Fase 3 de la desescalada Covid-19

La fase 3 de la desescalada y la vuelta a una normalidad más avanzada van a suponer para muchos centros de yoga la verdadera reapertura. Escribe Mayte Criado, continuando con sus aportaciones para clarificar las medidas que afectan al sector.

Designed by Wavebreakmedia_Micro / Freepik

El gobierno ha atendido muchas de las peticiones realizadas por las asociaciones de gimnasios e instalaciones deportivas. Hay que recordar que éste es el gremio que nos afecta más directamente a los centros de yoga.

Es una pena que ciudades como Madrid o Barcelona aún estemos incluso en Fase 1 pendientes del paso a la Fase 2 para operar al 30% de la capacidad. Este tercio de alumnos posibles manteniendo la obligatoriedad de respetar los dos metros de distancia, impide, igual que ocurre en gimnasios y otros sectores, que muchas escuelas puedan abrir y que ello les compense de algún modo. Esperemos que esta Fase 3 llegue muy pronto al resto de España.

Podríamos resumir las normas de la Fase 3 en este titular: no es necesaria la cita previa, se permite un aforo del 50% con distancia de seguridad de 2 mts y se permite el uso de vestuarios.

¿Qué permite la Fase 3 a un centro de yoga?

• Apertura de un centro de yoga con aforo del 50% y un máximo de 20 personas con distancia de seguridad de 2 mts.
• No puede haber contacto físico.
No es necesaria la cita previa.
Pueden usarse las zonas comunes y los vestuarios cumpliendo las normas de higiene, desinfección y seguridad. Es decir, dos metros entre personas.
• Los hoteles y alojamientos también reabren sus puertas al 50% de su aforo con uso de las zonas comunes, por tanto los retiros y encuentros previstos por los centros de yoga para sus alumnos son posibles en estos lugares.
Se permiten congresos con las debidas medidas de seguridad hasta 80 personas.

Volvemos a señalar los cálculos del espacio necesario para mantener la distancia exigida de 2 m2 entre personas:

Área necesaria por persona 2mts x 2 mts = 4 m2
Ejemplo: a una sala de 100 m2 le restamos el espacio que ocupa el material, las columnas y el profesor-a. Quedan 90 m2
90 m2 : 4 = 22 personas

Estarían las excepciones que dicta el sentido común, si una persona se encuentra cerca de una pared o una columna.

En todos los casos:

– Es necesario exponer al público el aforo máximo del centro y las condiciones respetadas para cada fase.

Las salas donde se celebren encuentros y/o sesiones, deberán ventilarse y desinfectarse entre clases.

Desinfección y limpieza demostrada de las instalaciones. Deben ser garantizadas con especial atención a las zonas comunes.

Desinfección del mobiliario administrativo, de recepción, de salas y de soportes utilizados para la práctica individual o la grabación.

El centro debe tener señalizado el espacio, especialmente en las zonas de paso. Debe ofrecer información sobre sus protocolos con carteles visibles.

– La zonas comunes, como vestuarios, pueden usarse respetando la distancia de seguridad establecida.

– Se debe diseñar un protocolo de actuación del centro. Lo aconsejable es hacerlo con la empresa de Prevención de Riesgos que se tenga contratada. Lo siguiente es exponerlo y seguirlo exhaustivamente. Conviene que los alumnos-as puedan verificar dicho plan de actuación. Al mismo tiempo, es una manera de “certificar” que se están cumpliendo las normativas.

– En caso de ser un-a profesor-a autónomo-a que ofrece sus clases en diferentes sitios, aconsejo verificar que dicho lugar cumple la normativa y sigue todos los pasos de seguridad y actuación. El profesorado debe además contar con su propio protocolo para garantizar a su alumno-a que está pendiente de todo el proceso. Por ejemplo, llevar su propio gel hidroalcohólico, mascarillas, guantes si es el caso, soportes desinfectados para cada encuentro y otros medios que considere. Tener ese protocolo escrito y entregarlo a la hora de concertar la cita es una buena idea.

Mayte Criado es directora y fundadora de la Escuela Internacional de Yoga y presidenta de FEDEFY.

Otros artículos sobre
Por • 5 Jun, 2020 • Sección: Firmas