Trucos para compensar excesos dietéticos

Como viene siendo habitual en estas fechas, nuestra apreciada doctora Pilar Luna, profesora de yoga y nutróloga, nos envía estas pautas para no pasarnos en exceso durante las próximas fiestas.

dieta

En la actualidad la dieta habitual se caracteriza por el exceso de grasas saturadas y proteínas lo que, acompañado de una disminución del gasto calórico, la hace excesivamente abundante. Los días de Navidad nuestra cultura celebra alrededor de la mesa familiar muchas cosas. Quisiéramos que continuara haciéndolo de la manera más saludable posible, y por ello hemos preparado los siguientes trucos:

1º Recuerde que para participar de la alegría y de la reunión no es necesario comer más.

2º Procure fijar con antelación los días que van a ser festejados con un menú especial o se pasará comiendo y bebiendo en exceso más de diez días.

3º No acuda a las comidas o cenas desmayado, ya que le resultará más difícil controlar su apetito.

4º Recuerde que el alcohol, los dulces y los frutos secos contienen una elevada cantidad de calorías. Compre los frutos secos con su cáscara para no tomar grasas saturadas… y túrnese con un solo cascanueces para ingerir menos cantidad.

5º Puede tomar algo de alcohol en las comidas, pero recuerde que no mezclar los diferentes tipos de bebidas es siempre un buen consejo. Entre todos el más aconsejable es el vino tinto de buena calidad, pero luego no conduzca sin haber eliminado ese exceso.

6º Le recordamos que la máxima más certera en alimentación es: “Comer poco de todo”.

7º Si la comida ha sido copiosa, una cena ligera basada en caldo de verduras, fruta y algún lácteo será más que suficiente y su cuerpo se lo agradecerá.

8º La Navidad es también una excelente ocasión para recuperar los platos tradicionales, dentro del equilibrio de la dieta mediterránea, como el Cocido Navideño. Además de recuperar la tradición y ganar salud, ahorrará dinero.

9º Comenzar la comida con un amargo facilita la digestión: endibia, pomelo, escarola, o bien una infusión digestiva al finalizar, pueden ser de utilidad.

10º Para todo el año: proponemos mantener “dieta inteligente”: al menos una de los dos comidas principales debe ser vegetariana. ¡Mejorará no solo su salud, sino también la del planeta! Ambos lo merecen.

11º Recuerde que lo que ahorre con estos platos puede compartirlo con los que menos tienen… Coopere con una ONG.

10º Y por último, sea feliz y haga feliz a los que le rodean.

Feliz Navidad y un Prospero año Nuevo.

Pilar Luna Calatayud es profesora de Yoga, médico naturista y nutróloga.

Outros artigos sobre ,
Por • 1 de dezembro de 2014 • seção: Nutrição, Deus o abençoe