Aclara tus dudas: ¿Qué es el yoga integral?

En esta sección Javier Ruiz Calderón ofrece respuestas a nuestras dudas desde una visión de la tradición yóguica actualizada y crítica. Estás invitado a escribir a Javier a info@yogaenred.com planteando tus dudas o incertidumbres.

Pregunta: ¿Qué es el yoga integral?

Antwort: El yoga integral es como el pan integral: en el pan integral se come el cereal «completo» (así se dice en inglés: «whole bread»), sin amputarle ninguna de sus partes, con lo cual cumple mejor su objetivo de alimentar bien al ser humano. Del mismo modo, en la práctica del yoga integral participan todos los aspectos principales de la persona, sin prescindir de ninguno de ellos, con lo cual puede realizar mejor su objetivo: avanzar hacia la liberación, es decir, hacia la plena manifestación del inmenso potencial de sabiduría y amor que todos tenemos.

Si queremos triunfar en esta lucha por emanciparnos de nuestras aparentes limitaciones, tenemos que «movilizar todos los recursos», como se hace en todas las guerras. El intelecto, la afectividad, la voluntad, la imaginación, las energías sutiles, el cuerpo… todo hay que utilizarlo de la mejor manera posible en la práctica del yoga, sin desaprovechar nada; aunque cada uno pueda especializarse más en aquellos aspectos de la práctica que le vayan mejor por su carácter, circunstancias, etc.

Este enfoque combinado del yoga lo encontramos ya en la Bhágavad Guita, donde se nos presentan los yogas del conocimiento (jñana), la devoción (bhakti), la acción (karma) y la meditación (dhyana) como caminos igualmente válidos y compatibles entre sí. Esta idea la popularizó a finales del siglo XIX Swami Vivekananda, que habló de «los cuatro yogas», mejor cada uno de ellos para una clase de personas —más intelectuales, emocionales, activas o volitivas, respectivamente—, pero que venía bien articular en una práctica unificada ya que todos tenemos esas cuatro dimensiones.

Sin embargo, quien acuñó definitivamente el término «yoga integral» (purna yoga) fue Shri Aurobindo, que en su monumental La síntesis del yoga expuso un yoga unitario en el que a los cuatro yogas de Vivekananda se añadía el tantra, y que resumió muy bien décadas después Haridas Cháudhuri en su obra Yoga integral. Bajo el lema «toda la vida es yoga», Aurobindo propuso un yoga total en el que ningún aspecto de la vida quedaba excluido y en el que hasta las dimensiones de la existencia menos relacionadas (aparentemente) con la espiritualidad quedaban integradas en el movimiento ascendente de vuelta al Origen.

El célebre Swami Shivananda habló de «yoga de la síntesis», y lo más novedoso de su aportación fue el añadir como un ingrediente más de esa síntesis el hatha yoga, ya que esa tradición del yoga basada en el trabajo corporal no había sido tenida en cuenta por los maestros anteriores. Su discípulo Swami Satchidananda volvió a denominar «yoga integral» al enfoque combinado que había aprendido con su maestro.

Se podrían mencionar muchos más hitos. Indudablemente, el enfoque integral del yoga ha tenido éxito. Desde Vivekananda hasta los muy actuales Ravi Shánkar y Amma, cada vez más maestros han ido aceptando este enfoque «holístico» de la práctica yóguica. Y el término «integral» ha acabado triunfando también fuera de la tradición del yoga para designar perspectivas sobre la salud, la alimentación, la espiritualidad, la filosofía, la psicología, etc. que tienen en cuenta todos los aspectos pertinentes sin marginar ninguno, con lo cual se evitan unilateralidades y desequilibrios que podrían dificultar la consecución de las metas que se pretenden en cada caso.

¿El yoga que estamos practicando es «integral» o se centra demasiado en algún aspecto particular de la persona o de la vida olvidando otros no menos importantes?

Javier Ruiz Calderón (Shankara) es doctor en filosofía especializado en filosofías y religiones de la India. Lleva cuarenta años estudiando y practicando yoga, vedanta y meditación. Enseña esas disciplinas, así como hinduismo, sánscrito y canto védico, y ha publicado cinco libros y docenas de artículos sobre estos temas.

Próximas actividades:

«Estudio de las escrituras del yoga y el vedānta II: Las upaniṣad. Los textos fundamentales». Un sábado intensivo al mes del 6 de octubre de 2018 al 29 de junio de 2019. 80hs ( http://www.Ashtanga-Yoga-Alcobendas.es)

«Historia y filosofía del yoga: de los Vedas al siglo XXI». Cinco sábados por la mañana, del 20 de octubre de 2018 al 15 de junio de 2019. 20h (http://www.ashtangaciudadjardin.es/cursos).

Weitere Artikel zu
Von • 15 Oct, 2018 • Sección: Javier Ruiz Calderón