Hidrayam, el corazón espiritual

A tan sólo dos dedos a la derecha del corazón, músculo cardiaco, y según cita el Sita Upanishad, se encuentra Hridrayam, el corazón espiritual. Ese lugar donde te señalas a ti mismo con los dedos de la mano viene a ser la morada de tu alma. Escribe Emilio J. Gómez.

(c) Can Stock Photo / staras

De alguna manera siempre lo has sabido. Pero la mente, al proyectarse en la belleza del mundo exterior, se ha olvidado de ello, quedando anclada en deseos y aversiones.

Aquiétate y siente el Sí-mismo en tal zona. Siente la sensación de ser, mientras reflexionas: ¿cómo puede ser que lo haya olvidado? Quizás es lo habitual, pero no por ello es lo natural. Ahora se te ha recordado.

Has recordado el Ser, el Sí-mismo, es decir: tu auténtica naturaleza, la cual está íntimamente ligada a la divinidad. Eres sin separación. Tal división sólo se ha producido en la mente. Ha sido el burdo fruto de una ilusión.

Es cierto, nunca te separaste, lo imaginaste. Vuelve a ti. Regresa al origen de donde un día todo emergió. Retorna a tu presencia de Ser, al Sí-mismo que la tradición del Yoga denomina Atman.

Siente. No pienses, no imagines, no supongas… Siente… Siente cómo todo emana de Hridrayam, el corazón espiritual. Haz de ese estado tu morada, tu refugio. ¿Qué otro refugio puede haber?

Emilio J.GomezEmilio J. Gómez coordina el Círculo de Yoga Silencio Interior e imparte enseñanza individual de meditación.

T 616 660 929 / info@silenciointerior.net
www.silenciointerior.net

Otros artículos sobre
Por • 28 Sep, 2017 • Sección: Silencio Interior