Recetas vegetarianas/ Sopa india especiada (Kadhi)

Las sopas en otoño y en invierno nos resuelven todas las necesidades: rápidas y fáciles a la hora de elaborarlas, nutritivas y ligeras (sobre todo si son claritas). Escribe, comparte y cocina Gauri, profesora de Cocina Vegetariana del Centro Sivananda de Madrid y del centro afiliado Sivananda Vedanta de Granada.

El Yoga, oh Arjuna, es imposible para el que come demasiado y para el que no come nada, para el que duerme demasiado y para el que siempre está despierto. Bhagavad Guita. Capítulo VI. 6

Las sopas: plato reconfortante

La moderación en la cantidad de alimentos que ingerimos es fundamental en la práctica de Yoga, especialmente en la cena, si hay intención de levantarse temprano a meditar. Lo ideal es realizar la cena a una hora muy temprana que en España está un poco difícil por los horarios que tenemos. Cuando esto no es posible, la alternativa es realizar una cena muy ligera para no saturar nuestro sistema digestivo antes de ir a dormir.

Nuestros órganos internos aprovechan el descanso nocturno para reponerse. Como generalmente no se suele desarrollar mucha actividad física por la noche lo mejor es realizar una cena muy ligera para dar la oportunidad a todo nuestro sistema (físico y mental) de descansar y así poder levantarte a meditar.

Las sopas en otoño y en invierno nos resuelven todas las necesidades: rápidas y fáciles a la hora de elaborarlas, nutritivas y ligeras (sobre todo si son claritas), te reconfortan y dan calor, y existen infinidad de sopas para no aburrirte y sobre todo te ayudan a tonificar tu sistema digestivo y tu sistema nervioso si tu comida del mediodía ha sido descuidad o rápida.

Receta de Sopa india especiada (Kadhi)

Versión vegana

Es una sopa rápida de hacer y nutritiva; lo que más puedes tardar es en organizarte con las especias. Es una receta de la cocina india, una receta especial, con unas especias que dan un contraste de sabores muy interesante. La receta original está hecha con yogur de leche de vaca y Ghee (mantequilla clarificada). Hemos probado esta versión vegana con yogur de soja y aceite de oliva virgen extra. Por supuesto que el resultado final es diferente. ¡Pero las dos están exquisitas! Si eres una persona vegana no vas a perderte nada en cuestión de sabor, y si no lo eres…. puedes probar las dos y decidir por ti mism@.

Ingredientes: (Para dos personas)

  • 500 ml de suero de leche (1 parte de yogur de soja y 4 partes de agua)
  • 1 cucharada rasa de harina de garbanzos
  • ¼ cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • ½ cucharadita de semillas de comino
  • 4-6  hojas de curry ò 2 hojas de laurel partidas
  • 1 cucharadita de jengibre rallado
  • 2-3 clavos de olor
  • ¼ cucharadita de sal
  • 1 cucharada de cilantro fresco picado (opcional)

Preparación:

  1. Mezclar previamente la harina de garbanzos en un poco de suero para que no salgan grumos. Cuando este bien disuelta, añadirla  al resto de suero de leche, con la cúrcuma y hervir a fuego lento.
  2. Calentar el aceite en una sartén de fondo grueso, añadir las semillas de comino y los clavos, freír 1 minuto, luego las hojas de currry o (el laurel si no tienes hojas de curry) y el jengibre rallado. Verter el sofrito en la mezcla de suero de leche y la harina de garbanzo. Mezclar bien todos los ingredientes.  Agregar la sal y dejar hervir a fuego medio alto un par de minutos.
  3. Decorar con el cilantro fresco picado, si te gusta.

Gauri Leles es profesora formada en la Escuela de Yoga Sivananda Vedanta y da clases en el centro Yoga Sivananda Vedanta Granada-afiliado. T 660 288 571. Es creadora del blog Comemos para Vivir. 

http://www.sivananda.es/ / www.sivanandagranada.es/

Otros artículos sobre
Por • 6 Mar, 2018 • Sección: Nutrición