Paulino Monje, el karma yogui entregado a los mayores

Verdadero karma yogui, Paulino Monje es una persona excepcional que hace más de 20 años decidió llevar el yoga mental, de forma desinteresada, a las personas mayores, esas que parece que importan poco en nuestra sociedad. Su libro Yoga mental para mayores acaba de publicarse, editado por Mandala.

Paulino Monje

Su maestro, amigo fraterno y mentor, Ramiro Calle, por fin consiguió convencer a Paulino para que escribiera un libro. Y hoy os lo presentamos: Yoga mental para mayores, editado por Mandala Ediciones.  «Es un verdadero acierto –dice Ramiro en el prólogo de la obra– porque abundan las obras de yoga (muchas de ellas, ristemente, prescindibles) pero en absoluto las dirigidas a laspersonas mayores, que tanto se pueden beneficiar ejercitando esta disciplina que no sabe de edades y que si se sigue con fidelidad ofrece mucho más de cuanto uno en principio pudiera esperar.»

Hablamos con Paulino Monje de sus motivaciones y experiencias con los mayores.

P: El libro tiene un valor especial, ya que los mayores parece que no interesan demasiado ni al mundo editorial ni a la propia enseñanza profesional del yoga… Tú, que trabajas con ellos desde hace 20 años, ¿por qué crees que no queremos  mirar hacia la vejez, siendo, sin embargo, que todos aspiramos a llegar a ella del mejor modo posible?

R: El olvido tan triste e injusto de los mayores viene dado, sencillamente, por una sociedad individualista y egoísta que se ha creado, manifiestamente, sin la esencia de valores y únicamente importa la imagen del joven poderoso económicamente, así como vivir en un hedonismo desmesurado, pensando únicamente en el placer como fin y fundamento de la vida.

Hablar, por tanto, de la vejez no interesa en absoluto; es más, hay que marginarla porque estorba y condiciona esa vida irreal y fantasiosa de esta sociedad. Las personas que piensan así, cuando alcancen la cima de la edad posiblemente sufran consecuencias peores de aislamiento, soledad y olvido más doloroso.

Hacerse mayor es un don, no un lastre, y en esta vida no se deben escatimar esfuerzos ni sacrificios para tener cerca a los mayores y compartir lo que hay con ellos y hacerles lo más felices posible, porque tienen derecho a participar activamente en esta sociedad que nos toca vivir. Asi de sencillo.

P: ¿Qué te motivó a ti, hace 20 años, a elegir a los mayores para transmitir tus conocimientos del yoga y sus técnicas?

R: Mi motivación vino dada porque después de muchos años de actividad laboral, me propuse hacer voluntariado con dedicación a los demás en el mundo del mayor, donde pensaba que podía aportar más. Formaba parte además de mi código personal por la educación recibida de respeto y cariño a los mayores.

Pensando en lo que supone llegar a mayor y, en general, en los problemas que se generan tanto física, psicológica y emocionalmente, consideré que las técnicas del yoga mental servirían eficazmente para beneficiarles en su nueva situación vital. Y así fue como empecé a impartir las clases, aplicando todas las técnicas milenarias de meditación y relajación, con resultados realmente sorprendentes y muy gratificantes.

P: ¿Cómo podrían acercarse más los beneficios del yoga a los mayores? ¿Cómo extender tu ejemplo?

R: Tendría que haber una formación de quienes quisieran hacer voluntariado que incluyera cursos de conocimientos y prácticas del yoga mental con implantación en residencias, centros de mayores municipales y autonómicos, organizaciones de mayores, fundaciones, seminarios, etc. para mejorar la calidad de vida de los mayores. Es decir, que se conozca de manera amplia el yoga mental, haciendo pedagogía de los grandes beneficios que proporciona a las personas mayores, como un ánimo fortalizado y enorme motivación para seguir en la senda vital.

P: ¿Qué te parece más sobresaliente entre todos los beneficios que les aporta el yoga a los mayores?

R: Todo es sobresaliente en los beneficios que reporta el yoga mental a los mayores, pero si hay que destacar diría que la calma, el sosiego, la serenidad y la paz interior, mejorando enormemente la atención, la concentración y la memoria, que son fundamentales en esas edades. Se liberan de la ansiedad, la angustia, estados depresivos y un largo etc.

P: ¿Y qué destacarías entre todo lo que a ti te ha reportado esta labor de karma yoga entre personas mayores?

R: En primer lugar, he aplicado los principios del karma yoga, que significa la acción consciente, amorosa, desinteresada y libre de egocentrismo. Y en segundo lugar, he reforzado mi profundo afecto, respeto y cariño hacia los mayores, con la enorme satisfacción de haber podido ayudar durante más de 20 años a tantas personas, mejorando su calidad de vida y tratando de que eliminasen las tribulaciones que pudieran tener, al sentirse afligidos y desesperanzados.

Y los mayores me han proporcionado a mi muchísimo afecto y cariño, ya que puedes dar mucho pero recibes más que te gratifica. Sientes interiormente el calor de tanta gente buena que te conmueve, que se lo merecen todo y que necesitan que se les escuche, se les acompañe; en definitiva, que se les quiera. Indescriptible.

El libro Yoga mental para mayores se puede encontrar por 13 € ya en las librerías o pedir a Mandala Ediciones.

(Con nuestro agradecimiento a Paulino Monje y a Ramiro Calle)

Otros artículos sobre ,
Por • 28 Ene, 2021 • Sección: Entrevista, Libros y CDs, Yoga para mayores