La práctica matutina de la meditación acaba con el miedo

Una meditación matutina de 20 minutos puede transformar tu día a día. Meditar cada mañana marca la dirección de tu rutina cotidiana: te sentirás concentrado, tranquilo y equilibrado durante todo el día. Aquí te contamos cómo vencer las resistencias. Escribe Mayte Aguado (Maheshwari).

Foto de Personas creado por cookie_studio – www.freepik.es

“Tengo meditación por la mañana antes del amanecer”. Si te da pereza y pones excusas que van acompañadas de un “es que…” o un “para qué”, entonces estás en el miedo, o si consideras a esa meditación matutina como un trabajo, también estamos hablando de miedo. Lo importante es no cuestionarlo, sino vencer ese temor y descubrir que la meditación es un regalo que te ofreces y que el único obstáculo es el que te pones a ti misma/o.

Te aseguro que después de unos días de práctica, encontrarás que la meditación en la mañana en sí misma es una herramienta para superar el miedo a levantarte por la mañana y que te ayudará de saber a qué tienes realmente miedo en la vida. Solo debemos pasar unos días enfocándonos en los beneficios de la meditación con total concentración y sin prestar atención a las barreras internas que se fabrica uno mismo. Reconocerlo es un gran paso.

Las horas de la mañana son muy importantes. Nos preparamos para el trabajo, la familia, para el día en sí. Esto puede ser muy difícil, y encima debes añadir la meditación por la mañana… ya hay pie para una gran excusa. De hecho, la meditación solemos ponerla erróneamente en la zona de los pensamientos trabajosos, aunque sepamos, por lo mucho escuchado y leído pero no experimentado, que alivia la tensión del día. Comenzar por la mañana en un estado de ánimo tranquilo y feliz puede ayudarte a obtener más beneficios y mejores resoluciones durante el tiempo de trabajo.

“Meditar requiere un lugar tranquilo” Pregunta o afirmación, qué más da, ya que no siempre es posible. La mayoría de nosotros vivimos nuestras vidas en lugares concurridos y llenos de ruido. Para meditar en un entorno tan ajetreado, tenemos que ignorar el ruido que nos rodea. Debemos empezar con la aceptación del lugar en vez de ofrecer resistencia al ruido. Ayúdate de tu respiración, respirando atenta y profundamente, y ese será tu lugar tranquilo.

El gran ruido no se haya fuera; se produce en el interior. Puede que estés sentado en un lugar tranquilo, pero los pensamientos en tu mente no te permiten concentrarte. Si eso sucede, no te inquietes, no te resistas a tus puntos de vista. Solo mira los pensamientos y recupera el aliento siguiendo tu respiración. Los mantras son muy útiles durante la meditación: hazlo con AUM. Para hacer ese viaje hacia el interior es importante no utilizar luz artificial, ya que suele bloquear la atención.

Una meditación matutina de 20 minutos llega a cambiar la actitud en tu mente y cuerpo. La meditación de la mañana marca la dirección de tu rutina: te sentirás concentrado, tranquilo y equilibrado durante todo el día. El estrés se mantendrá alejado de ti. Automáticamente, en el desayuno el cuerpo querrá ingerir alimentos más saludables tras terminar la meditación; ahí ya veremos un gran cambio. Meditar libera fácilmente el estrés del día anterior y al final del día hace que duermas cómodamente por la noche.

Más poder espiritual y mental

La práctica de la meditación matutina trae muchos cambios positivos en tu vida. Sí, se requiere algo de esfuerzo para incorporarla a nuestro día a día, pero es importante si quieres reconocer y despedirte de tus miedos.

Prepara un lugar para la meditación en tu hogar. Haz que sea tu sitio especial, tu lugar para vivir en ti mismo, tu cielo. Hazte una promesa. deja una semilla para ti: “Definitivamente vendré aquí todas las mañanas”. Si piensas que necesitas algo de tiempo, mira el porqué de esa excusa y ten paciencia contigo para facilitar esta práctica. Afirma con seguridad enérgicamente el lugar, proponte hacerlo durante 60 días seguidos.

La meditación es el proceso de calmar la mente y vaciarla. Un sueño tranquilo que mantiene nuestro cuerpo sano y a la vez mantendremos una mente sana. Nuestra energía se enfoca a través de la meditación. La energía se concentra en la mente y el cuerpo. En la mente, manteniendo el foco; en el cuerpo, a través de la respiración; entonces nuestra energía se elevará. El mayor efecto de la meditación es que si vives bajo estrés, muchos pensamientos innecesarios de la mente desaparecerán y automáticamente cambiarán a otros más puros o limpios y necesarios para el cerebro. Al practicar la meditación con regularidad, obtendremos un mayor poder espiritual y paz mental.

Recuerda que la meditación no significa concentración. La concentración es como el foco de una linterna que apunta a solo lugar, pero la meditación es como una bombilla que difunde la luz en las cuatro direcciones…

La meditación es una forma a través de la cual nuestra vida puede sufrir cambios muy grandes. Si quieres paz, éxito y conocimiento, la solución simple es la meditación… aunque no digo que sea fácil. Solo después de un esfuerzo continuado comprenderás todo su poder.

Con Amor, Maheshwari

Otros artículos sobre ,
Por • 21 Dic, 2020 • Sección: Firmas, Maheshwari, Meditación, Práctica