Nutrición para yoguis: recetas con proteínas

Las proteínas proporcionan el material necesario para el crecimiento y la reparación de las células y los tejidos. Como el cuerpo precisa continuas renovaciones, el suministro de proteínas debe ser constante. Este artículo está basado en la Recetas favoritas de los Centros Sivananda.

Foto de Comida creado por timolina – www.freepik.es

Las proteínas se componen de 22 «bloques de construcción» llamados aminoácidos. Las fuentes más comunes de proteínas vegetales son las legumbres, pero las nueces, las semillas y el queso también las contienen en porcentajes elevados. Las legumbres combinadas con los cereales constituyen la base de una dieta vegetariana.

Judías blancas con calabacín y hierbas

Las judias blancas, realzadas por el gusto delicado del curry y del hinojo, se compementan con tiras crujientes de calabacín.

Ingredientes para 4-6 personas:

  • – 450 g de judías blancas romojadas
  • – 1 l de agua
  • – 25 g de mantequilla o margarina
  • – 1 cucharada de curry en polvo
  • – 1 cabezuela grande de hinojo picada
  • – 2 cucharadas de aceite de oliva
  • – Zumo de 1/2 limón
  • – Sal y pimienta
  • – 1 calabacín
  • – 3 cucharadas de perejil fresco picado
  • – 3 cucharadas de eneldo fresco picado

Preparación:

  1. Escurrir las judías, ponerlas en una cazuela y cubrirlas con el agua. Llevar a ebullición. Bajar el fuego, tapar y cocer a fuego lento durante 1 hora o hora y media, hasta que se ablanden. Calentar la mitad de la mantequilla o margarina en una cacerola grande, echar el curry y saltear el hinojo a fuego medio hasta que quede transparente. Escurrir las judías y agregarlas. Cubrir y cocer a guego muy lento durante 10 minutos. Sazonar las judías con el aceite de oliva y el zumo de limón, salpimentar al gusto y disponerlas en una fuente de servicio.
  2. Cortar el calabación en tiras largas. Calentar la mantequilla o margarina restante en una sartén, añadir el calabacín el perejil y el eneldo y saltear suavemente a fuego medio, removiendo a menudo y cuidando de no romper el calabacín, hasta que se doren unas cuantas tiras. Deben quedar algo blandas, pero consistentes. Guarnecer las judías con el calabacín y servir.

Dal al estilo tradicional hindú

Confundido a menudo con una sopa, el dal, servido sobre arroz y/o con chapatis, constituye la comida más común en el norte de la India. Para una comida sencilla, sírvelo con arroz, yogur o verduras. Para un festín, añade raita (salsa de yogur con pepino o remolacha) y chapatis (tortas de pan casero). Para conseguir un dal más aromático, agrega canela en rama y/o 5 ó 6 clavos mientras se cuece. No hace falta poner el dal en remojo, pero es una opción para reducir las posibles flatulencias que generan las legumbres. Sala al final para no ralentizar el proceso de cocción.

Ingredientes para 4 ó 5 personas:

  • – 200 gr de lentejas rojas o cualquier otra variedad de lentejas
  • – 2 tomates troceados
  • – 4 cucharadas de cilantro fresco picado
  • – 2 cucharaditas de cilantro en polvo
  • – 1 cucharadita de semillas de mostaza
  • – 1 cucharadita de semillas de comino o de hinojo
  • – 1 cucharadita de cúrcuma
  • – 1 hoja de laurel
  • – 1-2 cucharadas de ghee, mantequilla o aceite
  • – 750 ml de agua
  • – 1 cucharadita de sal
  • – ½ -1 cucharada de zumo de limón (opcional)

Preparación:

  1. Poner en una cazuela las lentejas, el agua, la cúrcuma y el laurel. Cocer a fuego lento 15-20 minutos, hasta que se ablanden las lentejas.
  2. Mientras, calentar el ghee, la mantequilla o el aceite en una sartén de fondo grueso. Añadir la mostaza y el comino o el hinojo y freir a fuego rápido hasta que “salten”.
  3. Agregar el cilantro en polvo y los tomates, cocer 5 minutos más e incorporar esta mezcla a las lentejas cocidas. Añadir más agua si la mezcla estuviera demasiado espesa o cocer más tiempo para espesarla, según gustos. Agregar la sal y el zumo de limón, si se usa. Echar el cilantro fresco y servir enseguida.

El libro de Yoga y cocina de los Centros de Yoga Sivananda

Integra la mejor oferta culinaria de los Centros de Yoga Sivananda de todo el mundo. Recetas vegetarianas deliciosas, ligeras y fáciles de digerir para armonizar tu cuerpo, la mente y el espíritu.

En este libro encontrarás más de 170 recetas que siguen los probados y demostrados principios de la dieta yóguica, que consisten principalmente en cereales, legumbres, frutas, verduras, frutos secos, semillas y lácteos. Disfrutarás las deliciosas recetas mientras aprendes los principios nutricionales del yoga. Comprobarás qué fácil es llevar una alimentación sana y mantenerte en buena forma física y mental.

Otros artículos sobre ,
Por • 6 Nov, 2020 • Sección: Nutrición, Salud