Entrevista con Camilo García: “El Yoga es solo uno y su intención es la autorrealización del Ser”

Uno de los más reconocidos profesores internacionales de yoga, dice que todas las tradiciones que emanan de la conciencia son herramientas para la autorrealización, pero que la mayoría de las veces se convierten en jaulas mentales de división y no en recursos de unión y realización.Viene a Madrid a ofrecer un completo taller, del 5 al 7 de abril, en El Gong, Club de Yoga Madrid. Entrevista Consuelo Serrano para YogaenRed.

Camilo_Garcia-YogaenRed

Camilo García visita España en el mes de abril de 2019 para ofrecer su tercer taller en El Gong, Club de Yoga Madrid. Nacido en Colombia, este reconocido maestro de Yoga es discípulo de Sri Dharma Mittra y Andrei Ram e imparte talleres en su país natal, otros lugares de Sudamérica, Puerto Rico y Europa. Además, Camilo es músico y ha fundado Bhakta Project, una iniciativa musical que combina la sabiduría ancestral de los Mantras con un lenguaje musical moderno.

Para conocerle mejor, hemos preparado estas preguntas. Muchas gracias Camilo por contestarlas con tanta dedicación.

P. ¿Cuándo comenzaste a practicar Yoga? ¿Cómo ha evolucionado tu práctica desde entonces?
R. Comencé a practicar hace 11 años, en el 2008. Fue un reconocimiento instantáneo. Ya desde temprana edad tuve interés en libros de yoga y en las tradiciones orientales, pero no fue hasta el 2008 en que hice mi primera práctica y desde ese día ha sido la plataforma ideal para mi caminar interior.

La práctica no solo ha evolucionado, sino que está en permanente renovación, no es algo estático. Lo que no cambia es la constante dedicación y entrega, sino la manera en que diseño la cantidad de tiempo y energía dedicados a las diferentes herramientas de esta ciencia. La propia dinámica de la práctica va revelando y direccionando naturalmente la manera más efectiva y útil de cómo organizarla y enfocarla práctica para la situación actual del practicante. Y por supuesto están los guías que nos inspiran y nos ayudan a entender nuestra necesidad y desde allí discernir la práctica más adecuada.

¿Cómo fue la transición de alumno a profesor?
En ningún momento decidí ser profesor. Ha sido un proceso totalmente natural. La firme dedicación a mi autopráctica ha generado que otras personas se acercaran a mí y me pidieran que les compartiera, precisamente, mi autopráctica. Así que ha sido el resultado de mi entrega y dedicación. Y esta situación constante a la que he sido expuesto me ha llevado a refinar y entender la manera de poder transmitir y enseñar lo que vivo, lo que práctico. Así que aún no he decidido ser profesor (risas), pero la sinceridad de mi autopráctica me ha puesto en esa posición y es para mí un gran honor y fuente de satisfacción poder apoyar el proceso de otras personas.

Andrei Ram ha sido un referente muy importante en la manera de diseñar y entender la manera sensata y correcta de trasmitir las herramientas de esta gran ciencia.

Has dedicado gran parte de tu vida a profundizar en el estudio del Hatha-Raya Yoga. Háblanos de los aspectos éticos fundamentales que promueve y de cómo nos ayuda en ese camino de autodescubrimiento.
El yoga en realidad es solo uno y su intención es la autorrealización del Ser. Por un propósito teórico y de enseñanza académica, el yoga es dividido en diferentes caminos o margas, pero dividir el yoga es y ha sido causa de muchos malentendidos y confusiones. Todos los caminos (margas) del yoga, Jñana Marga, Karma Marga, Bhakti Marga, Hatha Marga, Raya Marga, están dirigidos para alcanzar el mismo propósito y están totalmente entretejidos y mezclados. Estos caminos solos nos dan una directriz para tomar la iniciativa según nuestras tendencias e inclinaciones, pero a medida que vamos profundizando, todos los caminos empiezan a manifestarse e integrarse.

El Raya Yoga es el método descrito por Patanjali como el Ashtanga Yoga o los 8 miembros del árbol del Yoga. En estos 8 miembros están imbuidos todos los caminos (margas) antes descritos. Así que, a nivel ético, este sistema está sostenido por los Yamas y Niyamas; luego viene el trabajo de lo externo hacia lo sutil: Ásana, Pranayama, Pratyahara, que es lo que la tecnología del Hatha Yoga trabaja con mayor énfasis. Y luego viene el trabajo más sutil e interno que es Dharana, Dhyana, Samadhi.

Es por esto que lo llamamos Hatha- Raya Yoga, pero esencialmente toda la ciencia y practica del Yoga, en sus diferentes aspectos y caminos, tiene los mismos principios. Sencillamente, dependiendo del enfoque, se hace mayor énfasis en ciertos aspectos. Sin autoconocimiento (Jñana Marga) no puede realizarse una acción realmente desinteresada (Karma Marga), y sin compasión y amor (Bhakti Marga), el proceso de autorealización está incompleto (Raya Marga).

¿Cómo podemos aplicar estas enseñanzas en nuestro día a día, fuera de la esterilla?
La pregunta no debería ser cómo. Si la práctica en la esterilla no empieza a tener una influencia sobre nuestro comportamiento, nuestro estado mental y emocional y sobre nuestro cuerpo físico, es una práctica incompleta, no es yoga; quizá usa herramientas del yoga, pero no en su esencia.

Lo que hacemos en la esterilla es detener el ritmo febril y de distracción en el que vivimos para poder entrar y renovar nuestro espacio interior, en el cual podemos mirar con mayor claridad los hábitos, tendencias y patrones que nos están dañando y así poder reactivar los contenidos propios y esenciales que nos permiten un mejor vivir. Al mover el cuerpo físico y energético desde este estado de atención, empezamos a posibilitar un estado natural de mayor claridad, y esto por supuesto va tener una incidencia directa en la manera integral en la que vivimos fuera de la esterilla.

Tus principales maestros son Sri Dharma Mittra y Andrei Ram. ¿Qué cualidades resaltarías de cada uno?
Dharma Mittra siempre me ha inspirado por su feroz determinación (“angry determination”, como dice él) y, a la vez, por su simpleza y sencillez en su actuar y enseñanza. Profunda interiorización pero con el infantil humor que nos previene de convertirnos en practicantes áridos y secos.

Andrei siempre me recuerda la sensatez; vivir conectados en las alturas del espíritu pero con los pies bien enraizados en la tierra. La verdadera capacidad de aplicar la realización interior en la vida diaria.

¿Hasta qué punto han influido en tu práctica y en tu enseñanza las distintas formas de sabiduría ancestral de América del Sur? ¿Cómo conviven éstas con las antiguas tradiciones de India?
En su verdadera esencia todas las tradiciones, linajes y prácticas emanan de la conciencia humana como herramientas para el arte de vivir, la autorrealización y su expresión en la vida. Todas son herramientas que apoyan el suceder evolutivo del espíritu en cada expresión individual. El riesgo es que la mayoría de veces terminan convirtiéndose en jaulas mentales de división y no en recursos de unión y realización.

La experiencia humana es una. Ya sea en India, Sudamérica, Europa o cualquier lugar del mundo, los retos psicológicos, morales, físicos y energéticos son los mismos. Tanto la tradición del yoga como la tradición ancestral indígena de Sudamérica ofrecen recursos para la autoexploración y el autoconocimiento. En esencia son tradiciones que trabajan directamente en el cuerpo energético, y esto permite que el buen flujo espontáneo de nuestra energía abra las puertas internas para la aventura interior. Al permitir que la energía se desbloquee y fluya, empieza a haber una repercusión directa sobre nuestra mente, emoción y cuerpo físico, posibilitando el suceder armónico que se traduce en una vida íntegra, armoniosa con nuestro entorno y libre de miedos, ansiedad y energías parasitantes.

Al haber nacido en Colombia, desde temprana edad estuvo presente en mí de una manera indirecta la influencia ancestral indígena. Y aunque la comunidad indígena en Colombia ha sufrido mucho socialmente en los últimos 150 años, aún se conserva el arte vivo de esta milenaria corriente de sabiduría. Tuve la fortuna de conocer e interactuar con maestros indígenas y empezar a experimentar, conocer y vivenciar los increíbles recursos espirituales que nuestros ancestros nos han legado.

Así que el yoga ha sido la plataforma en la que he encontrado la estabilidad para seguir en mi proceso interno de exploración, junto a la tradición milenaria indígena, pues ambas se complementan ya que tienen el mismo propósito: la autorrealización suprema.

En abril vas a impartir tu tercer taller en El Gong, Club de Yoga Madrid. ¿Cómo has diseñado este curso y qué ideas fundamentales pretendes transmitir a los alumnos?
En esta tercera visita al El Gong (del 5 al 7 de abril) voy a ofrecer tres sesiones donde podremos experimentar el recurso esencial de esta práctica ancestral.

La primera sesión será enfocada en la meditación, la joya de esta ciencia del Yoga. Entenderemos los principios sobre los cuales la mente funciona y haremos énfasis en técnicas que nos ayuden a establecer un estado de meditación espontaneo.

La segunda sesión estará enfocada en el movimiento. El movimiento es el mecanismo esencial de la vida y es el medio de activación y depuración. A través de las posturas, volvemos a darle la voz a la inteligencia corporal y reactivamos la capacidad de un cuerpo fuerte, estable, flexible y una mente en claridad.

La tercera sesión será una clase magistral donde integraremos las herramientas vistas y experimentaremos una práctica completa e integral.

Además de profesor de yoga, eres músico y el creador y líder de Bhakta Project. Por favor, háblanos de esta iniciativa. ¿Cuándo surgió y qué motivos te llevaron a fundar este proyecto? ¿Qué papel tienen para ti los cantos devocionales en la práctica de yoga y meditación? ¿Qué beneficios ves en practicar junto con la música?
La música, el sonido, la vibración tiene una capacidad increíble de acceder a lugares muy profundos de la psique humana. La música siempre ha sido compañera de la evolución humana.

Los mantras, como su palabra lo indica, son vehículos para la mente. Es una manera muy efectiva de trascender el entendimiento lógico y racional de la mente y acceder a una inteligencia más emocional y sutil que abre puertas profundas de nuestro Ser. Para mí fue un medio de conectar con aquello que es inexplicable, y fue una manera no condicionada de mi mente, por ser tan ajena a mí y mi cultura, de entrar en oración. Ahora, yo siempre recomiendo a la gente que reconozca la manera más apropiada e individual de abrirse a esa potencia inconcebible que es la vida y la muerte, aquello a lo que llamamos Dios y tantas otras maneras, y poder, desde la irrepetible individualidad, abrirse a la magia que trasciende la razón.

Desde temprana edad tuve el llamado hacia la música, y esta fue, a mi parecer, mi primera sadhana (práctica) hacia la autoexploración. Así que Bhakta Project es el resultado natural de las influencias que han estado presentes en mi existir. Fundé Bhakta Project en el año 2015, aunque ya venia experimentando con el Kirtan, canto de mantras y Bhakta Project fue el resultado de esta interacción entre la música y el yoga.

Más información en: Caminointerior.org

Consuelo Serrano. Profesora de Hatha Yoga. @consueloserrano_yoga  

 

Otros artículos sobre ,
Por • 4 Mar, 2019 • Sección: Entrevista