Cuestionario sobre Certificado de Instrucción en Yoga/ 4

Se abre un nuevo curso para quienes están interesados en formarse como instructores/profesores de yoga. A la redacción de YogaenRed han seguido llegando dudas y preguntas por parte de los lectores que no podemos dejar de satisfacer. Para ello hemos planteado varias escuelas especializadas un mismo cuestionario. Hoy contesta Mayte Criado, fundadora de la EIY, miembro de la Junta Directiva de la Federación Europea de Yoga y presidenta de la Federación Española de Yoga Profesional.

1. ¿Qué desventajas concretas, a la hora de encontrar empleo, tiene un instructor de yoga formado en un centro privado respecto uno formado en un centro homologado por la Administración Pública?

La única desventaja posible se encuentra a la hora de ser contratado como instructor-a de Yoga en un ente público (un ayuntamiento, una casa de cultura, un centro público) o en el ámbito deportivo si en la Comunidad Autónoma que contrata está en vigor la nueva Ley del Deporte.

No entanto en el ámbito privado, es decir, en los centros y escuelas de yoga de siempre, o para impartir clases privadas o para abrir un centro de yoga o en cualquier espacio cuya propiedad no sea pública y tampoco sea deportiva, el-la instructor-a o profesor-a de yoga no tiene ningún problema. La mayoría de los sitios en los que un recién titulado de cualquier escuela privada puede trabajar pertenecen a éste ámbito. Todo son ventajas puesto que la titulación oficial, todos lo sabemos, no forma adecuadamente a los futuros instructore-as.

2. ¿Qué significa exactamente el concepto “certificación oficial”?

Se trata de un Certificado de Profesionalidad correspondiente al Nivel 3 del recorrido formativo homologado. Es un certificado que no regula la profesión pues no es obligatorio en el ámbito privado, solo en el público y en algunas zonas de España también en el deportivo.

3. ¿Cómo saber si un curso es “caro” o “barato”? ¿Qué ha de tenerse en cuenta?

Ha de tenerse en cuenta el prestigio de la entidad que lo imparte, los formadores con los que cuenta, su trayectoria, sobre todo el valor de dicha titulación una vez finalizada la formación. Nada es caro y nada es barato; cada persona debe saber lo que busca y en base a ello aplicar una valoración adecuada. Si alguien busca calidad, prestigio y seriedad, debe tener en cuenta que ninguna escuela puede ofrecerlo sin los costes que ello conlleva. Si alguien solo pretende un papel, rapidez y poca implicación, seguro que encuentra algo relativamente barato.

4. ¿Debe costar menos una formación por el hecho de que expida un certificado “oficial” o al contrario?

Depende. Hay formaciones “oficiales” que están costando mucho más que la privada. Pero también uno puede sacarse el Certificado “oficial” por muy poco en espacios homologados y subvencionados por el INEM.

En la formación de las escuelas de yoga “no formales” pasa lo mismo. Depende del grado de implicación y de seriedad.

5. ¿Quiénes eligen al profesorado que forma instructores en los centros homologados?

Los elige la propia normativa que detalla el Real Decreto que avala el Certificado Oficial. Solo necesitan ser titulados superiores y tener la capacitación pedagógica oficial que exige el Estado para los profesores en centros homologados y públicos. Y de Yoga… ¿qué experiencia debe tener? Solamente de 1 a 3 años de experiencia según cada Unidad de Competencia. Ni tan siquiera debe demostrar tener él mismo ninguna titulación específica como formador de yoga o similar.

Muy diferente es pretender ser formador en una formación “no formal”, es decir, en las escuelas de yoga que imparten formación toda la vida. Al margen de esas que van abriendo un día si y otro no, y que publicitan formación de profesores de yoga de la noche a la mañana, los formadores de las escuelas de referencia en España son personas con años de experiencia, con un profunda vivencia del yoga y con estudios muy especializados para ello.

6. ¿Qué asociaciones relacionadas con el yoga están ocupándose de este tema y cuáles son sus objetivos y logros?

Yo misma fui cofundadora de FEDEFY, la Federación Española de Yoga Profesional. En principio, sus objetivos eran los de velar por los intereses de las escuelas de Formación de Profesores de Yoga y analizar los inconvenientes o lagunas del Certificado Oficial para que, pasados los cinco años que marca la ley, pudiéramos elevar formalmente las peticiones de cambios que procedieran. Más tarde se han querido descentralizar estos objetivos creando Federaciones como la de Catalunya y dejando a cada Comunidad Autónoma dichas gestiones, dado que la famosa Ley del Deporte no aplica de igual forma en todos los sitios.

Por lo que respecta a la Comunidad de Madrid, la Ley del Deporte ya está vigente y hemos creado un pequeño comité para mantener conversaciones con los entes implicados y para aclarar algunas dudas del sector.

7. ¿Cuál es la importancia del número de horas lectivas y quiénes las deciden?

Mucha. En el Certificado de Profesionalidad –lo oficial- las horas las decide el propio nivel 3 de la cualificación en relación al recorrido académico que estipula el Ministerio de Educación. Las horas y temas están reguladas en el Decreto Ley y cualquiera puede mirarlas. El hecho de que este Certificado de Profesionalidad exija 120 horas de prácticas profesionales no laborales, fue una decisión del Ministerio de Trabajo al tratarse de formación profesional.

Estas horas de práctica son uno de los puntos de controversia, ya que están dando muchos quebraderos de cabeza. Por un lado, a los alumnos que buscan desesperadamente que algún centro de yoga los acoja, y por otro, a los propios centros, que se ven en el dilema de no poder “respetar” lo que las propias prácticas exigen (igual que en cualquier otro sector profesional, por cierto).

En los centros y escuelas privados se atiende a implementar lo que el Certificado “oficial” exige, que es bastante fácil. Lo verdaderamente complicado es cumplir con las exigencias de los organismos como Yoga Alliance, el más importante del mundo en el ámbito del yoga. Esta es una de las razones por las que es preferible formarse en una escuela privada. Ya hay bastante personas que después de obtener el Certificado de Profesionalidad vienen a inscribirse a nuestros cursos para poder realmente tener una vivencia yóguica y adquirir la experiencia que procede para convertirse en profesor-a.

8. ¿Domina el yoga físico en la enseñanza oficial?

No se trata de número de horas, que son pocas, por cierto, sino de quién las imparte… y qué cuenta… y qué experiencia lo avala…

9. ¿Cómo se homologan los centros de formación que imparten esta enseñanza?

Como cualquier centro de Formación Profesional y aplicando las especificaciones que exige el propio Certificado de Profesionalidad de metros, salas… se necesita un local con licencia municipal de centro de formación y luego la homologación viene si se cumple con el resto. Por tanto las exigencias son bastante “duras”.

10. Breve reflexión final por tu parte.

Aunque yo formé parte del comité que diseñó el Certificado “oficial” y estoy a favor de profesionalizar seriamente el oficio de instructor-a o profesor-a de yoga, entiendo que la Administración fue demasiado contundente al decidir unilateralmente poner esta Cualificación dentro de la familia de Actividades Físicas y Deportivas. Tampoco es que haya otra que le cuadre, pero podría crearse o acercarse algo más. El resultado de todo ello está alterando bastante los objetivos genuinos de la formación de Yoga.

Como se trata de un Certificado que no regula ningún sector, la existencia de las escuelas y centros en el ámbito de lo privado, como mi propia escuela, la Escuela Internacional de Yoga, todavía garantizan una formación adecuada, honesta y de calidad. Animo a todos a formarse en estos centros al margen de que necesiten o quieran el Certificado de Profesionalidad.

Cualquiera de nuestras escuelas es libre de otorgar los títulos que honestamente haya creado y desarrollado por años. El título de “Instructor-a de Yoga” o “Profesor-a de Yoga” es válido y real en el ámbito privado. Es más, todas las organizaciones de yoga del mundo otorgan este tipo de titulación con estos nombres, y certifican privadamente, es decir, desde la Formación no formal, la idoneidad de una persona y su nivel en relación a la preparación que cada escuela exige.

Mayte Criado es directora y fundadora de la Escuela Internacional de Yoga. Formadora de Profesores de Yoga certificada por la Yoga Alliance (ERTY E500H T500H) y por la European Yoga Federation. Colabora como delegada en España de The World Community of Indian Culture and Tradicional Disciplines. Forma parte de la Junta Directiva de la Federación Europea de Yoga y actualmente es también Presidenta de la Federación Española de Yoga Profesional.

Ver Cuestionario 1: https://www.yogaenred.com/2018/09/06/cuestionario-sobre-certificado-de-instruccion-en-yoga-1/

Ver Cuestionario 2: https://www.yogaenred.com/2018/09/10/cuestionario-sobre-certificado-de-instruccion-en-yoga-2/

Ver Cuestionario 3: https://www.yogaenred.com/2018/09/13/cuestionario-sobre-certificado-de-instruccion-en-yoga-3/

Outros artigos sobre ,
Por • 17 Sep, 2018 • Sección: Escola Internacional de Yoga, Formação de professores