Bypass espiritual: 5 ejemplos comunes, por qué sucede y qué hacer

Tras la buena acogida del anterior artículo dedicado al bypass espiritual, reproducimos este artículo del blog de Melissa Noel Renzi, profesora de yoga y especialista en enseñanza del yoga en comunidades.

Foto del artículo con reproducción autorizada por la autora.

El desvío espiritual o bypass espiritual es un término que describe el intento de eludir o negar las emociones, experiencias y realidades desagradables para sentirsnos bien y evitar el desasosiego de las verdades dolorosas.

Aunque el término solo entró en mi vocabulario y comprensión cognitiva en los últimos años, he sido testigo repetidamente de este mecanismo de defensa generalizado en mis 20 años de participación en comunidades de yoga y terapias de bienestar. Por supuesto, también sin darme cuenta he participado en el bypass espiritual en nombre de la curación y de la ayuda mientras no comprendí el daño causado.

Es bastante común que las personas con buen corazón e intenciones se involucren en el bypass espiritual, lo que hace que sea fácil pasar por alto cómo afecta negativamente a las personas y a las colectividades sociales.

Hoy quiero compartir contigo:

  • √ Qué es el bypass espiritual y por qué supone un problema.
  • √ Por qué sucede con tanta frecuencia en las comunidades espirituales
  • √ Ejemplos comunes de desvío espiritual que causan daño
  • √ Cómo abordarlo sin más daño para usted o los demás
  • √¿Qué es la derivación espiritual?

El término bypass espiritual fue acuñado por el difunto psicólogo John Welwood en 1984 para describir lo que vio en una comunidad budista en la que estaba involucrado. Lo describió como la «tendencia a usar ideas y prácticas espirituales para eludir o evitar afrontar problemas emocionales no resueltos, heridas psicológicas y trabajos de crecimiento sin terminar».

Todos tenemos partes de nosotros mismos que preferimos no mirar, así que las negamos o las hacemos a un lado. Cuando enterramos estos aspectos en el subconsciente en lugar de resolverlos e integrarlos, a menudo se transforman en roles y comportamientos disfuncionales que impiden la curación y nos causan daño a nosotros mismos y a nuestras relaciones.

A nivel social, hay realidades incómodas e injusticias que reconocer y abordar. Cuando evitamos dar la cara en conflictos que se desarrollan en organizaciones externas, invalidamos las experiencias vividas por otros y eludimos nuestra propia responsabilidad en la creación de otras organizaciones más saludables que apoyen a todos.

En ambos casos, ofrecer pensamientos positivos o  buenos deseos de «amor y luz» es un enfoque que elude las raíces de los problemas en cuestión y causa más daño.

Por qué ocurre el bypass espiritual en las comunidades espirituales

Para empezar, el bypass espiritual no es un fenómeno exclusivo de las comunidades espirituales. Incluso en el mundo de las terapias existen métodos que se centran demasiado en el cambio de conducta y en rechazar o despreciar las emociones «irracionales».

También señalaré que muchas personas atraídas por la espiritualidad y el bienestar alternativo a menudo buscan respuestas y curas para un dolor profundamente arraigado y para los sentimientos de indignidad. Si encuentran una práctica de sanación en el camino, es fácil aferrarse a sus enseñanzas como respuesta a todos sus problemas, mientras descartan la variedad esencial  y los matices de nuestro mundo.

Esto me lleva a la razón esencial del desvío espiritual en las comunidades espirituales.

La enseñanza de la sabiduría de la realidad con frecuencia se malinterpreta y se equivoca. Confundimos la realidad absoluta con la realidad relativa. Permítanme explicar los conceptos básicos de acuerdo con algunas tradiciones védicas y budistas no duales, que también pueden encontrarse en otras tradiciones.

La realidad absoluta es aquello que es inmutable, eterno y trascendente. Es la verdad absoluta de la unidad de todos y la naturaleza de cómo son realmente las cosas en el universo.

La realidad relativa es aquello que está sujeto a cambios, sujeto al tiempo y es dependiente. Son los fenómenos observables de la existencia mundana: entorno, circunstancias, recursos, relaciones, identidades y sentimientos que experimentamos.

Muchos buscadores espirituales llegan a las prácticas contemplativas buscando la trascendencia. Experimentar un atisbo de la conciencia absoluta o más profunda en una práctica de meditación puede hacer tentador enraizarse en la noción de realidad absoluta mientras se desprecia lo relativo como simple ilusión.

El absoluto no está por encima de lo relativo. Ambas realidades son verdad.

Echemos un vistazo a algunos ejemplos comunes de bypass espiritual para comprender esto mejor.

5 maneras comunes de hacer desvíos espirituales

1) No tengo apegos.
No me afecta porque no estoy apegado.

La enseñanza del desapego de muchas tradiciones es con frecuencia mal entendida. Desde una perspectiva de lo absoluto, uno puede tener la idea de que no necesita posesiones materiales, relaciones, etc. Sin embargo, desde una perspectiva relativa, todos necesitamos vínculos y relaciones saludables, refugio, ropa y medios para comer. La enseñanza correcta es no sobrevalorar los objetos de nuestra vida y comprender su lugar. La negación de esta verdad puede conducir fácilmente a evitar y reprimir necesidades fundamentales. Además, sugerir que alguien está “demasiado apegado” es vergonzoso e inútil.

2) No veo el color.
Todas las vidas importan.
Todos somos una raza humana.

Desde la realidad absoluta, la Unidad es verdad. Y desde una perspectiva no dualista, incluso podría abarcar vida animal y vegetal y cualquier otra manifestación. Sí, somos absolutamente uno. Desde la realidad relativa, implica un rechazo prejudicial del mundo muy real en el que vivimos, en el no somos tratados como seres humanos iguales ni somos «uno» en nuestro acceso a la seguridad, a la atención médica, a la vivienda, a la alimentación, a la educación y al resto de necesidades humanas básicas importantes para todos. Negar la diferencia no solo invalida las experiencias y le dice a la gente que no las vea, sino que también permite que eludamos la responsabilidad de poner de nuestra parte para crear las condiciones igualitarias y beneficiosas para todos.

3) Solo buenas vibraciones.
Enfócate en lo positivo.

La intención puede ser animarte a ti mismo y a los demás o poner límites a los comportamientos y acciones tóxicas. Sin embargo, esa forma de positividad puede ser tóxica por humillante y alienante para quienes (¡quizás tú!) combaten el trauma, el dolor, los problemas de salud mental o la injusticia sistémica.

Si alguna vez has luchado contra la depresión sabes que cuando alguien que te dice que “seas positivo”, no te ayuda a profundizar en lo que te pasa. «Solo buenas vibraciones» está lejos de ser una invitación para que alguien se enfrenta a una relación abusiva o a una pérdida por la que está de duelo. No me puedo imaginar diciéndole a una comunidad cuyas personas están siendo asesinadas en las calles o encarceladas en la frontera que «se centren en lo positivo», o enviarles «amor y luz».

Encontrar lo bueno del mundo y tener esperanza es útil y necesario, pero acoger todos los sentimientos y partes de uno mismo es un principio vital para descubrir la auténtica esperanza.

4) La ira es una emoción destructiva.
Lo único que tenemos que temer es al miedo mismo.

El daño que hacen declaraciones como estas se pasa por alto en nuestra sociedad. La ira y el miedo a menudo se consideran emociones negativas y destructivas que deben ser desterradas de nuestra psique. Esta es otra forma de bypass. Si bien no puede ser saludable vivir en la ira o el miedo, evitarlos no es la solución por dos razones:

1) Tanto la ira como el miedo son emociones humanas normales que nos ayudan a sobrevivir, e incluso pueden ser beneficiosas en determinadas circunstancias. La ira puede proteger las emociones más vulnerables, hacer ver la injusticia y proporcionar la motivación y el combustible para una acción con compromiso. El miedo también sirve para protegernos y puede brindarnos información importante que podemos necesitar.

2) Silenciar o condenar la ira o el miedo es como poner un vendaje en una herida que requiere sutura. Es posible que logre detener el sangrado y cubrir la herida momentáneamente, pero seguramente se volverá a abrir sin la atención, el cuidado y el tratamiento adecuados.

5) Tú creas tu realidad.
Eleva tu vibración / frecuencia.
Haz tus sueños realidad.

La ley de la atracción atrae a mucha gente. Incluso yo me sentí atraída hace años, pero siempre tenía algo inquietante en mi opinión. Dejando a un lado a los charlatanes de esta industria, el sistema de creencias de la ley de la atracción es hiperindividualista y de naturaleza culpable y humillante. Ignora las estructuras de poder sistémicas que permiten la injusticia y responsabiliza al ser humano de no sentirse lo bastante bien. No le dirías a un refugiado sirio que puede crear su realidad si piensa positivamente, y tampoco que él atrajo sus horribles circunstancias. Y al contrario, ¿acaso los más privilegiados son mucho más listos para manejar la fuerza mística de la ley de la atracción? Si no estás realizando tus sueños no tienes la culpa, y eso debería quedar claro si se observan las circunstancias de nuestro tiempo.

Cómo manejar el bypass espiritual sin más daños

1) Desarrolla tu conciencia. Si el concepto bypass espiritual es nuevo para ti, tómate un tiempo para comprender y reflexionar sobre los conceptos que he descrito. Considera si has sido receptor o autor de un bypass espiritual. La mayoría de nosotros hemos participado en ambos papeles, por lo que puedes examinar tu papel en el reparto y también cómo te sentiste en cada caso. Examina también cómo has pasado por alto tus propias emociones y experiencias.

2) Valora la intención frente al resultado. Lee todos los ejemplos que he expuesto y mira cómo cualquiera que diga estas cosas probablemente tenga buenas intenciones e incluso quiera ser útil. Sin embargo, también puedes ver que el resultado podría ser hiriente y/o humillante, causando más problemas tanto para uno mismo como para el entorno. Una forma común de eludir la responsabilidad es arraigarse en «no era mi intención…», en lugar de reconocer el resultado de nuestras palabras y acciones. Podemos tener buenas intenciones y aun así disculparnos y corregir cuando nuestras intenciones caen de una manera que causan daño. En verdad, este último enfoque es el camino hacia una mayor empatía, confianza e intimidad.

3) Ten compasión de las partes de ti que hayas desviado para no afrontarlas. Mi propósito al escribir este artículo fue llamar la atención sobre frases y puntos de vista problemáticos que son habituales en las comunidades espirituales, y he hecho todo lo posible para no parecer sarcástica o hiriente. Te pido que consideres lo que he escrito sin culpabilizarte a ti mismo ni a los demas por no haber sido conscientes de lo que expongo.

En cambio, animo a todos a estar presentes y ser compasivos con aquello de sí mismos que hayan querido evitar o no afrontar e  intenten comprender su intención. Cuando podamos hacer esto por nosotros mismos, seremos más capaces de sentir compasión por las tendencias de otras personas y abordarlas sin avergonzarse y ni desterrar partes de ellas.

(Traducción: YogaenRed.  Artículo original: https://melissanoelrenzi.com/spiritual-bypass/)

Melissa Noel Renzi es trabajadora social y profesora de yoga. Especializada en la enseñanza de yoga en entornos comunitarios, incluiyendo el tratamiento de adicciones, la salud mental, la salud comunitaria y los centros para personas mayores. Cuando no está enseñando en Chicago, dirige retiros mundiales para personas altamente sensibles, introvertidas y mujeres.

Su web: https://melissanoelrenzi.com/
Lee sus próximos retiros AQUÍ

 

Otros artículos sobre ,
Por • 12 Nov, 2020 • Sección: Firmas