Demistificare lo Yoga

La cada vez mayor popularidad del Yoga ha creado una serie de mitos alrededor del mismo. Una nueva misión del profesorado es aclarar la verdad desde las primeras clases con sus alumnos. Este es el interesante tema a tratar por Laura Cantillo en un próximo encuentro online de la EIY.

Estos serían algunos de los mitos más escuchados y que pasamos a revisar con profundo respeto:

Mito 1: El yoga es parte de una religión

El cuerpo, la mente y ese “algo más” existen en todos los seres humanos independientemente de su religión. El yoga nos ayuda a unir estos aspectos y no se preocupa por etiquetas de ningún tipo, ya sea religiosa o sobre cualquier diferencia superficial en los seres humanos. Lo que el yoga requiere es practicar con verdadera dedicación y consistencia, y no ser miembro de un sistema de creencias en particular.

Mito 2: El yoga se limita a posturas corporales

El yoga es integral. En el gran Patanjali, autor de Yoga Sutras, solo un sutra habla de ásana. Patanjali aboga por la práctica de ocho ramas únicas llamadas Ashtanga Yoga para el desarrollo de la verdadera personalidad de cada uno. Implica la práctica de ciertos principios enumerados como Yama y Niyama, Pranâyama, Prathyahara, Dharana, Dhyana y Sanadhi.

Mito 3: Debes ser flexible

A medida que uno envejece, el movimiento corporal se vuelve más rígido. No es necesario que para comenzar con la práctica de asana el cuerpo sea flexible; cada persona tiene cierto grado de flexibilidad. Uno puede comenzar a practicar en cualquier momento. Hay ásanas simples que ayudarán al cuerpo a ser más flexible y a adaptarse a la situación. La práctica debe ser con una combinación de fuerza, equilibrio, flexibilidad y concentración.

Mito 4: Consume mucho tiempo

No es necesario que dediquemos horas a nuestra práctica de yoga. Inicialmente, 30 minutos por la mañana y 30 minutos antes de acostarnos serán suficientes. Si tienes más tiempo, puedes extenderlo. Deja que cada sesión incluya 10 minutos de ásanas, 10 minutos de pranayama y 10 minutos de meditación. Si tienes una agenda ocupada y sientes escasez de tiempo para cualquier otra cosa que no sea el trabajo, puede ser beneficioso e incluso necesario comenzar a practicar yoga, ya que esto ayuda.

Mito 5: El yoga es un cambio de estilo de vida

Definitivamente, el yoga exige un cambio en el estilo de vida. Conviene que haya moderación en todo lo que uno hace. No significa que debamos volvernos completamente veganos o sacrificar todas las pertenencias materiales. Se recomienda una dieta predominantemente vegetariana con moderación en el consumo de carne y comida “chatarra”; incluso se puede disfrutar de una buena copa de vino de vez en cuando. Pero un cambio de estilo de vida requiere algo más que ajustes dietéticos; también involucra comportamientos éticos y humanitarios.

Mito 6: Cualquiera puede impartir una clase de yoga

Ir a clases de yoga por un período de tiempo y familiarizarse con ciertas prácticas, o leer ciertos libros de yoga y comenzar a practicar, o incluso asistir a un curso de instructor, no significa que seamos expertos y que podamos comenzar a enseñar yoga. Antes de emprender el viaje de la enseñanza, lo primero es consolidar tu práctica (sadhana) en tu vida diaria y, ante todo, formarte en una escuela que te ofrezca calidez, calidad y una certificación confiable.

Si quieres saber más sobre los mitos del yoga o alguna vez has sentido la necesidad de cuestionar y explorar los símbolos y conceptos propios de esta disciplina, La Escuela Internacional de Yoga te invita a que participes en el #9 Encuentro de Yoga Online con la profesora Laura Cantillo, el día 19 de octubre de 2021 a las 20hrs.

E se lo desideri, registrati al Meeting in modo rigoroso diretto, gratuito e dove puoi porre alcune domande personali. Accedi a questo link:

https://www.escueladeyogaonline.com

Altri articoli su ,
Di Per • 7 Oct, 2021 • Sección: Scuola Internazionale di Yoga