Arcane nº 3: Trikonasana, a Imperatriz

O sentido da asana toca a essência da origem mágica do Yoga. Como o arcano do tarô, os Asanas contam muito mais do que mostram. Durante 22 semanas apresentaremos o arcano e sua correspondência com asans, a fim de refletir sobre a geometria sagrada do nosso corpo e sua linguagem oculta. Escreva esta série Carmen Viejo.

Palabra clave: “La hija”

“En el sello micénico que muestra a la diosa sentada al lado del Árbol de la Vida, la figura de una hija más joven emerge de la tierra como el espíritu de la nueva vida”. (Anne Baring y Jules Cashford)

El número tres está regido por Júpiter y por Venus, ambos anunciadores de esplendor y nueva vida. La Emperatriz es el arcano número tres y simboliza la multiplicidad y la fecundidad. Esta joven es comunicativa y esperanzadora y, como Perséfone, recuerda que vida y muerte son cíclicas y se renuevan la una en la otra.

La mente es estéril, la naturaleza es pasiva: la unión de ambas hace posible una manifestación portadora a la vez de desarrollo y de abundancia. Una promesa que, mientras se regenere, hará posible la culminación de la evolución.

La Emperatriz representa asimismo el tiempo trifásico: pasado, presente y futuro. En el ásana este tiempo viene representado por las fases de hacer, mantener y deshacer, las tres fundamentales por igual:

Crear el ásana es construir con conocimiento, desde una forma arquetípica a una adaptación, sin perder la esencia del significado.

Mantener el ásana es vivir una experiencia de vida, de coherencia y armonía, superando el esfuerzo y generando una transmutación a nivel físico, energético y mental.

Deshacer un ásana es un alarde de conciencia y asimilación para que lo que salga sea una forma evolucionada de lo que entró.

La respiración yóguica respeta igualmente este ritmo trifásico, con sus etapas de inhalación o expansión, mantenimiento o plenitud, y exhalación o liberación, emulando las edades de toda manifestación.

Correspondência em Asane

Trikonasana es en los ásanas la forma más pura del triángulo, sobre todo cuando la apertura entre las piernas es igual a la longitud de éstas en la procura de la forma del equilátero. Con base en la tierra, lateralidad en las piernas y vértice en el centro de las caderas, el brazo prolonga el ascenso del triángulo como la vida que, una vez nacida, tiende a elevarse hacia el cielo.

Parshvatan Trikonasana es la forma lateral del triángulo y favorece la apertura costal que desarrolla sensibilidad y capacidad de comunicación, igual que la hija llega a la familia aportando expresividad, dulzura y unión entre las partes. Con la misma apertura de piernas que en el ásana anterior, alargaremos primero el tronco hacia un lado, sin llegar a elevar una cadera sobre la otra, y con el brazo en prolongación del costado. Tras asimilar, se repite el ásana hacia el otro lado. Finalmente observamos en reposo la respiración por ambos costados a la vez, llenándonos de esa sensibilidad y dulzura que surge desde el interior. Sin sensibilidad, no hay desarrollo posible.

Shaktiasana favorece el desbloqueo del sacro y la renovación de la energía vital. Tumbados boca abajo, se doblan las piernas por las rodillas y, juntas las piernas y los pies, se dejan caer al suelo hacia un lado. La frente apoya en las manos. Respirar varias veces antes de deshacer, descansar y abordar el otro lado.

Utthita Mandukasana o “La rana elevada” se sujeta sobre los dos talones unidos, mientras las rodillas se abren a los laterales, y todo el cuerpo baja de cuclillas formando asimismo un triángulo elevado, como una flor detenida en apariencia y sin embargo con un gran dinamismo al erguirse y elevarse sobre las puntas de los pies. Las manos permanecen en posición de chi mudra sobre las piernas, sutilizando la energía de esta flor. Las nalgas llegan a tocar los talones. La rana canta la melodía comunicativa y fraternal de la Naturaleza que anuncia la renovación de la vida.

Nota: Estudio y efectos de Trikonasana y Parshvatan Trikonasana en páginas 80 y 91 de Yoga. Teoría, práctica y metodología aplicada y de Utthita Mandukasana en página 319 de Yoga. Ampliación, ambos de Manuel Morata.

Carmen Viejo Heredero (Ahimsa)

Professor de Yoga, Bacharel em Ciências da Informação e graduado pela Vedanta Academy Yoga (Escola de Sivananda) e pela Associação Espanhola de Praticantes de Yoga (Escola Manuel Morata).

Informações: ahimsayogandalucia@yahoo.es

Outros artigos sobre ,
Por • 6 Apr, 2017 • Sección: Carmen Viejo, Assinaturas