Entrevista con Tara Goswami: “Hoy hay muchos estupendos practicantes de asanas pero pocos maestros de yoga”

Esta semana Tara Goswami ofrecerá una clase online gratuita de Hatha Yoga desde la India. Por este motivo, hemos intercambiado impresiones con ella: “En India también se ha perdido mucho el verdadero significado del yoga. O quizás esta ciencia es tan amplia que se puede adaptar a los tiempos modernos, a distintos niveles de crecimiento y a las necesidades de hoy en día”. Es una entrevista de Sita Ruiz para YogaenRed.

Тара Госвами

Следующий sábado 20 de marzo, con motivo de la llegada de la primavera, ofrecerá una clase online de Hatha Yoga gratuita y en español, con el objetivo de reunir a practicantes de diferentes rincones del mundo. (Al final de esta entrevista encontraréis más información y el contacto para apuntaros).

Тара Госвами nació en Shillong, una ciudad del estado de Meghalaya (India) donde reside actualmente. Se formó como profesora de Sivananda Yoga (New Delhi y Kerala India. 2008), en Dharma Yoga con Sri Andrei Ram (Barcelona, 2012) y con Yogacharya Venkatesh (Mysore, India) con quien empezó a formarse en 2014 y con quien continua haciéndolo ya que vuelve allí cada año para seguir aprendiendo. Es profesora de yoga desde 2009 e imparte clases en hindi, inglés y español. También es una talentosa artista cosmopolita y multidisciplinar que utiliza su arte para seguir explorando en la conciencia humana.

P: ¿Cómo apareció el yoga en tu vida?

R: Mis primeras clases de yoga fueron con 12 años. Las impartía una pareja, amigos de mis padres, que pasaban seis meses al año en el Ashram de Bihar School of Yoga de Sri Swami Satyananda Saraswati. Casi 12 años después, recibí una clase de yoga en Sivananda Nataraja Yoga Center en Delhi por la insistencia de mi madre, que me veía un poco desmotivada después de mis estudios de arte y diseño en Bangalore. Me enamoré en la primera clase y desde entonces nunca paré de estudiar, buscar y practicar. Dicen que cuando has practicado yoga en una vida anterior, llevas los recuerdos de ese aprendizaje a tus vidas siguientes. Pues eso me paso a mí. Era mi destino reencontrar el camino.

P: ¿Quiénes son tus maestras/os o referentes?

R: Aunque he practicado con varios profesores, mi maestro es Yogacharya Venkatesh de Mysore. Su personalidad, estilo de practicar y de enseñar con mucha reverencia a la practica, atención a los detalles y un enfoque profundo, conecta con mi personalidad y mi búsqueda interior. Valoro mucho su habilidad para transmitir lecciones sutiles y espirituales con solo unas palabras que inspiran a la introspección. A veces es muy difícil y duro, pero vale la pena y le estoy eternamente agradecida.

Aparte de él, mi maestra, cada vez más fuerte y clara es el Femenino Divino, la energía femenina. Podemos llamarla Maha Shakti, Parashakti, Kali, Ma, Pachamama…Viene a mí en forma de intuición, pensamientos, meditaciones, mensajes. Está dentro de mi propio corazón.

P: ¿Por qué decidiste estudiar arte?

R: Pues, al igual que el yoga, no lo decidí. Tenía que ser así. La expresión artística siempre ha sido una necesidad fuerte y esencial para mí. Desde pequeña, pasaba horas en varios rincones de casa dibujando o creando cosas.

P: ¿Qué te llevó a España y por qué te gustaría volver?

R: Estudié arte y diseño en India pero quería profundizar un poco más en bellas artes. También quería tener la experiencia de vivir en el extranjero. Estuve en México en 2008 y tiempo después, busqué escuelas de arte en Barcelona (quería vivir al lado del mar). Mandé mi solicitud y en dos días tuve una respuesta interesante ¡Fui a España para seis meses y me quedé seis años! Me gustó mucho la gente, tengo amigos que ahora son mi familia, y también sentir la libertad que hay dentro de la cultura española. Mi manera de ser, vivir y pensar es medio india medio europea y en el futuro me veo “como un puente” entre ambas culturas.

P: ¿De qué manera te ha ayudado el yoga en tu carrera artística?

R: Mis prácticas de arte y yoga están intrínsecamente conectadas. El crecimiento en mi camino espiritual va revelando mis obras artísticas. Ha sido un proceso lento y ahora entiendo que no puede ser diferente. La practica bien profunda del estilo de mi maestro de yoga realmente abrió muchas puertas en mi proceso artístico. Mi obra siempre lleva elementos de repetición, meditación y el desarrollo del verdadero ser. El yoga me da las visiones, la sabiduría, el foco y la paciencia para ejecutar las piezas.

P: ¿Cómo estás viviendo la pandemia?¿Echas de menos las clases presenciales?

R: En muchos sentidos, la pandemia ha sido un regalo que me ayudó a deshacer falsas percepciones y expectativas. El lockdown (confinamiento) me obligó realmente a estar en un solo lugar, en mente, cuerpo y alma. ¿Eso es Yoga, no? Pasé bastante tiempo sola y me centré en mi práctica de yoga y en mi arte. Una vida de monasterio, sin distracciones muy gratificante. Luego vine a Shillong, donde sigo ahora mismo, aquí paso tiempo con mi familia, mis perros y en la naturaleza. Está siendo una temporada profunda de conexión conmigo misma.

Cuando empecé las clases online, al principio tuve dudas con el formato. Pero al final ha sido un un gran regalo. He creado un grupo de practicantes sinceros y comprometidos de diferentes lugares del mundo y nos vemos cinco días a la semana. Estoy muy feliz de poder compartir enseñanzas y práctica además de ser una influencia positiva para los demás en estos tiempos tan duros e inciertos.

P: ¿En qué te inspiras a la hora de preparar una clase?

R: La verdad es que no preparo mis clases. Practico. No hay ninguna inspiración como la practica misma, voy descubriendo cosas y compartiéndolas con mis alumnas y alumnos.

P: ¿Crees que en Occidente se ha desvirtuado el verdadero significado del yoga?

R: No solo en Occidente; en India también ha perdido mucho el verdadero significado del yoga. O quizás la ciencia de yoga es tan amplia que se puede interpretar de muchas maneras, sacando elementos para adaptarlos a los tiempos modernos, distintos tipos de gente, niveles de crecimiento y las necesidades de hoy en día. Aunque sea una versión diluida, lleva beneficios de un tipo o otro, por eso se ha convertido en un negocio millonario. El verdadero camino del yoga es muy difícil y largo; a veces necesitamos varias vidas, y ese camino no atrae a tanta gente. En la actualidad, hay muy pocos practicantes y maestros verdaderos de yoga. Creo que hay estupendos practicantes de asanas y mucho turismo espiritual pero de la sabiduría verdadera siento que cada vez hay menos.

P: Vives entre Shillong y Delhi, ambas ciudades de India. ¿Dónde te sientes más cómoda a la hora de desarrollar tu trabajo como profesora de yoga y como artista?

R: En realidad, estoy en Shillong, Delhi, Mysore, Guwahati pero no estoy enraizada en ningún sitio. Para mí, casa es donde estoy en mi versión más potente y entregada. Aún estoy en la búsqueda del lugar donde voy a crear mi propia comunidad: hogar, estudio de arte y shala de yoga llena de magia. ¡Ojalá pronto!

P: ¿Qué significa el yoga para tí?

R: Yoga es mi vida y mi propósito vital. El mejor regalo que me dio la existencia. Mi bendición, mi oración, mi medicina, mi herramienta para navegar la vida, mi casa, mi mejor amiga, mi familia, mi camino, mi pareja. El yoga me lleva hacia mi verdadera naturaleza….

Tara Goswami. @thisistaragoswami
www.taragoswami.com

Próxima Clase de Hatha Yoga en español con Tara Goswami
Sábado 20 de marzo 12:13:15h (hora en España)
Vía Zoom / Gratuita

Información y Reservas: Sita Ruiz
yogacontara@gmail.com
T +34 620 916 039 (whatsapp & telegram)
www.sitaruiz.com

Другие статьи о
По • 15 Mar, 2021 • Sección: Интервью