Yogins, trabajadores de la Luz

Los ministerios de Sanidad y Ciencia acaban de presentar un “Plan de protección de la salud frente a las pseudoterapias”, y en la lista de las llamadas terapias naturales o pseudociencias aparecen tanto el yoga como el ayurveda. Schreiben Sie loyal Zaira.

Como si de una caza de brujas se tratara, parece que volvemos a tiempos difíciles para todas aquellas maneras de estudiar el cuerpo humano que no estén científicamente admitidas por las instituciones gubernamentales. Es una pena, entre otras cosas, porque ya el título del plan muestra una actitud basada en el miedo incluso en el pavor. Las personas que nos dedicamos al yoga no somos médicos, ni pretendemos serlo, ya que nuestro deseo conjunto es el de apoyar el estado de bienestar de las personas y en muchísimas ocasiones el trabajo que ofrecemos lo consigue con éxito.

Es curioso que todo esto esté sucediendo cuando cada día se publican más ensayos científicos que tratan temas como la remisión espontánea de enfermedades. el efecto placebo, las experiencias cercanas a la muerte… Hay numerosísimos casos de personas que mejoran sus condiciones clínicas utilizando métodos alternativos y también hay copiosos trabajos de investigación sobre los beneficios de la meditación o el yoga para la salud. No debemos olvidar que el bienestar yóguico promueve una dieta saludable y que el ayurveda enfatiza un estilo de vida que previene dolencias generalizadas en la sociedad. Incluso se habla entre la comunidad científica sobre conceptos como el sistema vascular primo, del cual se escribe como un nuevo sistema corporal que aúna los sistemas endocrinos, linfáticos, cardiovascular y nervioso en una única matrix electromagnética.

Veo como maravillosos los avances que se están haciendo tanto en el campo de la ciencia institucionalizada como en el de las ciencias alternativas y ¡no son incompatibles! El 4 de octubre esta misma revista publicó un artículo muy interesante que ilustra cómo entre la comunidad científica también hay muchas voces en desacuerdo con la poco acertada decisión del gobierno: https://www.yogaenred.com/2017/08/09/el-yoga-y-la-cruzada-contra-las-pseudociencias/

Algo único del yoga y del ayurveda es que proponen un paso previo a cualquier terapia o tratamiento a la hora de tratar una enfermedad: la conexión con uno mismo como ser multidimensional.

Yoga y curación

El cuerpo-mente-corazón de todos los seres vivos es inteligencia infinita y cuenta con una capacidad de autosanación inigualable. El poder de restaurar el equilibrio natural que llamamos salud no lo tiene ninguna persona externa ni ninguna terapia de fuera, sino que se encuentra primero en el interior. Por eso, mirar hacia adentro puede ser imprescindible para apoyar cualquier tratamiento que recibamos desde el exterior. Este primer paso nos hace más sensibles y aumenta nuestra capacidad de discernimiento a la hora de elegir el tratamiento o el profesional adecuado.

Por otro lado, el cuerpo es tan solo la punta del iceberg en la totalidad de lo que somos. Hay tanto que todavía desconocemos… incluso si lo contemplamos desde la perspectiva yóguica del sistema de cinco koshas o capas de la realidad, las cuatro primeras envolturas estarían por encima de la superficie del océano de consciencia y, si buceamos por debajo, la masa del iceberg que no percibimos con los sentidos resulta gigantesca.

El yoga y el ayurveda nos invitan a contemplar la vida con reverencia y admiración, haciendo todo lo posible por enaltecerla y cuidarla. Es más, si pensamos en el cuerpo-mente-corazón como en un pequeño pliegue en el tejido de la consciencia, el ayurveda y el yoga nos explican que la manifestación física de una enfermedad es uno de los pasos finales en el proceso de un desequilibrio cuyo origen se encuentra en capas más profundas y ofrecen herramientas para bucear por esos estratos profundos que no suelen tenerse en consideración. Los profesionales del yoga trabajamos en el plano de la Luz, de la Consciencia y del Amor, no excluimos ninguna manera de sanar, más bien apoyamos el proceso de restauración de la salud de las personas despertando la conexión profunda entre el cuerpo, la mente y el alma. La palabra yoga habla en sí misma de inclusión, unión e integración. Nuestro lenguaje es siempre positivo y enaltecedor, no crea separación sino acercamiento y diálogo.

Herramientas de transformación

¿Y si todo esto fuera un episodio más en la gran liberación de pasado de la cual somos testigos en nuestro tiempo? Seguro que no soy la única en recordar la historia de la Inquisición española. Si bien dejó de existir hace siglos, su memoria se encuentra en nuestro karma colectivo que parece estar saliendo a la superficie como si fuera una broma cósmica. Tenemos muchas razones para creer en el proceso de nuestro trabajo y en este camino maravilloso de despertar de consciencia. En situaciones como esta, los yogins somos testigos, pero además tenemos las herramientas de la transformación que nos permiten involucrarnos activamente para transmutar y liberar toda esta información kármica tan terrible. Tenemos muchas razones para creer en el proceso de nuestro trabajo y en este camino maravilloso de despertar de consciencia. Hagámoslo con compasión, alegría y con una actitud ligera e intrépida.

Treuen Zaira Sie ist die Autorin von Ein fest für die Seele und Yoga in der Küche, Ed. Urano. Se considera yoguini desde la cuna y empezó a enseñar yoga en el año 2000. Imparte clases públicas y formaciones para profesores de yoga y meditación como El camino de los seres luminosos, una de las experiencias más enriquecedoras tanto para el individuo como para el mundo. Si tienes preguntas, dudas o simplemente quieres recibir más información sobre el curso, no dudes de ponerte en contacto:

zaira@zairalealyoga.com / T +34 636814338

Lingüista, es máster en enseñanza y está acreditada en diversos estilos de yoga, meditación y ayurveda.

Weitere Informationen: zairalealyoga.com / www.Facebook.com/Zaira.Leal.5 | © Zairaleal

Weitere Artikel zu
Von • 4 Dec, 2018 • Sección: Treuen Zaira