Bureau de yoga thérapeutique / Mouvements circulaires cervicales

Quisiera agradecer a la revista YogaenRed y a Álex Monasterio que ofrezcan este espacio, ya que me resulta muy útil. Soy profesora de yoga y a lo largo de los años he oído opiniones diversas respecto a realizar movimientos circulares con el cuello. ¿Podríais decirme si son perjudiciales o no? Gracias de antemano, Marina Landínez.

Respuesta:

Muchas gracias por tu pregunta Marina. De hecho, a lo largo de todos los años que nos hemos dedicado a la formación de profesores de Yoga Terapéutico hemos comprobado como esta es una de las cuestiones que suele surgir en cuanto a la región cervical.

Para responder a la pregunta tenemos que conocer algunos aspectos sobre cómo está estructurada la región cervical. Si observas la imagen que acompaña al texto, podrás comprobar que las vértebras están engranadas las unas a las otras por su parte anterior a través de los conocidos discos intervertebrales (menos la unión entre la primera y segunda vértebra, que utilizan otro mecanismo). Cuando movemos el cuello, los discos actúan como una especie de cojines elásticos capaces de permitir el movimiento, manteniendo a su vez la cohesión vertebral (con la ayuda de otros elementos como ligamentos, músculos y fascias). Así pues, la unión de dos vértebras con su respectivo disco intervertebral se considera una articulación, un tipo engranaje que caracteriza la columna vertebral.

Si te fijas, en la parte posterior hay las denominadas articulaciones interapofisarias, que son otro tipo de engranajes. Pues bien, estas articulaciones son diferentes, carecen de disco intervertebral y en su lugar se encuentran cartílagos articulares que tapizan las superficies de contacto, de unión, de ambas vértebras a ese nivel. Así pues, ambas superficies cartilaginosas están en contacto entre sí y, gracias a que son muy resbaladizas, permiten que las vértebras se deslicen unas respecto a las otras de manera suave y con poca fricción.

Imagínate ahora qué es lo que ocurre al hacer un movimiento de flexión cervical, al mover la cabeza en dirección al suelo. Los discos se comprimirán y reducirán su grosor. Por otro lado, las articulaciones interapofisarias cervicales (por cierto hay dos en cada nivel vertebral, una a cada lado), permitirán el deslizamiento de una vértebra sobre otra gracias a sus superficies articulares. Puedes imaginar que en cada uno del resto de movimientos cervicales, incluyendo el movimiento circular al que hacías referencia, será necesaria una movilidad libre, tanto en las articulaciones anteriores dónde se alojan los discos intervertebrales, como en las interapofisarias, las posteriores.

Qué ocurre si hay una disfunción articular cervical

Cuando se usa el término “disfunción articular cervical” suele referirse a la existencia de alguna alteración en las articulaciones interapofisarias que afecta negativamente a la funcionalidad de las mismas y, por tanto, al movimiento. Normalmente las disfunciones están originadas por la presencia de bloqueos articulares y/o por las deformidades causadas por los procesos artrósicos. En caso de que haya alguna de estas alteraciones pueden presentarse molestias, incluso pinchazos, al realizar los movimientos circulares como consecuencia de la falta de libertad y fluidez de dichas articulaciones. Y el dolor causado por el movimiento suele desencadenar o incrementar la contracturación de la musculatura de la zona agravando la salud de la región cervical de la persona.

Suelen ponerse en conflicto las articulaciones interapofisarias y, por tanto aparecer los pinchazos, cuando estamos en la parte posterior del círculo, es decir, cuando la cabeza ha rebasado la posición de los hombros y se dirige hacia atrás.

Por lo tanto, puede entenderse que ante la aparición de dolor en la ejecución de dicho movimiento, la persona debe abstenerse de llevarlo a cabo para evitar empeorar la situación.

Si el movimiento no doliera y se presentara fluido, no habría inconveniente para reproducir el movimiento, ya que las vértebras cervicales están preparadas para ello. Es su fisiología.

Por otro lado, si existiera la presencia de una discopatía cervical tampoco sería aconsejable realizar el movimiento circular, o al menos la mitad anterior del círculo, ya que durante esta fase del movimiento se comprimen los discos pudiendo incrementar su deterioro.

Hay que tener en cuenta que, la aparición de pinchazos o dolores durante la ejecución de este tipo de movimientos, o de cualquier otro, está fundamentado en unas causas que hay que conocer para actuar sobre ellas. La presencia de una escoliosis, hipercifosis, giba, tensión visceral, entre muchas otras, puede estar detrás de las disfunciones articulares de la columna cervical. En estos casos es recomendable acudir a un fisioterapeuta especializado en osteopatía para enfocar adecuadamente e, idealmente, practicar yoga con un profesor especializado en Yoga Terapéutico para adaptar la práctica en función de las características biomecánicas y patológicas de la persona.

Si vous êtes intéressé à obtenir une vidéo gratuite de yoga thérapeutique, allez à: www.yoga-terapeutico.com

Si vous voulez des experts dans l’adaptation du yoga à différentes pathologies, blessures et altérations biomécaniques, Alex et Or, répondre à vos questions, écrire un e-mail avec votre question à: info@yoga-terapeutico.com

Alex Monastery et Or Haleluiya

Monastère d’Alex il est physiothérapeute, ostologue et posturologue avec une vaste expérience dans le domaine des soins et de l’enseignement. Il a été professeur à l’Université Ramon Llull de Barcelone de physiothérapie pendant plus d’une décennie et a travaillé à l’hôpital Sant Pau environ cinq ans en tant que thérapeute (en dehors d’avoir sa pratique privée pendant 20 ans où il voit des cas de toutes sortes). Il est l’auteur du livre Colonne de Sana (traduit en russe).

Il enseigne l’anatomie, la physiologie et la pathologie aux professeurs de yoga depuis près de 20 ans, il doit être l’un des premiers en Espagne, et a certainement beaucoup à apporter quand il s’agit d’enseigner les plus de 40 processus pathologiques qui sont étudiés dans la formation qu’il enseigne avec Or, en plus de la façon de les aborder tous avec la thérapie par le mouvement.

Ou Haleluiya elle est professeur de yoga, acupuncteur, maîtrise en psychologie (UAB). Président de l’Association espagnole de yoga thérapeutique. Ou a commencé sa pratique à l’âge de 22 ans dans la méthode Iyengar intensivement pendant sept ans, voyageant beaucoup pour étudier avec des professeurs connus dans le monde entier dans cette méthode. Il a été certifié en anusara yoga, yoga réparateur et yoga thérapeutique. Ou a fait quelques cours de dissection humaine aux universités de Londres et d’Écosse. Elle est régulièrement rédactrice d’articles dans différentes revues internationales.

Les cours sont exceptionnels pour leur maîtrise du raffinage de la pratique du yoga en fonction des compétences et des besoins biomécaniques des gens. Il a également une capacité originale de raconter des histoires de la mythologie indienne liée au thème biomécanique étudié dans ses classes qui touchent et se connectent avec le cœur.

Autres articles sur , ,
Par • 5 Jan, 2017 • Sección: Yoga thérapeutique