Interview mit Swami Satyananda Saraswati: "Lehre ist eine große Verantwortung, kein egoistischer Akt"

In diesen Zeiten der Unruhe und Verwirrung, die durch die zunehmende Verfälschung des Yoga erzeugt werden, ist das Gespräch mit Swami Satyananda Saraswati wie zu den lebendigen Quellen dieser Tradition auf der Suche nach Antworten zu gehen. Und er hat sie uns klar und unverblümt gegeben; unter ihnen, appelliert an die Verantwortung der Ausbilder. Es ist ein Interview YogaenRed.

Este barcelonés nacido en 1955, que vivió media vida en India y fue discípulo de Swami Muktananda, sigue muy en activo entregado a impartir esas enseñanzas de yoga e hinduismo que conoce y practica con coherencia y profundidad. (Ver enlaces a entrevistas anteriores debajo y web Advaitavidya).

Swami Satyanandas Aussagen sind nicht makulatol. Wir haben sie in Schlüssel unterteilt:

1. Schlüssel: Yoga heute, alarmierende Situation

F: Sie sind ein führender Zeuge für die Entwicklung des Yoga in Spanien. Wir möchten Ihre Einschätzung wissen: Was geht angesichts all dessen, was Yoga jetzt bietet, verloren?

A: In dieser Zivilisation, in der wir leben, wird alles vermarktet, und im Yoga ist dasselbe passiert. Das Alarmierendste ist, dass seine Wurzeln verliert. offensichtlich es gibt sehr gültige Lehren, aber andere sind völlig von der Mutter, die Hinduismus ist, getrennt. Yoga ist ein Dharsan, eine philosophische Schule, eine traditionelle Vision des Hinduismus, und sein Ziel ist nicht die perfekte Haltung; ist Samadhi, Absorption.

Natürlich kann der Lehrer dem Schüler helfen, der Rückenschmerzen hat oder nervös ist, aber sollte ein Leitfaden sein, um es ein wenig weiter zu bringen. Yoga führt uns in einen anderen Bewusstseinszustand, und manchmal wird dies aufgehoben, stellt sich in keiner Weise dar und bleibt in sehr schönen Übungen. In allen klassischen Texten des Yoga wird gesagt, dass die Körperhaltungen selbst nicht so wichtig sind, und was es hat, ist der innere Zustand, die innere Stille, die die Gesunden erzeugen, die den Körper reinigen und die Prana ausbalancieren. Das macht den Geist satonyer, leuchtender, und von hier aus greift man zu Zuständen der Fülle.

Wenn wir all dies ignorieren, haben wir noch ein sehr kleines Yoga übrig, und es ist schade, weil wir so viel mehr bekommen könnten. aber Hier kommt es Verantwortung der Ausbilder. Es gibt viele LehrerTrainer, aber ist dein Leben Gelbgelb genug, hast du genug Wissen, hast du dich darin eingetaucht? Weil es nicht das ist, was du weißt; ist, was du lebst.

Das ist keine Bewertung, sondern eine Beobachtung, was ich sehe.

Auf der einen Seite bin ich froh, dass Yoga sich ausgebreitet hat, aber auf der anderen Seite ist es ein wenig traurig, inwieweit hat oft seine Wurzel und Macht verloren, wenn es als Übung präsentiert wird. Heute stoßen wir auf viele Fitnessstudios, die Yoga so machen, als wäre es noch eine Gymnastik. Es gibt all diese Mischung, einige Leute mit gutem Glauben und einige, die ich nicht weiß, ob, indem ich etwas heraus...

2. Schlüssel: Die Verantwortung der Trainer (und was es kostet, ein Zentrum zu halten)

F: Was kann getan werden, um diesen Zustand zu verbessern?

A: Ich denke, diejenigen, die eine Ausbildung machen, haben hier eine große Verantwortung, Was geschieht, ist, dass wir in dieser Zivilisation alle in Eile sind; jemand macht einen intensiven sechsmonatigen Kurs und ist bereits Lehrer. Nicht nur das, aber es richtet ein Zentrum ein und es funktioniert nicht, weil es nicht genug Klassen hat, die Mieten teuer sind, du musst Steuern zahlen... was wirst du tun, um es zu unterstützen? Erfinden Sie einen Lehrerkurs, der Einkommen gibt. Und wir haben bereits eine Person mit relativ wenig Erfahrung, die erklärt, was er gehört hat, das heißt, wie mein Herr sagte, Suppensuppe.

Ich denke, Sie haben dabei eine wichtige Rolle: Versuchen Sie es mit Ihrem Medium, das viele Menschen erreicht, diese Exzellenz von uns allen, die wir lehren.

Lehren ist eine große Verantwortung, keine egoistische Handlung, sondern etwas, das ihr anbietet, aber nicht jeder lebt es so. Wenn du etwas lehrst, nur um davon zu leben... es muss etwas anderes geben, und da gibt es eine große Verantwortung, zu lehren, was du weißt, was du bereits verdaut hast, es mit Kraft, mit Kraft zu lehren.

F: Sollten die Schulen mehr darauf bestehen, diese Werte anzubieten?

A: Ich denke, das. Sie sollten viel mehr auf den Yamas und Niyamas bestehen, und dass der Lehrer der Ausdruck von Yoga ist... Denn wenn er nicht intensiv übt, was wird er dann teilen?; nur die Oberfläche, der äußerste Teil.

3. Schlüssel: Meditation kann zu Selbsttäuschung führen... wenn Sie einem Pfad nicht folgen

P: Incluso la meditación parece que se ha puesto “de moda”. ¿Cualquier forma de meditar, cualquier acto pretendidamente meditativo, es válido?

R: Si uno no sigue un camino, la meditación puede ser tal vez un pequeño momento de silencio, pero no forma parte de algo mucho más grande. En el hinduismo tradicional, uno sigue un camino, una enseñanza, un linaje. Aquí hay una bendición, un poder que tú absorbes, digieres y te transforma.

A veces al occidental no le importa tener profesores de dibujo, de conducción… pero tener un maestro espiritual, le cuesta más; es una contradicción, porque es un mundo muy sutil donde el autoengaño, el ego, puede irse escondiendo repetidamente y que pienses que estás muy elevado cuando ni siquiera has empezado el camino.

Hemos de darnos cuenta de que, si queremos usar la meditación adecuadamente, esta ha de ser parte de algo, no es al por mayor. Hay distintas meditaciones, la Zen, la del budismo Mahayana, la del Tantra, la del Radya yoga…. y cada una tiene una shakti, un poder transformador, y este poder viene de los maestros que la comparten, del linaje que la acompaña.

A veces pregunto a personas que están en el yoga qué camino siguen, y me dicen que la espiritualidad en general. Pero es que la espiritualidad en general no existe; hay caminos que llevan a unos lugares determinados, no siempre al mismo.

Y luego cuando vemos la meditación que se comercializa solo para encontrarte un poco mejor o para ser más productivos… entonces sí que ya nos alejamos de lo que debe ser. Meditamos para autoindagar la plenitud de nuestra esencia, no para trabajar mejor o para estar menos estresado. Esos son solo subproductos a los que no se les debe dar tanta importancia.

4ª clave: Meditar, mucho más que un método antiestrés

P: Recientemente ha impartido un seminario sobre la meditación desde el yoga y el tantra. ¿Se puede aprender a meditar correctamente en unas horas o en un fin de semana?

R: No, pero si alguien siente una conexión con este proceso en su interior, es el principio. Todos debemos empezar en algún momento. Sea una hora o diez días, también sería insuficiente. A veces queremos aprender… pero la meditación solo te enseña ella misma con los años… y con las miles de horas que has meditado.

Que uno se sienta un poco mejor por haberse sentado, no cambia nada; sigues teniendo un personaje muy pesado. La meditación quiere llevarte más allá de este personaje.

P: Háblenos de ese proceso de purificación…

R: Es una parte del proceso meditativo, purificar, limpiar el contenido psíquico de la persona, pero también, según se va purificando, va quedando la observación de lo que uno es. Y lo que uno es no tiene nada que ver con nuestro cuerpo o con nuestra mente; es la plenitud. El logro de la meditación es impresionante… y la usamos para algo muy pequeñito como encontrarnos algo mejor.

Es un poco como el yoga: deberíamos volver a poner la palabra yoga y meditación en su lugar adecuado.

5ª clave: Maestros que nos irritan y coherencia hinduista

P: Pero a veces se nos aconseja que simplemente nos sentemos en silencio. ¿Una mente colgada en el vacío nos lleva a algo?

R: Puede hacer que te sientas mejor. Unos momentos de estar en ti mismo siempre te ayudan; incluso observar tus pensamientos y saber qué te gusta y qué no de ti siempre es positivo. Pero esto no es un camino por sí mismo. En los Shiva-sutras hay una frase que dice: “El guru es el medio”. El maestro te enseñará tu infinitud y también aquello que te impide conocer tu infinitud; tu propia mente no te lo va a mostrar nunca. En oriente es tan normal que un maestro te enseñe, desde la libertad… Aquí pensamos en un maestro como si fuera alguien que tomara posesión de nuestra vida, y es al contrario.

P: Se dice que yoga no es un camino religioso, y sin embargo usted lo aborda desde el hinduismo.

A: Aber es ist, dass hinduistisch ist keine Religion, sondern dass sein Name ist Sanata dharma, das ewige Dharma. Es kommt aus jedem heiligen Buch, von jedem Messias oder Propheten, von jedem Glauben oder von Glauben; ist die Beobachtung der kosmischen Ordnung, Rita und das führt uns dazu, auch zu beobachten, wer wir sind.

La meditación hindú forma parte integral del hinduismo, es su hija, tal como la meditación budista es hija del budismo. Pero es como que estos Theorien sie irritieren uns... Ja, Meditation ist eine hinduistische spirituelle Praxis, warum nicht? ¿Y por qué no puedo practicarla, comprenderla y profundizar en ella si la siento válida? Igual que un cristiano profundiza en los métodos de divulgación cristiana. Es sentirse parte de algo… Hacerlo simplemente a mí manera muchas veces es un autoengaño; el ego se siente muy satisfecho pero ¿qué fruto va a dar esa práctica?

P: Es por eso que usted recomienda ceñirse a las practicas que tradicionales que derivan del hinduismo…

R: Si uno siente esta conexión… ¿Quieres hacer yoga de verdad? Pues cíñete a los maestros de yoga hindúes y a los textos, porque de aquí viene toda la sapiencia, no hace falta darle muchas más vueltas.

6ª clave: Ni yoga agnóstico ni todo lo nuevo es mejor

P: Entonces, no existe el yoga agnóstico…

R: Sí, pero no hace falta que le llamen yoga. Yoga es una palabra hindú; tú tomas la palabra de esta tradición y luego creas algo nuevo. Hazlo, pero no usurpes una palabra que tiene una tradición y un contexto muy claros. El yoga es un dharsan, una visión ortodoxa que acepta la de los rishis védicos como veraz, como una posibilidad de ser experimentada; así lo dicen las Upanisads: el yoga, por medio de su ascesis, quiere llegar a este estado. Si sacamos al yoga de ese contexto, pierde fuerza.

Pero es cierto que vivimos en una España en que la palabra religión nos irrita; la palabra espiritualidad casi también, y tradición también… Somos muy irritables… pero hemos de empezar a ser un poco más serios si queremos seguir un camino de verdad. Hay antiquísimos caminos de transformación y sapiencia, ¿por qué no dejar que estas aguas puras nos laven y nos ayuden? ¿Por qué esta individualidad tan patológica que estamos desarrollando, como si lo nuevo fuera mejor?

Hasta Krishna en la Bhagavad Gita le dice a Arjuna que no le enseña nada nuevo. Los maestros de las Upanisads, hace miles de años reconocen que solo transmiten lo que los antiguos ya decían… Mis maestros nunca me enseñaron nada que fuera nuevo. Yo no espero nunca nada nuevo…

P: Las innovaciones se han dado más bien en el yoga físico, empezando por los maestros hindúes más conocidos…

R: Ese darle más importancia al tema físico no nace en Occidente, sino de toda una generación de maestros hindúes; algunos viajan aquí y empiezan a desligar la parte más profunda y meditativa del Hatha yoga poniendo todo el foco en la postura y en un yoga cada vez más duro, más fuerte y más físico en cierta manera.

Hace 40 años, cuando yo empecé a hacer yoga, las clases eran distintas, hacíamos los ásanas de uno en uno y permanecíamos en ellos; casi no había secuencias, relajabas un poco y volvías al ásana contrario para nivelar… Y llegó este otro concepto a causa de esos maestros que lo fueron cambiando y también porque Occidente pedía un poco más de movimiento, como si fuera gimnasia… Y entre unos y otros, aquí estamos.

7ª clave: Yoga para resacralizar la vida y transformar el mundo

P: ¿Cómo recomienda usted llevar el yoga a la vida actual, a la vida cotidiana?

R: Esta sociedad se ha hecho tan extravertida, tan hacia fuera, que el yoga bien utilizado sería como volver a sacralizar nuestra vida, nuestra comida, nuestros sueños, la forma en la que tratamos a los demás, a los animales, al entorno, a la naturaleza. Si viviésemos con ahimsa, satya, asteya… las bases del yoga, la sociedad podría transformarse mucho; primero vendría la transformación de uno mismo, pero luego sería un impacto muy fuerte en todo lo demás. Esa es la grandiosidad del yoga tradicional.

Esta conversación puede ser un compartir de corazones profundo, respetuoso y viendo la divinidad que hay en el otro, o puede ser una charla vulgar. ¿De qué depende? De nuestro estado yóguico. Si me hago uno con el yoga, si me elevo con el yoga, si me hago más luminoso, esta luz se mueve conmigo, estoy transformándome y transformando lo que me rodea. Desde el yoga sería la oportunidad de resacralizar este mundo del que solo miramos las manchas del suelo.

P: Para acabar, ¿qué quisiera lograr con su trabajo de impartir enseñanzas?

R: No espero ningún logro, sino que disfrutemos y que pueda haber persona que pueda reconocer y valorar esta profunda enseñanza y avivarla en su interior. En mi vida yo con esta enseñanza he sentido una gran plenitud, y si alguien puede reconocer esto, para mí es lo mejor que le pueda ocurrir. Simplemente esto.

Entrevistas anteriores:

https://www.yogaenred.com/2014/09/22/entrevista-swami-satyananda-el-ser-humano-sigue-aspirando-a-la-plenitud/
https://www.yogaenred.com/2016/06/09/entrevista-con-swami-satyananda-saraswati-lo-mas-importante-del-yoga-se-aprende-en-silencio/

Weitere Artikel zu
Von • 14 Oct, 2019 • Sección: Interview