Artículos sobre ‘Consultorio de Yoga Terapéutico’

'; $fincen=''; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Consultorio de Yoga Terapeútico/ Dolor de hombro
Publicado el 13 Feb, 2017

Practico yoga desde hace muchos anos. Tengo 74 años y sufro de hombro doloroso. Últimamente hice 20 sesiones de fiisoterapia, trato de no forzar mi hombro. Quisiera saber qué asanas debo evitar. Gracias. Alicia desde Cordoba, Argentina. [1] El hombro es una de las zonas del cuerpo que más frecuentemente se ve aquejada por afecciones musculoesqueléticas. Éstas pueden ser de diferente índole y, además de despertar dolor, pueden limitar la movilidad, generar ruidos articulares, alteraciones de la sensibilidad,.... Las afecciones que más comúnmente están relacionadas con un hombro doloroso son: - Contracturación del deltoides y trapecio​: este es el músculo situado en el hombro y el que le da la forma redondeada característica. La sobre-utilización profesional y/o deportiva, incluso la provocada por el desarrollo de las actividades cotidianas, es capaz de incrementar el tono de dicho músculo hasta desarrollar contracturas dolorosas. - Presencia de puntos gatillo miofasciales: los puntos gatillo suelen ser una causa muy común de dolor en el hombro y pueden considerarse como contracturas exacerbadas capaces de generar dolor a distancia (dolor irradiado). Algunos de músculos que tienen capacidad de desarrollar puntos gatillo relacionados con dolor en el hombro son: supraespinoso, escalenos, infraespinoso... - Síndrome subacromial: el síndrome subacromial hace referencia al atrapamiento, inflamación, incluso rotura de diferentes estructuras del hombro, entre los que se encuentran el supraespinoso, el subescapular y la bursa subacromial. - Disfunción de las articulaciones interapofisarias: el bloqueo o la alteración funcional de las articulaciones que hay detrás de las vértebras es capaz de generar también dolor en el hombro, además de en la parte alta del brazo, dolor de cabeza y cuello. - Radiculopatía: el atrapamiento de una raíz nerviosa por parte, por ejemplo, de la protrusión o herniación de un disco intervertebral puede también generar dolor en la región del hombro. Como puedes imaginar, resulta fundamental disponer de un diagnóstico preciso sobre la causa que provoca tu sintomatología para poder actuar eficientemente. No obstante, puede resultarte útil una serie de consideraciones que suelen ser de gran ayuda siempre que se produce un síndrome doloroso en el hombro, con independencia de la causa que lo originó: Evitar el dolor tanto en la práctica de yoga como en el día a día (la aparición de dolor suele perpetuar el problema). Evitar la práctica de asanas con los brazos alzados y buscar posiciones alternativas para estas con el objetivo de evitar la sobrecarga de los músculos que pueden estar implicados en el proceso. Evitar posiciones de la cabeza que incrementen el tono de la musculatura cervical como cuando se proyecta ésta anteriormente, por ejemplo, delante del ordenador o bien, al practicar posturas como U​tthita Trikoṇāsana​ ​(mejor dejar la cabeza relajada hacia el suelo). Evitar las asanas que impliquen carga sobre las extremidades como en el caso de la plancha o ​Caturaṅga Daṇḍāsana. Es aconsejable estudiar los movimientos y posturas que despiertan el dolor ya que pueden ofrecer información relevante sobre el proceso. Los problemas del hombro suelen tener mucho que ver con adoptar posturas inadecuadas y la presencia de alteraciones estructurales como la hipercifosis y escoliosis (habría pues que actuar sobre estas afecciones si se estima que puedan estar relacionadas con el problema). Si te interesa obtener un vídeo gratuito de Yoga Terapéutico, accede a: www.yoga-terapeutico.com [2] Si deseas que los expertos en la adaptación del yoga a las diferentes patologías, lesiones y alteraciones biomecánicas, Álex y Or, respondan a tus dudas, escribe un mail con tu pregunta a: info@yoga-terapeutico.com Álex Monasterio y Or Haleluiya Álex Monasterio es fisioterapéuta, ostópata y posturólogo con amplia experiencia en el ámbito asistencial y docente. Ha sido profesor en la Universidad Ramon Llull en Barcelona de Fisioterapia durante más de una década y ha trabajado en el Hospital Sant Pau unos cinco años como terapeuta (a parte de tener su consulta privada desde hace 20 años donde ve casos de todo tipo). Es el autor del libro Columna Sana (traducido también al ruso). Lleva casi 20 años enseñado anatomía, fisiología y patología a profesores de yoga, debe ser uno de los primeros en España, y sin duda tiene mucho que aportar a la hora de enseñar los más que 40 procesos patológicos que se estudian en la formación que imparte conjuntamente con Or, además de cómo abordarlos todos ellos con terapia a través del movimiento. Or Haleluiya es profesora de Yoga, acupuntora, máster en psicología (UAB). Presidenta de la Asociación Española de Yoga Terapéutico. Or empezó su práctica a los 22 años en el método Iyengar intensivamente durante siete años, viajando extensamente para poder estudiar con profesores conocidos mundialmente en este método. Se ha certificando en Anusara yoga, Yoga Reconstituyente y Yoga Terapéutico. Or ha hecho un par de cursos de disección humana en la Universidades en Londres y Escocia. Es escritora regular de artículos en diferentes revistas internacionales. Las clases de Or son excepcionales por su maestría al refinar la práctica de yoga según las habilidades y necesidades biomecánicas de las personas. También tiene una habilidad original de contar historias de la mitología india relacionadas con el tema biomecánico estudiado en sus clases que conmueven y conectan con el corazón. [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2017/02/PUNTOS-GATILLO13.jpg [2] http://www.yoga-terapeutico.com/

[+]


'; $fincen=''; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Consultorio de Yoga Terapeútico/ Movimientos circulares cervicales
Publicado el 5 Ene, 2017

Quisiera agradecer a la revista YogaenRed y a Álex Monasterio que ofrezcan este espacio, ya que me resulta muy útil. Soy profesora de yoga y a lo largo de los años he oído opiniones diversas respecto a realizar movimientos circulares con el cuello. ¿Podríais decirme si son perjudiciales o no? Gracias de antemano, Marina Landínez. [1] Respuesta: Muchas gracias por tu pregunta Marina. De hecho, a lo largo de todos los años que nos hemos dedicado a la formación de profesores de Yoga Terapéutico hemos comprobado como esta es una de las cuestiones que suele surgir en cuanto a la región cervical. Para responder a la pregunta tenemos que conocer algunos aspectos sobre cómo está estructurada la región cervical. Si observas la imagen que acompaña al texto, podrás comprobar que las vértebras están engranadas las unas a las otras por su parte anterior a través de los conocidos discos intervertebrales (menos la unión entre la primera y segunda vértebra, que utilizan otro mecanismo). Cuando movemos el cuello, los discos actúan como una especie de cojines elásticos capaces de permitir el movimiento, manteniendo a su vez la cohesión vertebral (con la ayuda de otros elementos como ligamentos, músculos y fascias). Así pues, la unión de dos vértebras con su respectivo disco intervertebral se considera una articulación, un tipo engranaje que caracteriza la columna vertebral. [2] Si te fijas, en la parte posterior hay las denominadas articulaciones interapofisarias,  que son otro tipo de engranajes. Pues bien, estas articulaciones son diferentes, carecen de disco intervertebral y en su lugar se encuentran cartílagos articulares que tapizan las superficies de contacto, de unión,  de ambas vértebras a ese nivel. Así pues, ambas superficies cartilaginosas están en contacto entre sí y, gracias a que son muy resbaladizas, permiten que las vértebras se deslicen unas respecto a las otras de manera suave y con poca fricción. Imagínate ahora qué es lo que ocurre al hacer un movimiento de flexión cervical, al mover la cabeza  en dirección al suelo. Los discos se comprimirán y reducirán su grosor. Por otro lado, las articulaciones interapofisarias cervicales (por cierto hay dos en cada nivel vertebral, una a cada lado), permitirán el deslizamiento de una vértebra sobre otra gracias a sus superficies articulares. Puedes imaginar que en cada uno del resto de movimientos cervicales, incluyendo el movimiento circular al que hacías referencia, será necesaria una movilidad libre, tanto en las articulaciones anteriores dónde se alojan los discos intervertebrales, como en las interapofisarias, las posteriores. Qué ocurre si hay una disfunción articular cervical Cuando se usa el término "disfunción articular cervical" suele referirse a la existencia de alguna alteración en las articulaciones interapofisarias que afecta negativamente a la funcionalidad de las mismas y, por tanto, al movimiento. Normalmente las disfunciones están originadas por la presencia de bloqueos articulares y/o por las deformidades causadas por los procesos artrósicos. En caso de que haya alguna de estas alteraciones pueden presentarse molestias, incluso pinchazos, al realizar los movimientos circulares como consecuencia de la falta de libertad y fluidez de dichas articulaciones. Y el dolor causado por el movimiento suele desencadenar o incrementar la contracturación de la musculatura de la zona agravando la salud de la región cervical de la persona. Suelen ponerse en conflicto las articulaciones interapofisarias y, por tanto aparecer los pinchazos, cuando estamos en la parte posterior del círculo, es decir, cuando la cabeza ha rebasado la posición de los hombros y se dirige hacia atrás. Por lo tanto, puede entenderse que ante la aparición de dolor en la ejecución de dicho movimiento, la persona debe abstenerse de llevarlo a cabo para evitar empeorar la situación. Si el movimiento no doliera y se presentara fluido, no habría inconveniente para reproducir el movimiento, ya que las vértebras cervicales están preparadas para ello. Es su fisiología. Por otro lado, si existiera la presencia de una discopatía cervical tampoco sería aconsejable realizar el movimiento circular, o al menos la mitad anterior del círculo, ya que durante esta fase del movimiento se comprimen los discos pudiendo incrementar su deterioro. Hay que tener en cuenta que, la aparición de pinchazos o dolores durante la ejecución de este tipo de movimientos, o de cualquier otro, está fundamentado en unas causas que hay que conocer para actuar sobre ellas. La presencia de una escoliosis, hipercifosis, giba, tensión visceral, entre muchas otras, puede estar detrás de las disfunciones articulares de la columna cervical. En estos casos es recomendable acudir a un fisioterapeuta especializado en osteopatía para enfocar adecuadamente e, idealmente, practicar yoga con un profesor especializado en Yoga Terapéutico para adaptar la práctica en función de las características biomecánicas y patológicas de la persona. Si te interesa obtener un vídeo gratuito de Yoga Terapéutico, accede a: www.yoga-terapeutico.com [3] Si deseas que los expertos en la adaptación del yoga a las diferentes patologías, lesiones y alteraciones biomecánicas, Álex y Or, respondan a tus dudas, escribe un mail con tu pregunta a: info@yoga-terapeutico.com Álex Monasterio y Or Haleluiya Álex Monasterio es fisioterapéuta, ostópata y posturólogo con amplia experiencia en el ámbito asistencial y docente. Ha sido profesor en la Universidad Ramon Llull en Barcelona de Fisioterapia durante más de una década y ha trabajado en el Hospital Sant Pau unos cinco años como terapeuta (a parte de tener su consulta privada desde hace 20 años donde ve casos de todo tipo). Es el autor del libro Columna Sana (traducido también al ruso). Lleva casi 20 años enseñado anatomía, fisiología y patología a profesores de yoga, debe ser uno de los primeros en España, y sin duda tiene mucho que aportar a la hora de enseñar los más que 40 procesos patológicos que se estudian en la formación que imparte conjuntamente con Or, además de cómo abordarlos todos ellos con terapia a través del movimiento. Or Haleluiya es profesora de Yoga, acupuntora, máster en psicología (UAB). Presidenta de la Asociación Española de Yoga Terapéutico. Or empezó su práctica a los 22 años en el método Iyengar intensivamente durante siete años, viajando extensamente para poder estudiar con profesores conocidos mundialmente en este método. Se ha certificando en Anusara yoga, Yoga Reconstituyente y Yoga Terapéutico. Or ha hecho un par de cursos de disección humana en la Universidades en Londres y Escocia. Es escritora regular de artículos en diferentes revistas internacionales. Las clases de Or son excepcionales por su maestría al refinar la práctica de yoga según las habilidades y necesidades biomecánicas de las personas. También tiene una habilidad original de contar historias de la mitología india relacionadas con el tema biomecánico estudiado en sus clases que conmueven y conectan con el corazón.   [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2017/01/Circonduccion.jpg [2] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2017/01/Columna-cervical.jpg [3] http://www.yoga-terapeutico.com

[+]


'; $fincen=''; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Consultorio de Yoga Terapéutico / Dolor lumbar frecuente
Publicado el 14 Nov, 2016

Quisiera preguntarles acerca de mi región lumbar. Resulta que con cierta frecuencia me quedo como "clavado" (entre dos y tres veces al año) y quisiera saber si el yoga u otras alternativas pueden ser útiles para evitarlo. Muchas gracias por este espacio en la revista. Un saludo, Roberto Medina. [1] Respuesta: Hola Roberto. Para situarnos, “quedarse clavado”, en este caso de la región lumbar, quiere decir experimentar dolor intenso, hasta tal punto que le imposibilita a uno hacer vida normal durante unas horas, incluso días. En muchas ocasiones cuesta, o no es posible, mantener la rectitud postural cuando uno intenta ponerse erguido. En estos casos se aconseja a la persona que haga reposo relativo y suelen suministrarse antiinflamatorios y analgésicos inyectados. ¿Qué estructuras son las que están causando el dolor? Para nosotros esta es una de las claves esenciales que hay que dirimir para saber cómo proceder, qué profesionales pueden ayudarnos, entender si hay determinadas acciones o gestos que uno deba cambiar que estén directamente relacionadas con el problema, saber cómo enfocar las clases de Yoga Terapéutico u otra disciplina encaminada a mejorar la mecánica corporal, etc. [2]Detrás de un problema de este tipo, suelen estar implicados los discos intervertebrales. Éstos pueden lesionarse generando las conocidas protrusiones o hernias discales desencadenando dolor por si mismos y/o por la contracturación que experimenta la musculatura situada a ambos lados de la columna vertebral. O bien, por otro lado, pueden producirse uno o varios bloqueos de unas articulaciones situadas en la parte posterior de la columna vertebral, llamadas articulaciones interapofisarias, pudiendo ser las responsables directamente del dolor que experimenta la persona. [3]Pero, no sólo es esencial que los profesionales sanitarios ofrezcan un diagnóstico preciso sobre las estructuras que están implicadas sino que además deben entenderse los condicionantes que han generado el problema, en este caso, la discopatía o el bloqueo articular. Aquí entran en juego muchos factores como posibles efectos causantes. Entre los más habituales suelen encontrarse: [4]La utilización de inadecuados hábitos posturales (a nivel profesional, deportivo o en las actividades de la vida diaria) capaces de provocar una degeneración crónica de los discos lumbares. Especialmente peligrosos son el sentarse sin apoyar adecuadamente la región lumbar en el respaldo de la silla o agacharse hacia el suelo repetidamente doblando la columna en lugar de flexionar las rodillas. El hecho de tener una pierna más corta que la otra, fenómeno relativamente frecuente, puede tanto participar activamente en la degeneración discal como en la producción de los bloqueos que antes mencionábamos. Puede también darse el caso de que la persona no tenga una pierna más corta pero sí una diferencia en la alineación (recurvátum, flexum, varo o valgo) o en la funcionalidad entre ambas piernas que generen la disfunción y estrés de las diferentes estructuras lumbares. La desviación escoliótica de la columna vertebral también puede desencadenar el cuadro debido al desequilibrio en la alineación y al estrés mecánico al que se someten tanto discos como articulaciones interapofisarias Una vez determinadas las causas del problema, los profesionales sanitarios podrán tomar las medidas oportunas para mejorar el equilibrio y funcionalidad de la columna lumbar y, desde el Yoga Terapéutico, podrá establecerse un programa adaptado a las necesidades de las estructuras afectadas y a las características biomecánicas particulares de la persona. Accede a contenido didáctico gratuito de Yoga Terapéutico en: www.yoga-terapeutico.com [5]  Si deseas que los expertos en la adaptación del yoga a las diferentes patologías, lesiones y alteraciones biomecánicas, Álex y Or, respondan a tus dudas, escribe un mail con tu pregunta a: info@yoga-terapeutico.com [6] Álex Monasterio y Or Haleluiya Álex Monasterio es fisioterapéuta, ostópata y posturólogo con amplia experiencia en el ámbito asistencial y docente. Ha sido profesor en la Universidad Ramon Llull en Barcelona de Fisioterapia durante más de una década y ha trabajado en el Hospital Sant Pau unos cinco años como terapeuta (a parte de tener su consulta privada desde hace 20 años donde ve casos de todo tipo). Es el autor del libro Columna Sana (traducido también al ruso). Lleva casi 20 años enseñado anatomía, fisiología y patología a profesores de yoga, debe ser uno de los primeros en España, y sin duda tiene mucho que aportar a la hora de enseñar los más que 40 procesos patológicos que se estudian en la formación que imparte conjuntamente con Or, además de cómo abordarlos todos ellos con terapia a través del movimiento. Or Haleluiya es profesora de Yoga, acupuntora, máster en psicología (UAB). Presidenta de la Asociación Española de Yoga Terapéutico. Or empezó su práctica a los 22 años en el método Iyengar intensivamente durante siete años, viajando extensamente para poder estudiar con profesores conocidos mundialmente en este método. Se ha certificando en Anusara yoga, Yoga Reconstituyente y Yoga Terapéutico. Or ha hecho un par de cursos de disección humana en la Universidades en Londres y Escocia. Es escritora regular de artículos en diferentes revistas internacionales. Las clases de Or son excepcionales por su maestría al refinar la práctica de yoga según las habilidades y necesidades biomecánicas de las personas. También tiene una habilidad original de contar historias de la mitología india relacionadas con el tema biomecánico estudiado en sus clases que conmueven y conectan con el corazón.   No pierdas de vista nuestro Facebook (Yoga Therapy online). Publicamos artículos e imágenes de anatomía, fisiología y patología humana. ¡Y todo relacionado con el Yoga Terapéutico!   [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2016/11/Terapeutico_Lumbar.jpg [2] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2016/11/Protrusión.jpg [3] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2016/11/Bloqueo.jpg [4] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2016/11/Esqueleto.jpg [5] http://www.yoga-terapeutico.com/ [6] https://www.yogaenred.commailto:info@yoga-terapeutico.com

[+]


'; $fincen=''; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Presentamos el ‘Consultorio de Yoga Terapéutico’ / Dolor de rodilla
Publicado el 11 Oct, 2016

Tenemos el placer de presentar una nueva Sección que esperamos dé un beneficioso servicio a los lectores de YogaenRed: el Consultorio de Yoga Terapéutico, que estará a cargo de dos de los más prestigiosos expertos de esta especialidad, cada día más demandada: Álex Monasterio y Or Aleluiya. Si deseáis enviarnos vuestras consultas, escribid a info@yoga-terapeutico.com. Hoy inauguramos esta utilísima sección con la primera consulta. [1] Consulta: Dolor de rodilla He realizado deportes que nada tienen que ver con el yoga y tengo diagnosticadas condropatía nivel 4 en ambas rodillas. El médico sólo me recomienda mantener fuertes los cuádriceps para evitar dolor, y en ello ando, pero he probado algo de yoga y me encanta. Ojalá lo hubiese conocido antes. Me gustaría saber vuestra opinión sobre si debo o no practicar con mi lesión (doblar mucho las rodillas me causa dolor). Gracias. Mercedes Niño, Madrid. Aunque la condropatía o degeneración del cartílago articular puede afectar a cualquiera de los tres huesos de la rodilla (fémur, tibia y rótula), la más frecuente es la rotuliana. Esta afección, también llamada condromalacia rotuliana o patelar, se caracteriza por el desgaste del cartílago que la rótula tiene en su cara posterior, la que está en contacto con los cóndilos femorales, por la excesiva impactación y fricción que se produce contra éstos durante los movimientos de la rodilla, normalmente, cuando no está alineada. Las causas Aunque pueden ser útiles las infiltraciones de ácido hialurónico o los factores de crecimiento, es primordial atender a la alineación de tus piernas y, por extensión, la de tu cuerpo. Si este aspecto no se soluciona, la medicación tendrá una pobre repercusión. Cuanto peor alineadas estén las rodillas tanta más presión recibirán el cartílago de las rótulas. Las alteraciones que comúnmente se relacionan con la condromalacia rotuliana son: el valgo (rodillas en “X”), la rotación interna de caderas y el flexum (rodillas ligeramente flexionadas, típico en personas mayores). Suele ser clave la intervención de un buen podólogo que valore hasta qué punto unas plantillas pueden mejorar el alineamiento de tus piernas, conjuntamente con la de un fisioterapeuta (a poder ser osteópata y/o posturólogo) que valore de qué manera tu cuerpo está llevando a la desalineación de tus piernas. Observa si, estando de pie (cuando esperas el autobús, por ejemplo), pones duros tus muslos, empujando las rodillas hacia atrás, y evítalo ya que eso impacta tus rótulas contra los cóndilos favoreciendo su deterioro. Evita subir y bajar escaleras, al menos de momento, ya que incrementa la fricción de manera importante. [2] Las recomendaciones El Yoga puede serte útil, aunque te recomiendo que lo practiques con cautela y evitando el dolor. Con un 4º grado de condromalacia, cuidado con la flexión de las rodillas en la postura fácil, evita permanecer demasiado tiempo en ella (se tensa el tendón del cuádriceps que tapiza la rótula, impactándola hacia el fémur). Si notas las rodillas sensibles, mejor estíralas. Evita medio loto y loto. La tonificación del cuádriceps (por ej. postura del guerrero) suele estar indicada porque ayuda a estabilizar/encarrilar la rótula entre los cóndilos, haciendo que esta funcione mejor en el día a día, pero ten en cuenta que mientras haces el ejercicio estás impactando la rótula, así que si notas molestias en las posturas que tonifiquen cuádriceps no permanezcas demasiado tiempo en ellas (si hay mucha sensibilidad en el guerrero podrías sentarte sobre una silla o fit ball). Además de tener unos cuádriceps adecuadamente tonificados, estos también han de estar descontracturados, con lo que, a pesar de que parezca paradójico, son convenientes las asanas que los estiran (flexiones, como en Anjanyasana sujetando el empeine). Con los estiramientos conseguimos que se afloje la tensión del tendón, se desimpacte la rótula y aligere la presión sobre los cartílagos. Es conveniente permanecer en el estiramiento poco tiempo, no más de 45 sgs – 1min y hacerlo varias veces por día, siempre y cuando no aparezca el dolor. Utilizar un rodillo semirrígido de foam y hacer rodar los cuádriceps sobre él boca abajo (masaje) puede ser muy útil para descontracturar el músculo (hacerlo mejor antes del estiramiento). Mejor evita los estiramientos que requieran cargar el peso corporal sobre las rodillas como por ejemplo Virasana o Vajrasana, y elegir estiramientos de cuádriceps de pie o sobre una silla.  Si deseas que los expertos en la adaptación del yoga a las diferentes patologías, lesiones y alteraciones biomecánicas, Álex y Or, respondan a tus dudas, escribe un mail con tu pregunta a: info@yoga-terapeutico.com [3] Álex Monasterio y Or Haleluiya [4]Álex Monasterio es fisioterapéuta, ostópata y posturólogo con amplia experiencia en el ámbito asistencial y docente. Ha sido profesor en la Universidad Ramon Llull en Barcelona de Fisioterapia durante más de una década y ha trabajado en el Hospital Sant Pau unos cinco años como terapeuta (a parte de tener su consulta privada desde hace 20 años donde ve casos de todo tipo). Es el autor del libro Columna Sana (traducido también al ruso). Lleva casi 20 años enseñado anatomía, fisiología y patología a profesores de yoga, debe ser uno de los primeros en España, y sin duda tiene mucho que aportar a la hora de enseñar los más que 40 procesos patológicos que se estudian en la formación que imparte conjuntamente con Or, además de cómo abordarlos todos ellos con terapia a través del movimiento. Or Haleluiya es profesora de Yoga, acupuntora, máster en psicología (UAB). Presidenta de la Asociación Española de Yoga Terapéutico. Or empezó su práctica a los 22 años en el método Iyengar intensivamente durante siete años, viajando extensamente para poder estudiar con profesores conocidos mundialmente en este método. Se ha certificando en Anusara yoga, Yoga Reconstituyente y Yoga Terapéutico. Or ha hecho un par de cursos de disección humana en la Universidades en Londres y Escocia. Es escritora regular de artículos en diferentes revistas internacionales. Las clases de Or son excepcionales por su maestría al refinar la práctica de yoga según las habilidades y necesidades biomecánicas de las personas. También tiene una habilidad original de contar historias de la mitología india relacionadas con el tema biomecánico estudiado en sus clases que conmueven y conectan con el corazón. Accede a contenido didáctico gratuito de Yoga Terapéutico en: www.yoga-terapeutico.com [5]   [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2016/10/Estiramiento-cuadriceps.jpg [2] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2016/10/VALGO-VARO1.jpg [3] https://www.yogaenred.commailto:info@yoga-terapeutico.com [4] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2016/10/Or-y-Alex.jpg [5] http://www.yoga-terapeutico.com/

[+]