Ximena Gutierrez no Congresso costa del Sol Yoga

A professora internacional Ximena Gutiérrez vai ensinar duas oficinas na edição VII do Congresso de Yoga da Costa del Sol. Ela respondeu a algumas perguntas do Yoga In Red.

Ximena

Ximena descobriu yoga em 1994. Então ele estava apresentando o programa de TV Bom dia Nicarágua. Um dia ele entrevistou um yogi mexicano que estava passando por seu país ... e tornou-se seu primeiro professor. Começou a praticar diariamente em 2001, para reabilitar o joelho da cirurgia. "No outono de 2001, enquanto patinava a uma velocidade imprudente, eu bati em um veículo estacionado. A última coisa que me lembro, segundos antes do acidente, é pensar: 'Eu não saio deste.'"

Assim que ela foi capaz de andar sem muletas, ela procurou reabilitação para recuperar a massa muscular e se matriculou em um ginásio em Washington, onde ela ensinou Susan Meyer yoga, um professor nativo de Minneapolis, que acabou por ser "o ser mais generoso que eu já encontrei a caminho." Na prática, Ximena não só recuperou a força, mas começou a experimentar uma energia e um sentimento de alegria que ele nunca tinha sentido antes.

Em 2006, Ximena completou sua primeira certificação de professora de yoga no Vedanta International Center of Sivananda Yoga, nas Bahamas. Em 2007, em Nova York, tornou-se professora certificada do método Jivamukti, um estilo de yoga de renome mundial com centros em Nova York, Toronto, Londres, Sydney, Berlim e Munique.

Por muitos anos Ximena combinou sua vida como consultora de comunicações no Banco Mundial com o ensino de yoga, até que coincidiu com sua gravidez, Ximena decidiu dedicar todo o seu tempo para compartilhar a sabedoria do yoga. Em junho de 2010, ela foi certificada como professora de yoga pré-natal do método Khalsa Way, inspirada no kundalini yoga e premiada pelo Golden Bridge Yoga Center em Los Angeles.

Ximena atualmente vive com sua família em Frankfurt am Main, Alemanha. Ela é extremamente grata a seus professores Susan Mayer, Jenny Cornero, Sharon Gannon, David Life, Gurmuk Kaur Khalsa e, claro, que abençoou mochileiromexicano.

Tudo isso este professor nicaraguense diz em seu site, Bom Karma.

¿Qué es para ti buen karma?
Estoy convencida de que el buen karma no consiste en no tener dificultades sino en tener la actitud mental y espiritual para tratar de entender lo que está ocurriendo y sacar lo mejor de la situación. En la vida todo lo que ocurre son enseñanzas y lo precioso del camino del yoga es que te ayuda a ver las lecciones a través de los acontecimientos de la vida diaria. Estamos aquí en el mundo para ser mejores personas y para relacionarnos justa y amorosamente con todo lo que nos rodea.

El yoga también me ayuda a tomar distancia de mi mente y de mi cuerpo y a estar menos sometida a las idas y venidas de mis estados de ánimo. Ahora, después de una práctica sostenida de años, no me enredo tanto, ni me hago la vida miserable tan seguido. Más bien he experimentado muchas veces los momentos más profundos de fluidez y serenidad cuando por segundos percibo que mi felicidad no tiene causa alguna exterior, que no la puedo poner en una cosa, una carrera o una persona, que está dentro de mí y que yo soy la única responsable de guardar mi mayor tesoro: mi paz.

¿Cuál crees que es el “secreto” del éxito de tus talleres y clases?
Secreto y éxito son dos palabras que no uso mucho, a lo mejor no me hacen sentir cómoda. Primero porque no quiero tener secretos y segundo porque no deseo tener éxito, y lo digo de corazón. Lo que quiero es poder ayudarme y ayudar a otros en su camino, sea este uno o 500. Algunas personas que vienen con regularidad a mis clases y que ahora se han convertido en mis compañeros y amigos valoran mucho el hecho de que hablo desde del corazón y que comparto sin tapujo alguno cómo las enseñanzas del yoga me ayudan y han ayudado a sortear los momentos mas difíciles de mi vida, al mismo tiempo que me ha ayudado a ver y a valorar los más gozosos. Incorporar esos conocimientos en actos tan simples como no perder el control de mi voz cuando a mi hijo le da una rabieta, o cuando siento que alguien esta cometiendo una gran injusticia contra mí y contra cualquiera, es lo que el yoga me enseña.

También combino el yoga con otras artes que me apasionan como la música y la literatura.

De los regalos que te ha hecho el yoga, ¿cuál es el que aprecias más?
Me ha hecho estar consciente de que la vida es un gran regalo, que no hay que desperdiciarla en baratijas, pues es la oportunidad para llevar un camino que me haga crecer como ser humano.

¿Qué te gustaría poder transmitir con tu participación en el Congreso de Yoga de la Costa de Sol?
Que aunque el camino es individual, no debe ser solitario. Que es muy importante abrirse al refugio de la comunidad, de la Sangha. Que el camino en compañía de otras buscadoras y otras buscadores es mucho más divertido y luminoso… y que no hay que tomárselo demasiado en serio. Hay que encontrar la liviandad aun teniendo este inmenso compromiso.

Outros artigos sobre
Por • 18 de setembro, 2013 • seção: Entrevista