3 sugerencias para practicar yoga con provecho (online o presencial)

Hoy, por la contingencia sanitaria, el yoga ha dejado apelativos como Hatha, Kundalini, Ashtanga, Power, Vinyasa… para llamarse yoga online, un «nuevo estilo» que cada uno gestiona como puede. Pero ¿cómo evitar errores al practicarlo?

Photo by Maryjoy Caballero on Unsplash

Primero: No busques un/a maestro/a online: todos los que nos dedicamos a esta práctica milenaria somos aprendices, eso debes tenerlo claro, más aún si hablamos de yoga online. Llevar las clases teóricas y prácticas a cápsulas pregrabadas, o realizarlas por videollamada en alguna plataforma, nos ha traído más de una complicación.

Por ende, deja de buscar un ¨maestro/a¨; busca a quien acompañe tu proceso, quien camine contigo, ni más adelante ni más atrás, y te ofrezca posibilidades, entienda tus silencios al otro lado de la pantalla y te entregue ambas manos para que seas tú quien decida si quieres tomarlas… Que solo esté ahí si necesitas algo, no como un iluminado o como un sabio, sino más bien como alguien que logra comprender lo complejo que es desarrollar una práctica de yoga y transfórmala en un hábito.

Segundo: Realiza los ásanas de acuerdo con tu habilidad y morfología. El yoga no es contorsionismo: haces la típica búsqueda online y aparecen contorsiones y posturas de gimnasia estilo olímpico, las cuales en vez de acercar a las personas al yoga las alejan. Incluso en practicantes experimentados han causado más de alguna lesión e inconveniente. El yoga es para todos y todas, no solo para quienes pueden tocar su espalda con la rodilla o mantener el equilibrio sobre el dedo índice de una mano mientras con la otra se lavan los dientes (un poco de sarcasmo, espero no ver esas imágenes en internet).

Con esto quiero dejar lo más claro posible que solo tenemos que respetar nuestras capacidades y desde ahí avanzar para comprender lo que significa esta práctica milenaria en nuestras vidas.

Tercero: Anda sin prisa y disfruta tu práctica. Es frecuente ir rápido incluso en las prácticas o cursos de yoga presenciales, ante lo cual suelo preguntar: ¿a dónde vas que llevas tanta prisa? Esta práctica milenaria es un proceso amable, respetuoso, bondadoso, compasivo, saludable, entre muchas otras cualidades que se le pueden atribuir, pero no es rápido ni competitivo, no tienes que ganarle a alguien; solo tienes que viajar a los adentros, como en el documental de Ramiro Calle, quien menciona lo siguiente: «Al viajar hacia adentro, viajamos al interior de los otros; al viajar hacia el interior de los otros, viajamos hacia nosotros mismos. Nada le procura tanto sentido, significado y propósito a la vida como el viaje a los adentros».

Esta práctica milenaria del yoga es más que ásanas, entonar un mantra, hacer un mudra, sentarse a meditar, realizar pranayama… El yoga eres tú, es la vida misma, te ayuda a conocerte y disfrutar de ti.

Si tenemos en mente esas sugerencias en la práctica online o presencial, de seguro nos llevará a lo que realmente importa y señala Krishnamurti: «Comprender lo que eres es mucho más importante que perseguir aquello que deberías ser¨.

Alejandro Torres Retamal. Director/formador escuela de Yoga y Mindfulness
Máster en coaching, gestión emocional y mindfulness
Plataforma online 24/7: enjoyyogahouse.com/cursos/
www.enjoyyogahouse.com
T +56950936703

Otros artículos sobre
Por • 8 Oct, 2020 • Sección: Firmas