LIbro/ Crecer juntos, de Vanesa Lorenzo

Subtítulo: Yoga y disciplina positiva para afrontar los retos de la educación. La autora nos cuenta cómo estas dos filosofías le ayudan en la educación de sus hijas, y comparte las pautas y ejercicios para transmitirles serenidad, empatía, compasión y equilibrio físico y mental. Edita: Planeta. PVP: 19,90€ libro/ 7,99€ eBook

 

La autora que, llevaba muchos meses trabajando en este proyecto, explica cómo estas dos  filosofías que trata en el libro, yoga y pensamiento positivo, la ayudaron a sobrellevar los momentos de tensión y de incertidumbre del confinamiento. Como ella misma explica: “Nunca en toda mi vida había necesitado tanto el yoga como en esos momentos, y fue precisamente la práctica la que me proporcionó la clave para abordar la situación desde una perspectiva más sana: tenía que aceptar y vivir el momento y dejar de preocuparme en exceso por el futuro (…). Con ayuda de los principios de la disciplina positiva y del yoga para niños, encontramos nuevas formas de enfrentarnos a los retos de convivencia y a la incertidumbre del
momento, y la calma regresó, al menos a ratos, a nuestras vidas”.

Muchas veces las prisas del día a día hacen que los padres y madres vayan sobreviviendo a los diferentes retos que aparecen en la educación de sus hijos e hijas, como apagando incendios. Cuesta tomarse el tiempo de detenerse un momento a pensar qué dinámicas pueden cambiar y cuál puede ser su papel en ese cambio.

Disciplina positiva y yoga

La primera es una filosofía educativa que se basa en la conexión, el respeto mutuo y la cooperación… Vanesa Lorenzo busca promover una educación que rompa con el modelo que ha imperado por mucho tiempo en la sociedad española. Cambiando conceptos como obediencia absoluta por influencia, autoridad por liderazgo, críticas por empatía, y premios y castigos por entrenamiento, confianza, motivación y enfoque en soluciones.

La disciplina positiva propone el respeto y la conexión como la fórmula clave para acompañar a niños y jóvenes para que se conviertan en adultos responsables y capaces.

El yoga nos ayuda a conectar con nosotros mismos, a fortalecer nuestro cuerpo y a mantener una mente en paz. Nos enseña a respirar, a aceptarnos y a mantener un cuerpo y una mente flexibles. En yoga, cuerpo y mente son uno, los cambios físicos se traducen en cambios mentales y viceversa. Mientras que en la
práctica adulta el yoga es un proceso que puede durar toda la vida, en el caso de los niños podríamos hablar de un trabajo de siembra cuyos resultados se ven al cabo de los años.

El principal objetivo del yoga para niños es que se familiaricen con los conceptos de esta filosofía desde pequeños y aprendan a usar la valiosa herramienta de la respiración y a relacionarse con su cuerpo de una manera saludable, desde el amor y el respeto para que aprendan a amarlo y a respetarlo.

En el libro, Vanesa Lorenzo incluye ilustraciones con diferentes posturas y secuencias dependiendo de la edad y el desarrollo de los niños.

La autora

Vanesa Lorenzo ha compaginado su trabajo como modelo y diseñadora con la práctica del yoga, en la que se introdujo hace más de 15 años en Nueva York. El yoga y su estilo de vida se han convertido en los contenidos que comparte en sus redes sociales.

En 2016 publicó Yoga un estilo de vida (Editorial Planeta), una obra en la que narra las bondades de la práctica del yoga.

Otros artículos sobre
Por • 14 Oct, 2020 • Sección: Libros y CDs