El vastísimo campo del Yoga

Sesenta años hace ya que descubrí esa disciplina de transformación sin igual que es el yoga y cuyo campo es tan inabordable como inabarcable, pues aún hoy, seis décadas después, sigo siendo, como dice el protagonista de mi relato espiritual El Faquir, un aprendiz. Escribe Ramiro Calle.

Designed by Freepik

Es muy de lamentar que infinidad de practicantes de yogas aguados o adulterados y de lo que podemos calificar de simples “pseudoyogas” o “yogas” gimnásticos, no tengan ni la menor idea del alcance y amplitud del auténtico yoga, así como de su extraordinaria riqueza, conteniendo psicología, filosofía, ciencia psisocomática, metafísica, enseñanzas para el autoconocimiento y un impresionante arsenal de técnicas para acelerar la evolución consciente y obtener planos mucho más elevados de consciencia y que reportan lucidez y compasión, cualidades que tanto necesita la Humanidad.

Quiero en síntesis, ofrecer una panorámica de la amplitud del yoga, y ya iremos profundizando más en sus enseñanzas y técnicas, sin olvidar que el yoga es sobre todo método para eliminar la ignorancia básica de la mente y así mucho inútil sufrimiento. Es un método por un lado para lograr la “unión” con la realidad última (como quiera que ésta se denomine) y, por otro, la desidentificación del ego para lograr el establecimiento en lo más genuino de uno mismo.

El yoga incluye…

Hatha-yoga o un conjunto de procedimientos para trabajar conscientemente sobre el cuerpo y poder concentrar y sosegar la mente. Tales son: los esquemas corporales (ásanas), ejercicios de control respiratorio (pranayama), relajación profunda (savasana), bandhas y mudras (acción neuromuscular y de regulación de las energías) y shatkamas (procedimientos de higiene profunda del cuerpo).

Radja-yoga o un cuerpo de técnicas para el examen, conocimiento, entrenamiento, desarrollo y purificación de la mente, tales como: introspección, contemplación, concentración, meditación, visualización y otras técnicas de transformación mental y emocional.

–Adiestramiento para desarrollar el discernimiento correcto y la compresión clara.

–Enseñanzas para un entrenamiento ético, mental y de cultivo del entendimiento correcto o sabiduría.

–El cultivo de una actitud yóguica para la vida cotidiana, que se apuntala con los siguientes pilares: esfuerzo equilibrado, atención, ecuanimidad, sosiego, lucidez y compasión.

–Enseñanzas y métodos para trascender la condición ordinaria de la consciencia y recobrar estados superiores de consciencia más allá de lo meramente conceptual. El estado más elevado de consciencia, más allá de todos los comunes planos de consciencia, es el denominado samadhi.

–Enseñanzas para vivir menos mecánicamente y más conscientemente, llevando a cabo una acción más atenta, ecuánime y cooperante.

Los métodos del yoga, comprobados a lo largo de milenios, han sido incorporados a muchos sistemas filosófico-religiosos o místicos, pero el yoga es un método aséptico que invita siempre a la verificación personal y la experiencia, siendo ajeno a cualquier culto. Es de deplorar que muchas personas que enseñan o practican el yoga lo sometan a un reduccionismo rayano en lo caricaturesco o solo ofrecen fragmentos muy limitados del mismo, traicionando así el verdadero carácter y esencia del yoga, y perdiendo, por supuesto, la eficacia de las numerosas prácticas yóguicas para la real transformación interior y la elevación de la consciencia.

Ramiro Calle

RamiroCalleMás de 50 años lleva Ramiro Calle impartiendo clases de yoga. Comenzó dando clases a domicilio y creó una academia de yoga por correspondencia para todo España y América Latina. En enero de l971 abrió su Centro de Yoga Shadak, por el que ya han pasado más de medio millón de personas. Entre sus 250 obras publicadas hay más de medio centenar dedicadas al yoga y disciplinas afines. Ha hecho del yoga el propósito y sentido de su vida, habiendo viajado en un centenar de ocasiones a la India, la patria del yoga.

Mira la página de Facebook de Ramiro Calle:
https://www.facebook.com/pages/Ramiro-ACalle/118531418198874

Otros artículos sobre
Por • 12 Nov, 2018 • Sección: Ramiro Calle