Karma yoga y clases online en época de coronavirus

Entre las/los enseñantes de yoga hay cierto debate sobre si las prácticas ofrecidas en las redes sociales durante el confinamiento han de ser o no de pago. En YogaenRed opinamos que todas las opciones pueden ser válidas e incluso compatibles entre sí, si cumplen las condiciones de sentido, calidad y honestidad del yoga auténtico.

(c) Can Stock Photo / Lulu877

 

El tsunami del Covid-19 lo ha cambiado todo, y todavía estamos reubicándonos no sin cierta confusión. La primera oleada unánime de reacciones por parte del sector del yoga, ante el confinamiento en casa, ha sido la del altruismo y la generosidad en forma de prácticas y clases subidas gratuitamente a las redes sociales para beneficio de todos. Ahora, semanas más tarde, nos encontramos ante una segunda oleada de respuestas, en la que cada enseñante debe arreglárselas para conciliar el karma yoga con sus necesidades de tipo económico y también con sus objetivos pedagógicos y profesionales.

Como puede verse en nuestra quinta entrega de Yoga en casa (sección mediante la que compartimos, desde el primer momento, las ofertas de yoga en las redes que nos van llegando), cada vez más profesoras y profesores están organizando, con sensatez y creatividad, nuevas fórmulas para ofrecer sus enseñanzas. Muchas de ellas son mixtas: por un lado suben a las redes grabaciones gratuitas dirigidas a todas las personas que quieran seguirlas, y por otro lado ofrecen clases completas, cursos y ciclos de aprendizaje por canales directos online, que suelen ser de pago, aunque a precios muy reducidos e incluso mediante donaciones voluntarias.

Si los objetivos pueden ser diferentes (divulgar los beneficios del yoga a todo el mundo; tener una conexión con tus alumnos; recordar tu nombre o el de tu escuela; continuar con tus cursos, etc, etc), los formatos empleados también pueden ser muy distintos (no es lo mismo grabar una clase de 20 minutos para todos los públicos en Instagram que organizar un curso trimestral por vídeoconferencia en Zoom, por citar un ejemplo). Es lógico, pues, que no todo se pueda meter en el mismo saco del «yoga online gratuito».

Solidaridad compartida

Desde YogaenRed apoyamos todas las opciones. Entendemos que este tema de la gratuidad o no del yoga que se ofrece en las redes sociales realmente no da pie para el debate ni para posiciones enfrentadas, puesto que forma parte de la libertad de cada uno, de sus circunstancias y motivaciones, divulgar sus enseñanzas del modo que estime más adecuado. Es evidente que en cada caso habrá diferentes matices y contextos derivados del tipo de actividad que se ofrece, los objetivos, las intenciones, las necesidades, etc.

Ni todo lo gratuito es lo correcto, ni todo lo de pago es lo excelente. Como todos sabemos y entra dentro de la lógica del momento actual, en estos días las redes sociales están inundadas de mucho «de todo»; de ofrecimientos muy solventes y encomiables pero también de mucho amateurismo y pseudoyoga. Así es que lo que sí recomendamos a los practicantes es pertrecharse de cantidades extras de discernimiento. Y en este punto es oportuno recordar la recomendación de Mayte Criado, presidenta de FEDEFY, en el artículo publicado hace unos días Aluvión de yoga en las redes: “…debemos estar muy atentos a dejarnos guiar por personas cuya trayectoria y formación avalen lo que nos brindan en las redes sociales”.

Son difíciles momentos para todos. Para los practicantes de yoga y en general para las personas que saben o intuyen que el yoga es una formidable herramienta para ayudarnos a afrontar esta crisis. Pero no es menos duro para tantos profesoras y profesores que tienen que seguir manteniendo mínimamente sus ingresos de trabajadores autónomos y/o los gastos de sus escuelas, sueldos de profesores contratados incluidos.

El yoga es una hermosa comunidad. Todas y todos compartimos su sensibilidad, la ética de sus enseñanzas, y estamos en el mismo frente. Debemos, pues, de tratar de ejercer la solidaridad en las dos direcciones, con generosidad pero con equidad siempre que sea posible. Y sin olvidar que siempre obtiene más el que da que el que recibe.

Te invitamos a opinar

Hoy publicamos un artículo de Heather Anderson sobre el tema: La pandemia del yoga gratis. Como ella, puedes escribirnos y enviar tu punto de vista, tu experiencia o lo que desees compartir. Tu opinión es muy valiosa para los demás. Ya sabes donde nos tienes en todo momento: info@yogaenred.com

 

 

 

Otros artículos sobre ,
Por • 13 Abr, 2020 • Sección: Sobre YogaenRed