Timori di insegnante di yoga: la sindrome dell'impostore

Una de las principales inseguridades que vive un profesor de yoga durante sus primeros años es que sus alumnos descubran que no sabe nada. Es un miedo profundo, del que se habla poco porque parece que queda mal mencionarlo en voz alta… Escribe Susi Mas.

(c) can Stock Photo / fizkes

El miedo aparece sobre todo cuando estás empezando con tus clases y ante situaciones generalmente espontáneas: la pregunta repentina de un alumno, o una situación diferente que te pilla por sorpresa durante la secuencia; entonces surge esa vocecita insistente que sale de las tripas y te dice: “Se van a enterar de que no soy buen profesor… de que no sé nada… de que me tiembla la voz… de que no estoy a la altura”. Eso te paraliza y durante un tiempo vas cada día a clase con un nudo en la garganta.

Questa sensazione è noto come "sindrome di impostore" e es prácticamente como si sintieras que eres un fraude y como si estuvieras mintiendo a tus alumnos por no creerte al nivel de la situación.

¿Cómo voy a poner los mismos precios que tal profesor? ¿Cómo voy a dar yo un taller sobre alineación? ¿Cómo les voy yo a explicar este asana? ¿Cómo se me va a ocurrir dar una conferencia? ¿Cómo voy a preparar un webinar? ¿Cómo voy a escribir un blog?

Puede ser que hayas tenido alguna mala experiencia anteriormente y te hayas condicionado de manera negativa hacia los cambios, o puede ser que consideres que no tienes suficiente acreditación o formación en un campo concreto. Ser consecuente con uno mismo y lo que domina es siempre el camino correcto.

Si lo tienes claro y no estás haciendo dar saltos mortales a los alumnos con tus cuatro meses de formación (en ese caso deja la enseñanza de yoga por el momento), no dejes que el miedo, y mucho menos este, te paralice porque no vas a conseguir superar el síndrome del impostor leyendo sobre ello, teorizando o indagando… El miedo y la inseguridad se van domando con la práctica; es más, no desaparecen: evolucionan.

Estas sensaciones que al principio parece que lo dominan todo se van transformando a lolargo de tu camino como profesor. Cada vez que quieres hacer un salto o pasar a un nivel superior de enseñanza vuelve a aparecer ese miedo y te asaltan preguntas del tipo: “¿Pero dónde voy? ¿quién soy yo para hacer esto?”. Es decir, a medida que tu vas creciendo tus miedos y las inseguridades crecen contigo, se
transforman, mutan y evolucionan para que te enfrentes a nuevos retos y desafíos. Te mantienen alerta, dispuesto a superarte y dar lo mejor de ti.

Piensa que los retos son retos porque están un poquito por encima de tu capacidad, ¡pero es que si no no hay crecimiento! Así que ¡calma! Hoy te voy a dar varias opciones para replantearte esa inseguridad y que tus ganas de enseñar yoga ganen la partida al miedo.

Consejos para superar el “síndrome del impostor”

● Haz un seminario/taller que te de esa acreditación o título que te ayudará a sentirte más seguro.
● Si estás pensando en abordar nuevas asanas o en crear un taller, lanza una primera edición a un grupo reducido y de confianza y pon un precio con el que te sientas
completamente cómodo. Además, pídeles un feedback al final para que te den sus recomendaciones y puedas seguir mejorando. Con esto obtendrás soltura, testimonios directos y la seguridad de haber validado tus conocimientos.
● Avanza paso a paso: quiero decir, no te pongas de cero a cien a componer una formación de yoga completa. Empieza por un primer seminario.
● Hazlo con miedo, no pasa nada. Siéntelo plenamente y di: “Vale, me da miedo pero lo voy a hacer igualmente”.

Y si todo esto no te pone las pilas, piensa lo siguiente: siempre habrá alumnos que sepan menos que tú y que estén dispuestos a aprender todo lo que tienes que decir.

Afortunadamente existen multitud de profesores de yoga, cada uno con un estilo propio, un nivel diferente de profundización y de intensidad y cada uno de ellos tienen cientos de alumnos.

Confía en que te encontrarás en el camino a los alumnos adecuados. Si actúas con el corazón y deseas enseñar, no te dejes paralizar por el miedo: la enseñanza de yoga te necesita, no escondas tu luz y da un paso al frente.

Susi Mas es profesora de yoga desde hace 10 años. Desde entonces está plenamente dedicada a la enseñanza y combina sus clases presenciales con su pasión por el mundo digital. Es fundadora del Instituto de Yoga, una plataforma online pionera en España comprometida con su deseo de que la labor de la enseñanza de yoga sea digna, reconocida y profesional. A través de su contenido y formaciones Susi acompaña a los profesores de yoga recién titulados a mejorar sus clases, potenciar sus talentos y generar ingresos estables.

No te pierdas su blog: http://institutodeyoga.es/

Altri articoli su
Da • 9 May, 2018 • Sección: Firme