Radikale Einfachheit: wie viel ist genug?

Satt bedeutet nicht, unfreiwillige Armut, sondern zu entdecken, wer du wirklich bist und dass Sie brauchen.

Zen

Es hatte gerade einen Rückzug in den Norden Indiens von drei Wochen hinter sich; Nachdem er in der absoluten Stille habe, die ich beschlossen, an einem Kiosk auf der Straße sitzen, und einen Westler, die gerade in Indien angekommen und durchdacht zu Fuß an mich heran.

Dieser Mann habe ich angefangen zu sprechen über Ihre Beziehung zu Geld und wie er finanziellen Unabhängigkeit erreicht hatten, während seine Frau ihn betrogen, Partner führte ihn vor dem Bankrott und Kunden denunzierten ihn. Es war ein berühmter Chirurg. Habe Pflicht sowohl auf andere, ohne etwas kriminell, getan die an einem Punkt zu entscheiden, ob er fuhr fort zu arbeiten, um weiterhin unmöglich Hypothekenbanken zu zahlen hatte oder wenn ich ein anderes Leben, ohne formal betrachten wollte arbeiten aber, die ich hatte genug für ihn.

Dieses Augenchirurg schließlich beschlossen, es alle Arbeit zu verkaufen und nur mit Organisationen, die ihre Dienste sofort benötigen. Jetzt ist die Herausforderung seines Lebens zu Fuß leben.

Die Millionen-Dollar-Frage

Gelegentlich wird man in ein Kloster ein Refugium der Stille. Mahlzeiten sind streng und serviert von den Mönchen. Die große Landstriche rund um die Straße haben keine Hürden, die sie zu begrenzen. Es gibt winzige Kapellen gibt es wenige Wesen. Jedes Zimmer hat ein kleines Bett von mittelalterlichen Carving, einen Schreibtisch, einen Stuhl und kein wi-Fi und Licht funktioniert nicht immer. Motto: Stille, Ruhe und leere.

Unwichtig, ob das Kloster hier oder in Indien. Im Ruhestand Sie sich Fragen: wenn er könnte müssen viel aufhören und nur mit genug bleiben, wäre glücklich? Die Antwort ist ja.

Durch meine Arbeit spreche ich vielen Menschen von ihren Leiden; persönlichen Wirtschaft ist eine der größten Quellen des Schmerzes. Obwohl viele wach genug Umschlag wo und wie Dinge entstehen, sind nur wenige der Millionen-Dollar-Frage gemacht: Wie viel ist genug?

Muchas de estas personas son incluso activistas, se dedican a trabajar contra las desigualdades, guerra o pobreza… Pero la locura más loca es que nuestra cultura de consumo también consume pobreza. Todas estas personas me reconocen en privado que nunca se han preguntado: ¿Cuánto es suficiente? ¿Cuántas guerras tenemos que ver para que sean suficientes? ¿Cuántos suicidios más tiene que haber para cuestionarnos el derecho pleno a una vivienda?

Todos nosotros podríamos aquí y ahora confesar nuestros “inconfesables lujos”, desde la timidez a la culpa dolorosa.

Desde mi experiencia y a través de esas relaciones, he observado algunas cualidades que pocos, muy pocos, tienen en relación a lo que “es suficiente” en sus vidas:

  • Conocen el propósito sentido de su vida, aquello que es más grande que su deseo y el nacimiento de otro deseo. Los deseos son inacabables, después de uno nace el otro. Un propósito sentido de la vida, por el contrario, regula las necesidades reales frente a los caprichitos o lujos preferenciales. Dirigen la atención a esos propósitos que realmente sirven como misión.
  • Saben en todo momento lo que tienen. Saben de dónde viene y a dónde va su dinero. Tienen el flujo de sus finanzas claro, con precisión y atención. Si tú no sabes cuánto tienes en cada momento, nunca sabrás si tienes lo suficiente.
  • Tienen un patrón interno fuerte de lo que son. Su sentimiento de “basta” no se basa en lo que tienen sus vecinos, o en lo que su familia espera de ellos: se mantienen fieles a sí mismos. Cada vez que tienen que comprar algo miran hacia adentro y ven si ese algo les hará realmente feliz, o es algo más para el armario, para acumular, olvidar y finalmente tirar.
  • Poseen un sentido de responsabilidad hacia el mundo, un sentido profundo de cómo es su vida y qué opciones encajan en el puzle y cuáles no.

Los modelos y teorías económicas que prevalecieron a lo largo del siglo XX han caído. Los economistas se apresuran a ofrecer soluciones catastrofistas mientras la gente lo pierde todo. Sin embargo, gran parte del mal había sido previsto años atrás por E. F. Schumacher, quien propuso una teoría de la “economía budista”.

Schumacher fue uno de los primeros en sostener que la producción económica era demasiado derrochadora con el medio ambiente y con los recursos no renovables. Pero aún más que eso, vio hace décadas cómo la producción y el consumo caerían, ya que la base de la economía moderna es insostenible. Criticó a los responsables políticos por medir el éxito económico en el crecimiento del PIB independientemente de cómo se produce ese crecimiento y a quiénes beneficia.

Schumacher sostuvo que la economía debe existir para servir a las necesidades de las personas, pero en una economía materialista las personas existen para servir a la economía. El trabajo es algo más que la producción, tiene el valor psicológico y espiritual… y como tal debe de ser respetado.

Era 1973, cuando “economía budista” y otros pequeños ensayos se publicaron en su obra “lo pequeño es hermoso”, promovió la idea de “enoughness” o ¿cuánto es suficiente? Desde una perspectiva budista, hay mucho más que sostener una economía que para aliviar los deseos, ya que la adquisición de cosas no nos hará más felices.

A partir de estas reflexiones, en las formaciones de Mindfulness incluyo un compromiso que puede ayudar a las personas a buscar la paz y a contentarse con lo que tienen y lo que necesitan, sin mayor deseo. El compromiso es descubrir cuánto es suficiente para ti, para ser realmente auténtico contigo y consumir solo eso y nada más. También se incluye el compromiso de procurar que todo el mundo tenga lo necesario para prosperar y acceder a lo más elemental. A través de este ajuste comprometido, la justicia social está incluida en tu atención plena, y eres parte de la sanación del mundo.

Saber cuánto necesitas, o hasta cuánto, o desde cuándo, es algo precioso que descubrir a través de un proceso auténtico de ver la vida verdadera con compasión plena.

Por Koncha Pinós- Pey Ph. D, www.estudioscontemplativos.com

estudiosContemplativos


Hat Ihnen dieser Artikel gefallen?

Abonnieren Sie unseren RSS damit Sie nichts verpassen

Weitere Artikel zu , , ,
Von • 15. April 2013 • Abschnitt: Allgemeine