Recetas vegetarianas/ Helado de coco con arándanos

Helado, el dulce del verano y… para algunas personas también del invierno. A mí me encanta el sabor del coco, aunque hay quien no lo tolera. El coco, como muchas cosas, tiene esa peculiaridad: o lo amas o lo odias. Escribe, comparte y cocina Gauri, profesora de Cocina Vegetariana del Centro Sivananda de Madrid y del centro afiliado Sivananda Vedanta de Granada.

Para hacer este helado no se necesita heladera, solo un poco de tiempo y de paciencia. Elaborarlo no precisa de mucho tiempo, pero convertirlo en un helado cremoso sin cristales requiere de 3 o 4 horas en las hay que estar pendiente de él.

Ingredientes:
400 ml de leche de coco
200 ml de crema de coco
2 cucharadas soperas de coco desecado
100 g de azúcar
1 cucharada de tahín
6 o 7 vainas de cardamomo
¼ cucharadita de sal
100 ml de aquafaba*
Mermelada de arándanos (opcional)

Preparación:
1. Diluir el tahín con un poco de leche hasta que quede cremoso y reservar.
2. Poner en un cazo el resto de la leche, con el azúcar, la crema, el coco desecado y las vainas de cardamomo. Llevar a ebullición y hervir a fuego lento durante 5 minutos. Después enfriar rápidamente colocando el cazo en un bol con hielo y retirar las semillas de cardamomo.
3. Mientras tanto batir con varillas y llevar a punto de nieve el aquafaba a la que se le habrá añadido una cucharada de jugo de limón y una pizca de sal.
4. Mezclar en un recipiente rectangular amplio la leche, el tahín y el aquafaba a punto de nieve con movimientos envolventes para mezclar muy bien.
5. Llevar al congelador y a los 45 minutos aproximadamente sacar y remover la mezcla con las varillas para romper los cristales de hielo y generar aire para que se vuelva más esponjosa. Repetir esta operación cuatro o cinco veces, cada media hora hasta conseguir una textura crema. Los tiempos y el proceso de congelación lo determinarán la potencia del congelador.

Sacar el helado un rato antes del congelador, para facilitar el servicio y que adquiera de nuevo su textura cremosa.

Servir en vasos refrigerados y decorados con una cucharadita de mermelada de arándanos clarificada con un poco de agua.

* Aquafaba: es el nombre del líquido resultante de hervir garbanzos o judías. La que utilizamos en la receta es de garbanzos; aprovechamos este líquido siempre que preparamos hummus para elaborar un postre. Los garbanzos que hervimos son los pedrosillanos, que tienen mucho más cuerpo y menos agua que los lechosos. Hay que esperar que el líquido enfríe para batirlo y mejor si se deja en el frigo un día. Cuando vas a usarlo tiene la misma apariencia que la clara de huevo. Se puede hacer con garbanzos de bote, pero no es igual.

Gauri Leles. ACG de Raya Yoga-Tradición Sivananda
Calle Marqués de la Ensenada, 2 Esc.A, 2ºB – 18004 Granada / T 660288571
http://www.sivanandagranada.es/
http://comemosparavivir.blogspot.com

Otros artículos sobre ,
Por • 22 Jul, 2020 • Sección: Nutrición