Cosa si vede / Principi morali dello Yoga: Yamas

Yamas y Niyamas son las condiciones o principios éticos esenciales para una verdadera transformación personal, pero no deben ser impuestos sino adoptados en conciencia. Escribe Juan Ortiz.

Uccelli del Cielo

Il mio primo contatto con lo Yoga, come la maggior parte dei praticanti, è stato attraverso la pratica delle abane. Sono stato molto attratto, senza conoscerne il motivo, di quelle fotografie che ho visto in alcuni libri yogi che svolgono varie posizioni; più che la postura stessa, ho trovato quei volti attraenti con un'espressione serena e profonda (era davvero un'espressione diversa da quella che ho visto regolarmente intorno a me, nell'ambiente in cui sono cresciuto e sviluppato). Queste cifre interiorizzate e concentrate erano enigmatiche e attraenti per me.

Ecco perché non è stato difficile per me prendere la decisione di frequentare le lezioni di Yoga tenute dai miei primi insegnanti. Allo stesso tempo, mentre avanzavo nella pratica dello yoga psicofisico, ho scoperto che c'erano molti più aspetti ed esperienze di quanto pensassi e che completasse un sistema di lavoro completo. Lo Yoga comprende una vasta gamma di tecniche ed esperienze, così come un corpo filosofico con una visione profonda dell'esistenza.

Patanjali, en sus aforismos que conforman los Yoga Sutra, elabora toda una metodología para los que quieran seguir la senda del Yoga. Además de otros aspectos, ya habla del Ashtanga Yoga (los 8 miembros del Yoga), entre los cuáles se encuentran los Yamas y Niyamas, las condiciones o principios éticos válidos para todos los practicantes de Yoga y también para todos los seres humanos.

Andare! Tutta la mia adolescenza rinnegando le imposizioni e trovo che nello Yoga ci siano anche altri standard o osservazioni. All'inizio l'ho trovato un po' strano, ma a poco a poco ho approfondito e ho capito che erano un aiuto essenziale nel mio processo yogico e come un essere umano che aspira a continuare ad avanzare e lucidare non in modo teorico, ma esperienzialmente e davvero.

Si estudiamos las diversas culturas y religiones, nos daremos cuenta de que tienen sus propios principios o recomendaciones éticas: los 10 mandamientos de los cristianos, el óctuple sendero budista o las recomendaciones éticas del judaísmo, islamismo u otras filosofías; todos aluden a la necesidad de tener en cuenta algunas actitudes o normas que favorezcan tanto el proceso individual como nuestra relación con los demás y el mundo que nos rodea.

Nessun coloranti dogmatici

Ciò che nel mio caso - e sono sicuro che in quello di molti lettori - non erano questi comandamenti etici in se stessi, ma la manipolazione che ne è stata fatta da strutture rigide e vetoiche e dall'imposizione autoritara e dogmatica.

De esta manera llegamos a una conclusión: para una buena y equilibrada utilización de los Yamas y Niyamas, no deben ser impuestos por ninguna autoridad religiosa o yóguica. El valor de estos principios éticos nace de la inmersión en ellos por conciencia y decisión individual, y nunca por el seguimiento de dictados irracionales o imposiciones de ningún tipo. Para que todo proceso sea yóguico tiene que ser bajo el manto de la libertad y la propia conciencia.

Es bueno que los profesores de Yoga hablen a sus alumnos de los Yamas y Niyamas para que sepan que existen y que les pueden ser muy útiles. Y también es muy recomendable que se expliquen bien y que sean desprovistos de tintes sectarios o religiosos. Efectivamente, muchos practicantes no los conocen y otros piensan que hablar de Yamas y Niyamas tiene que ver con alguna religión. Hay que establecerlos en su verdadera dimensión transformadora de la realidad interna y externa y desproveerlos de toda cuestión superflua.

Así que podemos definir Yamas y Niyamas como las condiciones o principios éticos esenciales para una verdadera transformación y para ayudarnos a abandonar hábitos tamásicos o aspectos no saludables para nuestro cuerpo, mente y conciencia, y establecernos es estados puros o sátvicos y en la recreación y evolución de la propia vida.

Los 5 Yamas

Podrían definirse como abstinencias, códigos de conducta social, normas de comportamiento.

1. Ahimsa: No violencia. La búsqueda de la paz y la amabilidad. No dañar o agredir a otros seres vivos, pero tampoco violentarnos o agredirnos a nosotros mismos física, emocional o mentalmente.

2. Satya: La Verdad. No mentir ni mentirnos. Ser auténticos, desligarse de las apariencias,el disímulo y la falsedad. Expresar nuestra verdadera naturaleza.

3. Asteya: No robar, no apropiarse de lo ajeno. No sólo se refiere a objetos materiales sino también a no robar la energía de los demás, etc.

4. Brahmacharya: Castidad bien entendida. No se trata de represión o negación de la sexualidad, sino castidad en el sentido de control de la sexualidad y aprendizaje de cómo utilizarla adecuadamente. Este ha sido un principio manipulado y no bien entendido, incluso por muchas líneas de Yoga.

5. Aparigraha: No posesión o pobreza bien entendida. No se trata de renunciar a una vida digna, sino de tener para ser y no ser para tener. Se trata de no ser esclavos de lo que tenemos y saber manejarlo adecuadamente y compartirlo con los demás, especialmente con los que menos tienen. Vivir con generosidad, compartir, amor y compasión.

JuanOrtiz255x255

Juan Ortiz es profesor de yoga, formador de profesores de yoga.

Fundador de la Escuela de yoga Dhyana.

http://www.yogadhyana.com

Altri articoli su ,
Da • 4 Sep, 2019 • Sección: Come si è visto