida de tiempo cuando se intenta practicar sin estar preparado, e incluso puede agravar los problemas de las personas que tienden a evadirse de la realidad (esquizoides), las que son demasiado obsesivas o neuróticas, las excesivamente pasivas o introvertidas, etc. Expliquémoslo con la terminología tradicional del yoga. El objetivo del yoga es alcanzar un estado psicofísico lo más sáttvico (lúcido y sereno) posible, que haga posible el conocimiento de la Realidad. Este conocimiento va acompañado de libertad y paz interiores y de amor y compasión universales. El medio supremo para alcanzar ese estado suele ser la meditación. Todas las demás prácticas de yoga son o formas indirectas de meditación o ayudas para meditar mejor. Pero las personas que se encuentran en un estado tamásico (pasivo, apático) no pueden pasar directamente de la oscuridad de tamas a la luminosidad de sattva. Si lo intentan, lo único que conseguirán será hundirse cada vez más profundamente en la inercia. Estas personas, en lugar de intentar practicar meditación directamente, deben recurrir a otras técnicas yóguicas más dinámicas que les permitan pasar de tamas a rajas (actividad, agitación), como el servicio desinteresado o karma yoga, los ásanas y vinyasas, el pranayama, los cantos devocionales, etc. Con estas prácticas superarán primero la postración de tamas y después apaciguarán el exceso de rajas, y entonces sí que podrán entregarse a la meditación. Esta, que es la práctica más sutil y avanzada, acabará de asentar a la persona en sattva y después la llevará más allá de este.   [2]Javier Ruiz Calderón (Shánkara) es doctor en filosofía especializado en filosofías y religiones de la India. Lleva cuarenta años estudiando y practicando yoga, vedanta y meditación. Es profesor de esas materias, así como de hinduismo, sánscrito y canto védico, y ha publicado cinco libros sobre esos temas. Próximas actividades: «Estudio de las escrituras del yoga y el vedānta – II. Las upaniṣad». «Introducción al pensamiento de la India. Hinduismo y budismo». A partir de septiembre de 2018. Más información en jruizcalderon@yahoo.es [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2016/10/Meditar_hombre.jpg [2] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2017/08/Javier-Ruiz-Calderon.jpg

[+]


'; $fincen=''; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Aclara tus dudas: ¿Qué es el ‘yoga con cerveza’?
Publicado el 5 Abr, 2018

En esta sección Javier Ruiz Calderón ofrece respuestas a nuestras dudas desde una visión de la tradición yóguica actualizada y crítica. Estás invitado a escribir a Javier a info@yogaenred.com planteando tus dudas o incertidumbres. [1] Pregunta: ¿Qué es el «yoga con cerveza»? Respuesta: El llamado «Bier Yoga» (en alemán) o «beer yoga» (en inglés) es una forma de yoga nacida en Berlín en 2015 y que se está extendiendo por todo el mundo. A sus creadoras, Jhula y Emily, profesoras de yoga certificadas, les encantaba la cerveza, así que decidieron combinar ambos «amores» y dar a otras personas la posibilidad de hacerlo. Según ellas, la combinación de «la conciencia del yoga» con «el gozo de beber cerveza» puede producir «una experiencia vigorizante» y «un nivel de conciencia más elevado» (www.bieryoga.de). En una sesión típica de Bier Yoga se realizan los ásanas y vinyasas con una botella de cerveza en las manos, que se manipula de distintas maneras y a la que se van dando tragos en los momentos indicados por la profesora. El precio de la clase incluye dos botellas de cerveza. El ambiente es más informal que en una clase de yoga corriente. Al parecer, la idea no es que siempre se haga yoga con cerveza sino que se tenga la posibilidad de hacerlo de vez en cuando. De hecho, las fundadoras del movimiento solo dan clase de Bier Yoga un día a la semana y reconocen que la asistencia no es regular. Como era previsible, esta práctica ha suscitado toda clase de críticas por parecer poco seria, insana, antiyóguica e incluso ilegal (ya que incitaría a la bebida). Puedes crearte tu propia opinión viendo alguno de los vídeos que salen en Youtube cuando tecleas «yoga» y «cerveza» (o «Bier», «beer» o «brew»).   [2]Javier Ruiz Calderón (Shánkara) es doctor en filosofía especializado en filosofías y religiones de la India. Lleva cuarenta años estudiando y practicando yoga, vedanta y meditación. Es profesor de esas materias, así como de hinduismo, sánscrito y canto védico, y ha publicado cinco libros sobre esos temas. Próximas actividades: «Estudio de las escrituras del yoga y el vedānta – II. Las upaniṣad». «Pensamiento y espiritualidad de Asia I: India y Tíbet. II: China y Japón». «Introducción al canto védico». En Madrid y por internet a partir de septiembre de 2018. Más información en jruizcalderon@yahoo.es [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2018/04/beer-yoga.jpeg [2] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2017/08/Javier-Ruiz-Calderon.jpg

[+]


'; $fincen=''; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Aclara tus dudas: ¿Qué es yoga y qué no lo es?
Publicado el 19 Mar, 2018

En esta sección Javier Ruiz Calderón ofrece respuestas a nuestras dudas desde una visión de la tradición yóguica actualizada y crítica. Estás invitado a escribir a Javier a info@yogaenred.com planteando tus dudas o incertidumbres. [caption id="attachment_34454" align="aligncenter" width="605"] [1] (c) Can Stock Photo / ufabizphoto [2][/caption] Pregunta: «¿Qué es yoga y qué no lo es?» Respuesta: Tradicionalmente, se llamaba «yoga» a cualquier camino espiritual que, mediante el control del cuerpo y de la mente, aspirara a desarrollar el desapego y la ecuanimidad y, de ese modo, a lograr la plena libertad interior (moksha). El «yoga moderno» utiliza prácticas del yoga tradicional (ásanas, pranayama, meditación, etc.), aunque a menudo ya no aspirando a la liberación espiritual completa sino tan solo a mejorar la salud y el estado psicofísico general. ¿Es legítimo llamar «yoga» a esto? Caben dos respuestas extremas. Para los más puristas, solo es yoga el que se realiza aspirando a la liberación, y, en consecuencia, casi todo el yoga moderno es pseudoyoga. Para los más laxos, yoga es cualquier cosa que llamemos con ese nombre, de modo que podría haber, por ejemplo, un yoga de los atracos, las borracheras o lo que nos parezca. A mí me parece que, como suele pasar, es preferible una actitud más equilibrada. En mi opinión, podríamos llamar yoga a cualquier práctica enraizada en la tradición del yoga y que contribuyera a mejorar nuestro grado de libertad interior aumentando nuestro desapego y nuestra ecuanimidad mediante el control de la mente. Según esto, muchos de los practicantes actuales de yoga, aunque en su vida se hayan planteado la menor aspiración espiritual, sí que estarían practicando auténtico yoga, ya que sus ejercicios les hacen estar más sanos y mejor física y mentalmente y, de ese modo, les proporcionan paz interior y los vuelven más libres. Sin embargo, si hubiera algún estilo de supuesto yoga que no fuera en la línea de conseguir más serenidad y desapego sino que, al contrario, aumentara el apego y la agitación mental —o su opuesto: la abulia y la pereza— de sus practicantes, eso no sería yoga. En otras palabras: solo puede llamarse yoga si aumenta sattva (la cualidad de serenidad y lucidez), nunca si incrementa rajas (agitación, pasión); y aún menos si provoca el aumento de tamas (pasividad, apatía).   [3]Javier Ruiz Calderón (Shánkara) es doctor en filosofía especializado en filosofías y religiones de la India. Lleva cuarenta años estudiando y practicando yoga, vedanta y meditación. Es profesor de esas materias, así como de hinduismo, sánscrito y canto védico, y ha publicado cinco libros sobre esos temas. Próximas actividades: «Teoría y práctica de la meditación. Veinte técnicas budistas y del yoga» (Casa Asia Madrid. 3 abril –19 junio 2017). Inscripciones [4] [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2018/03/AeroYoga.jpg [2] https://www.canstockphoto.es [3] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2017/08/Javier-Ruiz-Calderon.jpg [4] https://www.casaasia.es/actividad/detalle/219893-curso-teoria-y-practica-de-la-meditacion-veinte-tecnicas-del-budismo-y-el-yoga

[+]


'; $fincen=''; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Aclara tus dudas: ¿Cómo definen el yoga los textos clásicos?
Publicado el 2 Mar, 2018

En esta sección Javier Ruiz Calderón ofrece respuestas a nuestras dudas desde una visión de la tradición yóguica actualizada y crítica. Estás invitado a escribir a Javier a info@yogaenred.com planteando tus dudas o incertidumbres. [1] Pregunta ¿Cómo definen el yoga los textos clásicos? Respuesta: Veamos algunas de las definiciones más conocidas. El texto más antiguo en que se emplea el término «yoga» en la acepción que nos interesa es la Katha Úpanishad (ca. III AEC), que lo define como «el control o concentración (dhárana) firme de los sentidos (incluida la mente)» (6.11). La Bhágavad Guita (ca. II AEC) da tres definiciones del yoga. La primera es la más conocida: «El yoga es la ecuanimidad (samatva)» (2.48). Dos estrofas después lo define según la consecuencia práctica de ese estado mental: «el yoga es la destreza (káushala) en la acción» (2.50). Y, más adelante, lo define como «la separación (viyoga) de la unión con el sufrimiento (duhkhasamyoga)» (6.23). La definición más conocida es la de Patáñjali (ca. IV-V EC): «El yoga es la inhibición (nirodha) de los procesos mentales» (Yogasutras 1.2). Y, poco tiempo después, Vyasa, su principal comentador, afirmaba que «el yoga es el samadhi (la absorción de la mente)» (Vyasabhashya 1.1). En resumen: según los textos fundamentales de la tradición del yoga, este consiste en la práctica del control, la concentración o la absorción de la mente mediante la cual se alcanza un estado de ecuanimidad y ausencia de sufrimiento que permite actuar con la máxima eficacia. Javier Ruiz Calderón (Shánkara) es doctor en filosofía especializado en filosofías y religiones de la India. Lleva cuarenta años estudiando y practicando yoga, vedanta y meditación. Es profesor de esas materias, así como de hinduismo, sánscrito y canto védico, y ha publicado cinco libros sobre esos temas. [2]Javier Ruiz Calderón (Shánkara) es doctor en filosofía especializado en filosofías y religiones de la India. Lleva cuarenta años estudiando y practicando yoga, vedanta y meditación. Es profesor de esas materias, así como de hinduismo, sánscrito y canto védico, y ha publicado cinco libros sobre esos temas. Próximas actividades: «La salvación en la historia de las religiones» (Fundación Zubiri, Madrid; marzo – mayo 2017. Más información) [3]. «Teoría y práctica de la meditación. Veinte técnicas budistas y del yoga» (Casa Asia Madrid. 3 abril –19 junio 2017) [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2013/10/bhagavad-gita1.jpg [2] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2017/08/Javier-Ruiz-Calderon.jpg [3] http://www.zubiri.net/?page_id=4284

[+]


'; $fincen=''; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Aclara tus dudas: ¿Por qué hay tantas escuelas con reglas muy rígidas?
Publicado el 8 Feb, 2018

En esta sección Javier Ruiz Calderón ofrece respuestas a nuestras dudas desde una visión de la tradición yóguica actualizada y crítica. Estás invitado a escribir a Javier a info@yogaenred.com planteando tus dudas o incertidumbres. [caption id="attachment_33842" align="aligncenter" width="605"] [1] (c) Can Stock Photo / Koldunov [2][/caption] Pregunta: «Si el fin del yoga es liberar de condicionamientos, ¿por qué hay tantas escuelas con reglas muy rígidas?» Respuesta: Según la tradición, la meta del yoga es la libertad absoluta, que no consiste en hacer lo que a uno le apetezca —eso sería ser esclavo de los propios deseos— sino en estar instalado en el desapego y la paz interior. Todos los maestros de yoga coinciden en que los apegos no se trascienden ni satisfaciéndolos ni reprimiéndolos, sino sublimándolos. Sublimar un apego significa irse «destetando» de él no solo a base de mera fuerza de voluntad sino también con la ayuda de las distintas prácticas de yoga que permiten ir controlando / aquietando la mente. De ese modo, los apegos van «madurando» y acaban cayendo como frutas en sazón. Solo una práctica prolongada, intensa e ininterrumpida puede acercar a este objetivo. Es decir: solo una enorme disciplina puede acercarnos a la libertad absoluta (moksha, kaivalya) que es el ideal del yoga. Pero no hay que confundir la imprescindible disciplina personal bajo una guía competente con el autoritarismo, la manipulación de los alumnos, la rigidez, la excesiva importancia concedida a los formalismos externos o el tradicionalismo que se ven en algunas escuelas: la práctica de yoga tiene que ser flexible, adaptarse a los tiempos, las sociedades y las personas. Pero también tenemos que evitar caer en el otro extremo: el de convertir el yoga en un objeto de consumo más que, en lugar de liberarnos individual y colectivamente, solo sirva para consolidar nuestra alienación individual y profundizar el desorden económico y social que está destruyendo el planeta.   [3]Javier Ruiz Calderón (Shánkara) es doctor en filosofía especializado en filosofías y religiones de la India. Lleva cuarenta años estudiando y practicando yoga, vedanta y meditación. Es profesor de esas materias, así como de hinduismo, sánscrito y canto védico, y ha publicado cinco libros sobre esos temas. Próximas actividades: «La salvación en la historia de las religiones» (Fundación Zubiri, Madrid; marzo – mayo 2017. Más información) [4]. «Teoría y práctica de la meditación. Veinte técnicas budistas y del yoga» (Casa Asia Madrid. Abril – junio 2017) [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2018/02/Escuelas-Yoga.jpg [2] https://www.canstockphoto.es [3] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2017/08/Javier-Ruiz-Calderon.jpg [4] http://www.zubiri.net/?page_id=4284

[+]


'; $fincen=''; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Aclara tus dudas: ¿Qué errores cometemos al usar los términos sánscritos del yoga?
Publicado el 25 Ene, 2018

En esta sección Javier Ruiz Calderón ofrece respuestas a nuestras dudas desde una visión de la tradición yóguica actualizada y crítica. Estás invitado a escribir a Javier a info@yogaenred.com planteando tus dudas o incertidumbres. [1] Pregunta: ¿Qué errores cometemos más frecuentemente al usar los términos sánscritos del yoga? Respuesta: Lo más frecuente es cambiar el acento, el género, no aspirar la h, pronunciar s cuando debería ser sh, etc. Para aprender de una vez por todas a decir bien las palabras y los mantras, etc. en sánscrito basta con hacer un cursillo introductorio de 10-15 horas. Mientras tanto, se puede estudiar y consultar el Diccionario de yoga de Villegas y Pujol, que soluciona muchas de las dudas. Y, para que dejéis ya de cometer los errores más graves, pongo a continuación una lista de las palabras que peor se suelen decir, tal como habría que pronunciarlas (aproximadamente) en castellano y con su artículo, para que se vea bien el género. Recordad que siempre hay que pronunciar las letras h, j (¡atención!), sh y w como en inglés. Aquí está la lista (podéis aprovechar para comproblar cómo lo habéis venido haciendo hasta ahora): el ahamkara, la ahimsa, el anáhata chakra, una árati, el héroe Árjuna, el ásana, el ásura, el buda Avalokitéshwara, la basti, la Bhágavad Guita, la bhakti, la bhástrika, el bráhmana, la buddhi, el chitta, la dhárana, la dhauti, el dhyana, la Gheranda Sámhita, los gunas, la Hatha(yoga) Pradípika, el dios Íshwara, el kárana sharira, los karméndriyas, los Káuravas, los koshas (ánnamaya, pránamaya, manómaya, vijñánamaya y anándamaya), el kapha (kap+ha, no «kafa», como en hindi), la káruna, la kriyá, el kúmbhaka, la Kúndalini, el Mahabhárata, el mádhyamaka, la mala (rosario), el mánana, el mándala, la mudra, las nadis (la idá, la píngala, la sushumna), el nadishódhana, la nauli, la neti, el nididhyásana, el níyama, los Pándavas, la páramita, la diosa Párvati, el sabio Patáñjali, la prajña, la prákriti, la puja, el púraka, el púrusha, el raja yoga, el Ramáyana, el demonio Rávana, el réchaka, el rupa, la sádhana, la diosa Saráswati, el shalabhásana, el shámatha, el shavásana, el shirsásana, el shrávana, el Shrímad Bhágavata Purana, la shúnyata, la siddhi, el trátaka, el Tripítaka, la ujjayi, la úpanishad, la vásana, el vedanta, el vínaya, la viparita-kárani mudra, la vipássana (en lengua pali), el yoga, la yoganidra, la yóguini. ¿Qué tal? [2]Javier Ruiz Calderón (Shánkara) es doctor en filosofía especializado en filosofías y religiones de la India. Lleva cuarenta años estudiando y practicando yoga, vedanta y meditación. Es profesor de esas materias, así como de hinduismo, budismo, sánscrito y canto védico. Próximas actividades: Curso «Estudio de las escrituras del yoga y el vedanta» (Madrid, desde el 27 de enero de 2017. Información: www.ashtanga-yoga-alcobendas.es [3] ). Presentación del Diccionario del yoga de L. Villegas y Ó. Pujol (Centro Casaasia Madrid, 31 de enero de 2017. Información: www.casaasia.es/actividad/detalle/219515-presentacion-el-diccionario-del-yoga-historia-practica-filosofia-y-mantras [4]). [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2014/01/sanscrito.jpg [2] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2017/08/Javier-Ruiz-Calderon.jpg [3] http://www.ashtanga-yoga-alcobendas.es/ [4] http://www.casaasia.es/actividad/detalle/219515-presentacion-el-diccionario-del-yoga-historia-practica-filosofia-y-mantras

[+]


'; $fincen=''; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Aclara tus dudas: ¿Es posible trascender el ego?
Publicado el 18 Ene, 2018

En esta sección Javier Ruiz Calderón ofrece respuestas a nuestras dudas desde una visión de la tradición yóguica actualizada y crítica. Estás invitado a escribir a Javier a info@yogaenred.com planteando tus dudas o incertidumbres. [caption id="attachment_33483" align="aligncenter" width="605"] [1] (c) Can Stock Photo / GeorgeDolgikh [2][/caption] Pregunta: ¿Es posible trascender el ego? Respuesta: Depende de lo que se entienda por ego. En un sentido neutro o funcional el ego es la idea de un yo individual, que es imprescindible para la vida humana. Pero en un sentido negativo, el ego es la idea de un yo individual separado del resto de las cosas. Esa idea de separación es el origen de todas las negatividades que nos impiden vivir con plenitud: el apego, el odio y la ira excesivos, el miedo patológico, la codicia, el egoísmo, etc. El objetivo final del yoga es trascender ese ego negativo mediante el conocimiento de nuestra verdadera naturaleza infinita o divina. Según la tradición, eso se puede conseguir, aunque es muy difícil, y contamos con el testimonio de la vida de los grandes yoguis, como Ramakrishna, Rámana Maharshi, Swami Shivananda o Amma, en los que resplandece esta plenitud vital. Pero no hay que quemar etapas, y antes de trascender el «yo» hay que tener uno. Los niños son «heterónomos»: hacen lo que les dicen sus padres. Los adolescentes, «sociónomos»: actúan como esperan sus amigos. Los adultos tienen que llegar a ser «autónomos»: libres e independientes. El yoga puede ayudarnos primero a tener un yo fuerte, maduro y autónomo, y después a volverlo cada vez más amplio y profundo hasta trascenderlo o transfigurarlo alcanzando un estado «transpersonal» de armonía con todas las cosas y todos los seres. Si no crees que sea posible llegar a ese estado de plenitud total, no te preocupes: cualquier mínimo paso que demos en esa dirección hará que en nuestra vida —y, por consiguiente, en la de los que nos rodean— haya más paz, libertad y amor. Porque la «liberación» no es un hipotético estado futuro, sino ese Presente infinito que se va revelando más y más en nosotros cada vez que hacemos un ásana o un vinyasa, recitamos un mantra… o le sonreímos a alguien. [3]Javier Ruiz Calderón (Shánkara) es doctor en filosofía especializado en filosofías y religiones de la India. Lleva cuarenta años estudiando y practicando yoga, vedanta y meditación. Es profesor de esas materias, así como de hinduismo, budismo, sánscrito y canto védico. Próximas actividades: Curso «Estudio de las escrituras del yoga y el vedanta» (Madrid, desde el 27 de enero de 2017. Información: www.ashtanga-yoga-alcobendas.es [4] ). Presentación del Diccionario del yoga de L. Villegas y Ó. Pujol (Centro Casaasia Madrid, 31 de enero de 2017. Información: www.casaasia.es/actividad/detalle/219515-presentacion-el-diccionario-del-yoga-historia-practica-filosofia-y-mantras [5]). [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2018/01/practicar_Hombre_mujer.jpg [2] https://www.canstockphoto.es [3] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2017/08/Javier-Ruiz-Calderon.jpg [4] http://www.ashtanga-yoga-alcobendas.es/ [5] http://www.casaasia.es/actividad/detalle/219515-presentacion-el-diccionario-del-yoga-historia-practica-filosofia-y-mantras

[+]


'; $fincen=''; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Aclara tus dudas: «¿Qué es exactamente el pranayama y qué no?»
Publicado el 10 Ene, 2018

En esta sección Javier Ruiz Calderón ofrece respuestas a nuestras dudas desde una visión de la tradición yóguica actualizada y crítica. Estás invitado a escribir a Javier a info@yogaenred.com planteando tus dudas o incertidumbres. [1] Pregunta: «¿Qué es exactamente el pranayama y qué no?» Respuesta: Según Patáñjali, el objetivo del yoga es el aquietamiento de la mente (Yogasutras 2.1). Como la experiencia demuestra que el movimiento de la respiración y el de la mente se influyen mutuamente, el control de la respiración (pranayama) se utiliza como un medio para facilitar la concentración mental (dhárana; 2.53) y así avanzar hacia la meta del yoga: la emancipación (kaivalya). Según los textos clásicos del hatha yoga, el objetivo de esa técnica es el mismo: aquietar la respiración para aquietar la mente (Hatha Pradípika 2.2); pero profundizan mucho más en la ciencia del pranayama y elaboran diferentes métodos de control de la respiración con objetivos específicos, como purificar las nadis (canales sutiles), cargarse de prana (fuerza vital) y equilibrar su circulación, despertar los plexos sutiles (chakras) y la energía interna (Kúndalini) y, en último término, alcanzar la absorción mental o samadhi y la liberación. En el yoga moderno, la meta ya no suele ser alcanzar la completa liberación espiritual sino tan solo mejorar nuestro estado psicofísico general. Para ello se retoman los pranayamas tradicionales adaptándolos a las necesidades actuales y se crean otros nuevos teniendo en cuenta los avances de la ciencia y toda la experiencia adquirida en distintas formas de trabajo corporal en los últimos cien años. En consecuencia, solo se puede llamar pranayama a cualquier práctica de control de la respiración que se realice en el contexto de la práctica de yoga —tradicional o moderno— con la finalidad de controlar la mente y poder vivir así más libre y plenamente.   [2]Javier Ruiz Calderón (Shánkara) es doctor en filosofía especializado en filosofías y religiones de la India. Lleva casi cuarenta años estudiando y practicando yoga, vedanta y meditación. Es profesor de esas materias, así como de hinduismo, budismo, sánscrito y canto védico. Próximas actividades: Curso «Estudio de las escrituras del yoga y el vedanta» (Madrid, desde el 27 de enero de 2017. Información: www.ashtanga-yoga-alcobendas.es [3]). Presentación del Diccionario del yoga de L. Villegas y Ó. Pujol (Centro Casaasia Madrid, 31 de enero de 2017. Información: www.casaasia.es/actividad/detalle/219515-presentacion-el-diccionario-del-yoga-historia-practica-filosofia-y-mantras [4]). [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2016/03/Pranayama.jpg [2] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2017/08/Javier-Ruiz-Calderon.jpg [3] http://www.ashtanga-yoga-alcobendas.es/ [4] http://www.casaasia.es/actividad/detalle/219515-presentacion-el-diccionario-del-yoga-historia-practica-filosofia-y-mantras

[+]


'; $fincen=''; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Aclara tus dudas: «¿Cuánto tiempo conviene dedicar a la meditación?»
Publicado el 4 Ene, 2018

En esta sección Javier Ruiz Calderón ofrece respuestas a nuestras dudas desde una visión de la tradición yóguica actualizada y crítica. Estás invitado a escribir a Javier a info@yogaenred.com planteando tus dudas o incertidumbres. [1] Pregunta: «¿Cuánto tiempo conviene dedicar a la meditación?» Respuesta: Una vez le pregunté eso a mi primer maestro, Swami Krishnananda (del Shivananda Áshram de Rishikesh), y me respondió: «El máximo posible». La respuesta depende de para qué medite o haga yoga cada uno. Voy a responder suponiendo que el lector practica yoga en serio. En el fondo, todas las técnicas del yoga son distintas formas de meditación (y si no lo son, no son yoga). Como dicen los Yogasutras, la práctica «se consolida cuando es prolongada, continua y cuidadosa» (1.13). Para llegar lejos en la práctica de yoga, esta debe ser continua; es decir: tiene que llegar un momento en que estemos meditando todo el día, desde que nos despertemos por la mañana hasta que nos acostemos por la noche. Alcanzado este nivel de práctica consciente, esta prosigue automáticamente durante el sueño. Es evidente que es muy difícil llegar a este nivel; pero no es imposible, y merece la pena intentarlo. Podemos ir aumentando gradualmente el tiempo que dediquemos a la práctica formal de ásanas, pranayama, meditación, bhajans, servicio desinteresado, etc., hasta llegar al «máximo posible» que nos permitan nuestras circunstancias laborales, familiares, etc. Además podemos realizar retiros periódicos de práctica intensiva, en los que suelen producirse progresos significativos. Y, en todos los momentos que no podamos dedicar a la práctica formal, habría que intentar mantener una actitud yóguica o meditativa —repitiendo un mantra, observando la respiración, afirmando nuestra identidad con lo Absoluto, etc.— hasta que el yoga se apodere de nosotros e impregne todos los aspectos de nuestra vida. Esto es lo que se llama el «yoga de la acción» o karma yoga: la realización de nuestras acciones cotidianas con una actitud contemplativa y desapegada. Porque el auténtico yoga no es solo algo que se hace unas horas cada día sino, sobre todo, una forma de vivir. [2]Javier Ruiz Calderón (Shánkara) es doctor en filosofía especializado en filosofías y religiones de la India. Lleva casi cuarenta años estudiando y practicando yoga, vedanta y meditación. Es profesor de esas materias, así como de hinduismo, budismo, sánscrito y canto védico. Próximas actividades: Curso «Estudio de las escrituras del yoga y el vedanta» (Madrid, desde el 27 de enero de 2017. Información: www.ashtanga-yoga-alcobendas.es [3] ). Presentación del Diccionario del yoga de L. Villegas y Ó. Pujol (Centro Casaasia Madrid, 31 de enero de 2017. Información: www.casaasia.es/actividad/detalle/219515-presentacion-el-diccionario-del-yoga-historia-practica-filosofia-y-mantras [4] ).   [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2018/01/Meditacion.jpeg [2] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2017/08/Javier-Ruiz-Calderon.jpg [3] http://www.ashtanga-yoga-alcobendas.es/ [4] http://www.casaasia.es/actividad/detalle/219515-presentacion-el-diccionario-del-yoga-historia-practica-filosofia-y-mantras

[+]


'; $fincen=''; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Aclara tus dudas: «¿El desapego no nos vuelve distantes, indiferentes, egoístas?»
Publicado el 28 Dic, 2017

En esta sección Javier Ruiz Calderón ofrece respuestas a nuestras dudas desde una visión de la tradición yóguica actualizada y crítica. Estás invitado a escribir a Javier a info@yogaenred.com planteando tus dudas o incertidumbres. [caption id="attachment_33212" align="aligncenter" width="605"] [1] (c) Can Stock Photo / fizkes [2][/caption] Pregunta: «¿El desapego no nos vuelve distantes, indiferentes, egoístas?» Respuesta: El apego que se aspira a superar mediante el yoga (y la práctica espiritual en general) es el deseo compulsivo, la adicción. El amor y el deseo son necesarios para la vida: si no deseáramos no haríamos nada. Lo malo es el deseo excesivo, que nos esclaviza y nos hace sufrir innecesariamente. La causa de ese deseo excesivo o apego es la idea errónea de que somos seres limitados, imperfectos, y que para ser felices necesitamos compensar esa carencia poseyendo o disfrutando de determinados objetos, personas, circunstancias, etc. Si creemos que nuestra felicidad depende de algo exterior a nosotros, nos apegaremos (o «engancharemos») a eso, nos volveremos dependientes de ello y perderemos nuestra paz interior y nuestra cordura. La práctica del yoga nos permite descubrir que la Plenitud ya está en nosotros y, en consecuencia, nos libera de toda dependencia exterior, lo que nos permite vivir con ecuanimidad y disfrutar de las cosas sin ser sus esclavos. Y, cuando se está en paz interiormente, las barreras que nos separan de los demás se relajan y somos más capaces de empatizar con ellos, de sentir amor y compasión por los demás seres. Por eso, el verdadero desapego no nos aleja de los demás sino que, al contrario, nos acerca a ellos y nos permite relacionarnos y amar más profunda y maduramente. [3]Javier Ruiz Calderón (Shánkara) es doctor en filosofía especializado en filosofías y religiones de la India. Lleva casi cuarenta años estudiando y practicando yoga, vedanta y meditación. Es profesor de esas materias, así como de hinduismo, budismo, sánscrito y canto védico. Presentación del «Diccionario del yoga» de L. Villegas y Ó. Pujol (Centro Casaasia Madrid, 31 de enero de 2017 Curso: "Estudio de las escrituras del yoga y el vedanta". Yogasutras, Bhágavadguita, Úpanishads, Brahmasutras, Vivekachudámani. Impartido por Javier Ruiz Calderón (Shánkara). Un sábado intensivo al mes durante tres años. Desde el 27 de enero de 2018. Información e inscripción: http://www.ashtanga-yoga-alcobendas.es [4] [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2017/12/Apego_Yoga.jpg [2] https://www.canstockphoto.es [3] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2017/08/Javier-Ruiz-Calderon.jpg [4] http://www.ashtanga-yoga-alcobendas.es/

[+]