OM, la grandeza del sonido

Lo cantamos cada mañana y cada atardecer cuando meditamos, acompaña a casi todos los mantras, nos recuerda lo que somos cuando caminamos. En este mantra se encuentra la sabiduría de los Vedas. De la mano del Centro de Yoga Sivananda de Madrid nos introducimos en la grandeza de OM en las próximas semanas, siguiendo la reflexión y la palabra de Swami Sivananda.

Adoraciones a OM.

Saludos a OM.

Postraciones a OM.

Devoción a OM.

Gloria a OM.

Victoria a OM.

Hosanna a OM.

Salve a OM.

OM es el monosílabo sagrado.

Es la letra mística.

En OM descansa el mundo.

En OM vivimos y nos movemos.

En OM nos retiramos a descansar.

En OM resolvemos nuestra búsqueda.

OM es símbolo de Brahman.

OM es la palabra que da el poder.

OM es la vida de todas las vidas.

OM es alma de almas.

OM es Satchidananda: Conocimiento, Existencia y dicha Absoluta.

OM es la infinitud.

OM es la eternidad.

OM es la inmortalidad.

OM es la fuente de todo.

OM es el seno de todos los Vedas, la base de todas las lenguas.

En OM se funden todas las trinidades.

De OM emanan todos los sonidos.

En OM existen todos los objetos.

OM es el mantra más elevado.

OM es Soham.

Es Om Tat Sat.

Es una lámpara que te guía y muestra el camino.

El sonido, la primera manifestación del absoluto

OM es Nada Brahman. Nada significa sonido. El sonido es una vibración. OM es la primera vibración del sonido. Y el sonido es la primera vibración de lo Absoluto.

No sabemos nada acerca de la naturaleza de lo Absoluto, excepto que existe. Las escrituras han intentado, con toda su bondad, hablarnos de la creación, de cómo procedió ésta a partir de lo Absoluto.

En los Vedas se dice: Brahman era uno y no dual.

Pensó: “Ekoham Bahu Syam”, que significa “Puede expandirse en miles, en millones, pero manteniéndose como Uno”

El pensamiento produjo una vibración que, finalmente, dio lugar a un sonido.

Ese sonido era OM,

del que surgieron todas las demás manifestaciones.

Así pues, el sonido es la base comprensible de toda la creación. Brahman es incomprensible en su aspecto trascendental. La mejor manera de acercarnos a su existencia es mediante el sonido OM.

Información facilitada por el Centro Internacional de Yoga Sivananada

www.sivananda.es
En Facebook centro.yoga.sivananda.madrid
En Twitter    @yoga_sivananda
En Instagram @sivanandamadrid

Otros artículos sobre
Por • 14 Ene, 2020 • Sección: Firmas