Los 7 Chakras: Muladhara, Agradecimiento

El primero de los chakras es la manifestación de la energía cósmica en forma de tierra y su color vibracional es el rojo, una vibración lenta que condensa en el cuerpo físico, generando nuestra conexión con el suelo que pisamos, el soporte terrenal, y la nutrición que aporta. Escribe esta sección Carmen Viejo.

Image de yogakalyanii Dans Pixabay

“Había una vez, en pleno invierno, una reina que se dedicaba a la costura sentada cerca de una ventana con marco de ébano negro. Los copos de nieve caían del cielo como plumones. Mirando nevar se pinchó un dedo con su aguja y tres gotas de sangre cayeron en la nieve” (Blancanieves, de Grimm)

Los órganos influenciados son desde el ano y las nalgas, hasta la punta de los pies, pasando por muslos y piernas. Y nos permiten, literalmente, tomar tierra, apoyo y sostén.

Tierra es la base de cualquier postura o ásana que realicemos. Pues toda estructura precisa de una base sobre la que crearse, crecer y articularse. Muladhara chakra está presente en la construcción del ásana y en su mantenimiento. Es humilde puesto que no luce hacia afuera, y es imprescindible, puesto que si cede, el edificio sobre él construido, ásana en este caso, pero también el desarrollo espiritual, se derrumba.

Si Muladhara no está presente, no es un ásana y no hay “ekagrata”.Ese esfuerzo interno por estar, por permanecer y por aquietar, hace surgir, como el hierro rojo de la tierra, el fluido energético que impregna nuestra sangre y permeabiliza los dos principales nadis, Ida y Píngala, cauces de las energías Ha y Tha, solar y lunar, vital y mental.

La Madre reina soñó una hija y de ahí surgió lo anímico, a medio camino entre ambos mundos, como Perséfone. La Mater, “la materia”, es la manifestación de lo inmanifestado; el Pater, incognoscible, inefable. Ya se decía desde antiguo que podemos conocer al padre a través de la madre…

Descubrir lo sagrado de la materia y agradecer que nos permita este viaje a través de ella es la base de una vida consciente, como Muladhara es la base del ásana. Habitamos este chakra cuando desarrollamos conciencia y agradecimiento sobre cómo pisamos, cómo tocamos, cómo nos nutrimos, y cómo interaccionamos con la tierra y todo lo que ella significa.

Decía el Principito al hombre que creía poseer las estrellas: “Yo poseo una flor que riego todos los días. Poseo tres volcanes que deshollino todas las semanas. Es útil para mis volcanes y es útil para mi flor que yo los posea. Pero tú no eres útil a las estrellas…”.

Cuando retiramos la sábana a la primera camita, la expresión “poseer” se transforma en “agradecer”, y esto es un cambio cuántico de conciencia, otra forma de estar en tu cuerpo, otra forma de estar en la tierra, otra forma de relacionarte con lo matrístico, que cuida, que sostiene, que acoge, que nutre…, para cuidar, sostener, acoger y nutrir. El principio Yin pasivo en cada hombre o mujer.

Agradecimiento

El agradecimiento como base de la satisfacción en la vida. Una etapa que necesitamos en la vida humana de los 0 a los 7 años, donde al calor de lo matrístico desarrollaríamos una sana satisfacción; y que de vuelta, de los 50 a los 57, convertiríamos en agradecimiento. Si no ha sido así, necesitamos reconectar con ello a través de la tierra. Los ásanas y la práctica yóguica pueden curar las heridas y desequilibrios en este sentido.

Para ello, hagamos consciente en cada ásana qué la sostiene, qué parte del cuerpo fija, hace fuerza y no se mueve, para que el resto pueda crecer y desarrollarse. En las ásanas de pie, serán las piernas; en las ásanas sentadas, será la base en la que nos apoyamos; las manos serán cuando hacemos ásanas sobre ellas; el abdomen, en las tumbadas boca abajo; y en las invertidas, los hombros, las dorsales, los brazos o la cabeza, según el caso.

Cuando surge el agradecimiento a la mater (materia), despierta el respeto al otro…

Entonces se abre la puerta del segundo chakra… (próxima entrega).

“Tierra, en ti me acomodo,
en ti muero,
como eterno hogar,
del que volver
y del que renacer”…

Carmen Viejo (Ahimsa)

Profesora de Yoga, Licenciada en Ciencias de la Información y titulada por la Asociación Española de Practicantes de Yoga (AEPY) y por la Escuela Sivananda.

Talleres, retiros y clases en Granada, www.presentia.es

Próximo taller intensivo: 14 de marzo del 2020, comienzo del “II Curso de Capacitación en Yoga, una experiencia personal de iniciación y transformación”.

Plus d’informations: www.presentia.es

ahimsayogandalucia@yahoo.es

Autres articles sur ,
Par • 21 Feb, 2020 • Sección: Carmen Viejo, Signatures