Sou paz, sou amor, sou poder, sou uma mulher: a mensagem do movimento global de vestimenta

El yoga es un camino de despertar del Ser, tanto si está encarnado en un cuerpo de hombre como de mujer y así lo entienden Carola Solís y Christine McArdle, impulsoras de un maravilloso movimiento por la sanación y liberación de la mujer que comenzó en Perú llamado The Global Dress Movement o El movimiento global del vestido. Escreve Zaira Leal.

Christine McArdle Oquendo y Carola Solís

Ha pasado un año desde el 8 de marzo de 2018, aquel día increíble que marcó un antes y un después en el despertar de lo femenino. En más de ciento veinte ciudades las mujeres nos unimos para marchar por la igualdad de género y situando a España a la vanguardia del feminismo global.

La iniciativa de The Global Dress Movement o El movimiento global del vestido nació en Lima en 2016 cuando Carola, fotógrafa y reconocida diseñadora peruana, recibió una invitación a un grupo de Facebook llamado “Ni una menos” donde leyó algunos de los miles de testimonios de mujeres que habían sido víctimas de la violencia machista. El sufrimiento y el dolor de los testimonios ponían en evidencia una realidad soterrada y se sintió sobrecogida de tal manera que decidió participar en la marcha #niunamenos contra la violencia de género y que había sido anunciada para semanas después. Al tratar de decidir qué iba a ponerse es día, Carola descubrió que ninguno de los vestidos que ella misma había diseñado tenía sentido para la ocasión. Así, una de esas noches la inspiración le llevó a escribir “Soy paz, soy amor, soy poder, soy mujer”, que es lo que ella siente que es la verdadera esencia de mujer y de todo ser humano independientemente de las circunstancias que le haya tocado vivir porque el sufrimiento y las heridas no son la esencia de lo que somos. El mensaje que brotó de su corazón en el proceso de creación del vestido quedó impreso en el tejido de la prenda que está dando la vuelta al mundo. De esta manera busca apoyar la transformación del conjunto de todas las mujeres, una de las motivaciones más importantes tanto de su vida personal como profesional.

La ropa que nos identifica

The Global Dress Movement se nutre de la autenticidad del camino espiritual y del yoga. En 2017 Carola conoció a Christine, maestra de yoga y directora de la escuela Om Shree Om yoga para niños. Desde el primer momento ambas sintieron una alianza profunda como hermanas y como impulsoras del proceso de transformación femenina que es el movimiento. Su intención es la de promover la sanación del ser humano, por un lado, a través de la educación pues el papel de las mujeres más afortunadas es el de educar a las mujeres que sufren en sus derechos y deberes, en el respeto y la paz. Para ello se sirven, entre otras cosas, de las herramientas yóguicas de la meditación o la práctica física. Por otro lado, la apertura de consciencia sucede utilizando la ropa como instrumento para el cambio. La ropa es un aspecto elemental de nuestras vidas y debemos preguntarnos de qué nos vestimos, qué mensaje emite lo que nos ponemos sobre el cuerpo cada día o cómo nos cubrimos o nos ocultamos debajo de las prendas que usamos. El concepto es muy tántrico en sí mismo pues remite a la idea de que la materia es consciencia, que tiene significado, que nos habla de muchas cosas y podemos utilizarla desde la luz o desde la ignorancia.

A través del vestido y de la práctica del yoga The Global Dress Movement ofrece la oportunidad de llegar al entendimiento de quiénes somos. Hay mucho trabajo que hacer en el mundo de la igualdad de género y de la sanación de nuestras heridas femeninas, que no son sólo de las mujeres sino también de los hombres. Carola comentaba cómo en Perú todavía hay mucha ira, rabia y agresividad en el sentir de las mujeres, pero que juntas podemos dar un paso más. Es posible transformar el dolor y empezar a vivir más allá del sufrimiento. Una mujer no es su herida, es mucho más; la herida forma parte de una y deja sus cicatrices, pero nuestra esencia es el amor más poderoso y sanador, el amor del Ser, alegre, luminoso y creador. La mujer se siente todavía muy frágil, desempoderada y expuesta, pero cada día somos más las mujeres y hombres que estamos promoviendo una profunda transformación en la sociedad del planeta entero. Es un privilegio ser testigos de este proceso de evolución hacia la igualdad, hacia la convivencia pacífica y hacia el respeto auténtico. Sigamos caminando juntos, con confianza y valentía, que no nos desanimen los contratiempos y que las tragedias no nos hagan caer de nuevo en los patrones del miedo. Estamos en un momento evolutivo sin precedentes, vivamos desde la paz, el amor, el poder interior y la feminidad.

Cuando hablo con Carola y Christine sobre su iniciativa siento su fuerza y su dulzura, el aplomo de su presencia como pilares de luz que guían e iluminan el camino de tantos. Siempre pienso que todas las personas que andamos por este camino somos activistas yóguicos, así que si quieres conocer más sobre el proyecto te animo a que te dirijas a su Facebook https://www.facebook.com/theglobaldressmovement/ e Instagram. Síguelo, comprométete y vístete con corazones y frases que te recuerden quién eres auténticamente.

Zaira leal Ela é a autora de Um banquete para a alma e Yoga na cozinha, Ed. Urano. Imparte clases públicas y formaciones para profesores de yoga y meditación como El camino de los seres luminosos.

zaira@zairalealyoga.com/ T + 34 636814338
Linguista, é mestre em educação e é credenciado em diferentes estilos de yoga, meditação e ayurveda.
Mais informações: zairalealyoga.com / www.Facebook.com/Zaira.leal.5 | © zairaleal

Outros artigos sobre
Por • 5 Mar, 2019 • Sección: Assinaturas, Zaira leal