Articles on 'Mudras'

'; $fincen='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Mudras
Published 16 Feb, 2018

Los Mudras son gestos o posiciones que se realizan generalmente con las manos. Cada uno posee una cualidad específica que favorece al practicante. Sirven para armonizar y entrar en un nivel más profundo en tu trabajo de hatha yoga y meditación. [caption id="attachment_33949" align="aligncenter" width="605"] [1] Designed by jcomp / Freepik [2][/caption] Los Mudras nos permiten canalizar la energía creada por la asana y el pranayama hacia los chakras, facilitando así la consecución de numerosos objetivos para la elevación espiritual y la sanación física y emocional. Son sencillos de realizar pero muy poderosos, al liberar o despertar energía bloqueada del cuerpo. La forma de hacer los Mudras debe de ser suave y relajadamente. El tratado Gheranda Samhita describe 25 Mudas, incluyendo tres bandhas. No todos se hacen con las manos, sino que algunos son una mezcla de asana, pranayama y bandhas, de gestos, contracciones y respiraciones. La unión de algunos dedos en cada Mudra tienen significados especiales a efectos de trasladar nuestra consciencia al nivel requerido. Mudra de la armonía: Se unen el dedo pulgar y el índice de las dos manos y extendiendo el resto de los dedos, es decir, la palma de la mano debe quedar completamente abierta. Mudra de la vitalidad: Se unen el dedo pulgar con el anular de ambas manos; el resto de dedos permanecerán extendidos. En este caso lo podrás realizar cuando te sientas cansado. Mudra de la sabiduría: Se unen el dedo pulgar con el dedo medio de ambas manos; el resto de los dedos también quedan extendidos como en el mudra anterior. Con este mudra se pretende conectarnos con la sabiduría universal. Mudra del amor. Se unen las dos palmas de las manos a la altura del pecho para conectar con la fuerza del amor que reside en el centro del corazón. Este mudra canaliza la energía del amor en ambas palmas. Mudra del vacío. Se unen los dedos de ambas manos formando una esfera y se colocan a la altura del ombligo. El fin de este mudra es buscar el vacío de tu mente. Beneficios Los Mudras ayudan a equilibrar nuestros aspectos físicos, mentales e incluso morales. Los Mudras pueden proporcionarnos cambios y mejoras espectaculares en nuestro cuerpo. Los Mudras son como remedios milagrosos. Nos proveen descanso inmediato en muchas enfermedades. Los Mudras pueden aliviar casi cualquier dolencia, desde un simple dolor de cabeza hasta un ataque al corazón porque focalizan la consciencia en el sosiego interior. Los Mudras generan energía alrededor de nuestro cuerpo, la cual desarrolla nuestra mente y cuerpo proveyéndonos de paz y alegría. Algunos Mudras pueden equilibrar los elementos del cuerpo en 45 minutos mientras que otros en tan sólo algunos segundos. La práctica continua de algunos Mudras puede curar el insomnio, artritis y mejorar la memoria. [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2018/02/mudraMeditacion.jpg [2] http://www.freepik.com

[+]


'; $fincen='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Mudras: Lotus Mudra
Posted on 22 Jan, 2014

Este mudra también pertenece al grupo de mudras espirituales, por ello es mejor no asignarle un tiempo de práctica ya que será distinto para cada persona. [1] Une las manos ante el pecho de manera que sólo se toquen por su parte inferior y por las yemas de los dedos: se trata del capullo de la flor de loto. Ahora abre las manos, pero sin que los meñiques y los pulgares dejen de estar en contacto; extiende y separa los otros dedos tanto como te sea posible. Después de cuatro movimientos respiratorios profundos, vuelve a cerrar las manos para formar el capullo, une las uñas de los dedos largos de ambas manos; ahora los dorsos de los dedos, los dorsos de las manos, y deja oscilar así las manos, muy relajadas, durante un rato. Siguiendo los mismos pasos, vuelve a trazar con las manos la forma de capullo y la flor de loto abierta. Repetir varias veces. Este mudra corresponde al chakra del corazón y simboliza la pureza de este órgano. En el corazón habita el amor y por lo tanto también la bondad, el afecto, la comunicación, cualidades todas que debemos mantener limpias y otorgarlas de manera incondicional, como una flor abierta que ofrece su cáliz a los insectos. A ellos les da alimento y calor en las noches frías. A cambio es polinizada por los insectos y puede cumplir el motivo de su existencia. Nosotros también estamos más o menos ligados a las personas de nuestro entorno, en lo bueno y en lo malo, y dependemos de ellas. Pero la flor abierta tiene todavía otro mensaje para nosotros. Se abre al sol, el principio divino, y se deja obsequiar todo cuanto necesita; es obsequiada de forma abundante y recibe mucho más de lo que «necesita». Las flores nos alegran porque en sí mismas llevan y reflejan el rostro divino. Practica este mudra cuando te sientas agotado, explotado, incomprendido o sólo. Ábrete a las fuerzas divinas y recibe todo aquello que necesites, y mucho más. Visualiza en tu corazón un capullo de loto (o un nenúfar). Con cada inspiración la flor se abre un poco más, hasta que por fin queda del todo abierta y puede recibir en su interior toda la luz del sol. La flor se deja llenar de luz, ligereza, calor, amor, entusiasmo y felicidad. [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2014/01/Mudra-loto.jpg

[+]


'; $fincen='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Mudras: Dhyani Mudra
Posted on 8 Jan, 2014

El Dhyana Mudra es el mudra de la meditación, de la concentración y del logro de la perfección espiritual. Se prescribe generalmente a los estudiantes para aumentar la capacidad de enfoque, como ejercicio de concentración. Indica el equilibrio perfecto entre el pensamiento y el resto de los sentidos, y la tranquilidad. [1] Las dos manos descansan sobre el regazo adoptando la forma de cuencos: la mano derecha encima de la izquierda mientras los pulgares se tocan. Las manos y los brazos forman un círculo de energía cerrado, que también se corresponde con la posición de las piernas en la postura sentada de meditación. Esta es la postura clásica para la meditación y la adoptamos cuando meditamos sin un objetivo concreto. Sentados, observando la respiración sin más, estamos pasivos y permitimos a lo divino actuar en nosotros y por nosotros. Sé que la divinidad sólo quiere lo mejor para mí y que, si yo lo permito, me ayudará en todo momento y en todo lugar. «Hágase tu voluntad» es una expresión de profunda felicidad. Las dos manos, que forman un cuenco, ponen de manifiesto que el propio interior está libre, limpio y vacío para poder recibir cuanto sea necesario en el camino espiritual. Y como en el universo no hay ningún espacio vacío (todo lo que nos parece «vacío» está lleno de energía de la materia sutil), este vacío se llenará de energía nueva; nuestros pensamientos y emociones determinarán la calidad. Por eso es tan importante que antes se haya realizado un buen trabajo de reconciliación y se viva en paz con todo. También puede compararse al hecho de estar en silencio junto a nuestro mejor amigo o amiga. No es necesario decir nada, no hay ningún deseo, porque sabemos que ya se ha dicho todo cuanto había que decir. Se siente la unión y eso basta. En la meditación clásica, al practicar este mudra se «piensa» en el vacío, es decir, no se piensa en nada. Dada su dificultad, existe una segunda versión: se dirige la atención a la propia respiración, todos los sentidos están centrados en la respiración. Esto es más factible, aunque también puede resultar difícil si tus pensamientos se apartan con demasiada frecuencia de la respiración o incluso notas cierta tendencia a cavilaciones negativas. [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2014/01/dhyana.jpg

[+]


'; $fincen='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Mudras: Atmanjali Mudra
Posted on 2 Jan, 2014

Atmanjali Mudra es el gesto de la oración en las tradiciones orientales. La gente en la India, Japón, China, Tailandia, Sri Lanka utilizan este mudra de oración y salutación. [1] Coloca las manos juntas ante el chakra del corazón y deja una pequeña cavidad entre las palmas de las manos. Al principio o al final de la meditación quédate de pie o sentado durante un momento con los brazos abiertos y levantados al cielo. El gesto de unir las manos ante el pecho refuerza el recogimiento interior y proporciona armonía, equilibrio, calma, tranquilidad y paz. Este gesto activa y armoniza la coordinación de los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro. Refuerza una meditación de ruego, una súplica a la divinidad, el cumplimiento de un deseo de tu corazón. Con este gesto expresas asimismo tu respeto y agradecimiento. En la India es también un gesto de saludo o de agradecimiento; con él se le manifiesta al otro el respeto que nos inspira. Los antiguos celtas y germanos se ponían en contacto con sus dioses levantando los brazos. Este gesto tan poderoso, prohibido durante la cristianización, fue más tarde introducido de nuevo, aunque sólo para los sacerdotes y los monjes, y no para el pueblo llano. ¿Quién debe ostentar el poder? Como ya hemos dicho antes, sosiega nuestros pensamientos y de esta manera da discernimiento. Siempre hay cierta fuerza detrás de unos pensamientos serenos, una fuerza que regenera la resistencia física y estabiliza, clarifica y fortalece el ánimo. Imagina que estás en un lugar sagrado cargado de fuerza. Quizá conozcas un lugar de este tipo que tenga un significado especial para ti. Puedes acceder a él en todo momento desde su recogimiento; o visualiza un lugar que responda con exactitud a sus necesidades. Imagínatelo con tanta exactitud como te sea posible. En los lugares sagrados se percibe una energía particular; intenta sentirla también en tu interior. Este mudra te inducirá al recogimiento. Si formulas una petición o una pregunta, una alabanza o un agradecimiento a su debido tiempo, y si permaneces receptivo, recibirás la ayuda adecuada. Para terminar, quédate todavía unos momentos en silencio, sumérgete en la paz y la alegría de lo divino. [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2013/12/Atmanjali-Mudra.jpg

[+]


'; $fincen='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Mudras: Jnana Mudra and Chin-Mudra
Posted Dec 26, 2013

Jnana Mudra se dice que es uno de los mudras más terapéuticos que una persona puede practicar, ya que alivia la tensión nerviosa del cuerpo, impulsa la memoria, cura el insomnio y regula el flujo de aire en el cuerpo... El Chin Mudra aumenta la energía y la resistencia, mejora la concentración incluso durante la meditación. [1] Practicar con las dos manos: las puntas de los pulgares tocan las puntas de los índices, mientras los otros dedos permanecen extendidos. Las manos yacen relajadas sobre los muslos. Si los dedos señalan hacia arriba, hacia el cielo, el mudra recibe el nombre de Jñana Mudra. Si los dedos señalan hacia abajo, hacia la tierra, Chin Mudra. Estos mudras se practican de dos maneras: la primera, tal y como se ha descrito, es cuando se tocan las puntas del pulgar y el índice; en la segunda versión, la punta del índice toca la primera falange del pulgar y el pulgar ejerce una ligera presión sobre la uña del índice. La primera es la postura pasiva y receptora, y la segunda, la activa y dadora. Estas son las dos posturas de las manos más conocidas del Hatha-Yoga y actúan a nivel corporal, anímico-mental y espiritual. Estos gestos simbolizan la armonía de la conciencia humana (pulgar), y los tres dedos extendidos, las tres gunas, cualidades que mantienen en marcha toda la evolución, tanto en el macrocosmos como en el microcosmos: Tamas (letargia), Rajas (actividad) y Sattwa (equilibrio, armonía). El círculo cerrado del índice y el pulgar representa el objetivo del yoga: la unión de Atman, el alma individual, con Brahman, el alma del mundo. Este mudra lo encontramos en muchas representaciones de las divinidades indias; aparecen con la mano derecha alzada sobre el corazón, y el pulgar y el índice unidos, para dirigirse al creyente. Es el gesto de la proclamación de la enseñanza. Los budistas también lo conocen y lo llaman Vitarka Mudra (gesto de la discusión). Con él, la divinidad o Buddha subraya la importancia de sus palabras. Cristo también aparece representado haciendo este gesto en los iconos bizantinos antiguos, y en la liturgia católica el sacerdote lo hace tras la consagración. Cuando el Jñana Mudra se practica de corazón es algo maravilloso. La mano se encuentra de nuevo a la altura del corazón, el índice y el pulgar se tocan, aunque ahora se dirigen hacia dentro y hacia arriba. Así simbolizan sencillamente la sabiduría de Dios. Aquí se trata de la entrega del ser humano a la sabiduría divina y su reconocimiento. En este gesto reside también una ternura que conmueve el corazón. Con esta variante del Jñana Mudra nos encontramos ya a un nivel espiritual, pero no hay que pasar por alto su efecto físico. Cuando este gesto se emplea para aliviar trastornos físicos, da igual que se practique el Jñana-Mudra o el Chin Mudra. Este mudra es un remedio universal que mejora los estados de tensión y de desorden y estimula la memoria y la concentración. Clarifica el espíritu, todos deseamos mantener la cabeza clara ante cualquier situación. También se emplea en casos de insomnio o de somnolencia, depresiones e hipertensión. Este mudra puede combinarse con otros mudras, y refuerza su efecto si se practica antes o después de otro o con una mano mientras con la otra se realiza otro mudra. [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2013/12/Chin-mudra.jpg

[+]


'; $fincen='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Mudras: Mudra of joints
Published on 27 Nov 2013

Como su nombre indica, este mudra es muy beneficioso para relajar las articulaciones, y también nos ayuda a aliviar la artrosis severa. Se debe practicar con ambas manos. [1] Este mudra se realiza con las dos manos: Mano derecha: une el pulgar y el anular. Mano izquierda: une el pulgar y el dedo medio. Practica según lo necesites o 4 veces al día durante 15 minutos. Si estás enfermo practícalo 6 veces al día durante 30 minutos. Este mudra equilibra la energía en las articulaciones. Hemos tenido muy buenas experiencias con él, después de haber dado un largo paseo o recorrido la montaña, y volver con dolor en las rodillas o de haber trabajado muchas horas sentados ante el ordenador y haber acabado teniendo molestias en los codos. Contra los dolores en las articulaciones también son muy útiles los numerosos ejercicios dinámicos de Yoga. Un ejercicio maravilloso para todas las articulaciones es el del osito. Lo más importante es que traces los círculos muy relajado y despacio. Los movimientos se llevan a cabo acompañados de una respiración lenta. Échate de espaldas, baja un poco la barbilla y rodéate las rodillas con los brazos. Después pon los brazos y las piernas perpendiculares al cuerpo. Sacude con suavidad los dos pies y las dos manos. Traza círculos con las articulaciones de los pies y de las manos. Traza amplios círculos con los brazos y las piernas como si quisieras dibujar un enorme ocho en el techo. Dobla y encoje los brazos y las piernas. [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2013/11/mudra-articulaciones.jpg

[+]


'; $fincen='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Mudras: Hakini Mudra
Posted on 18 Sep, 2013

Hakini Mudra es el mudra de la concentración. Muchas veces realizamos este gesto sin darnos cuenta. Su finalidad es potenciar la concentración. Inconscientemente podemos realizarlo para centrarnos, sacarnos de un estado de intranquilidad o simplemente centrarnos en una tarea o idea. [1] Apoyar las puntas de los dedos unas sobre otras. El Hakini Mudra se puede practicar siempre que se quiera. Si quieres acordarte de algo o recuperar el hilo de un asunto, une las puntas de los dedos, levanta los ojos, coloca la punta de la lengua cuando inspires en el paladar y déjala caer de nuevo cuando espires; realiza un par de movimientos respiratorios, e inmediatamente recordarás lo que deseas. Este mudra también te será de utilidad si tienes que concentrarte en algo durante bastante tiempo, necesitas tener buenas ideas y quieres retener lo que lees. Por lo demás, mientras realices un trabajo mental no cruces los pies y siéntate con la mirada dirigida al oeste. Hakini Mudra puede hacer auténticos milagros y deberías tenerlo siempre presente para practicarlo en un momento de necesidad. Esta posición de los dedos ha sido profundamente estudiada por los científicos, y se ha comprobado que estimula el trabajo conjunto de los dos hemisferios del cerebro, el derecho y el izquierdo. En la actualidad se recomienda también en cursos de entrenamiento de la memoria y de management. Abre el acceso al hemisferio derecho del cerebro donde se encuentra almacenada también la memoria. Su práctica mejora la respiración, profundizándola, y beneficiando así al cerebro. El Hakini Mudra regenera la energía de los pulmones, y desplazando los dedos de manera que el índice derecho se apoye en el pulgar izquierdo, el dedo medio derecho en el índice izquierdo, etc., se activa la energía del intestino grueso. Podrás estimular tu concentración y acumular nuevas fuerzas mentales ligando tu mirada y tus pensamientos durante un espacio prolongado de tiempo a un objeto o a una actividad reparadora. El ejercicio siguiente también va en esa dirección: Coloca un objeto ante ti, a un metro de distancia, por ejemplo una vela encendida, una fruta o una piedra. Mira el objeto sin parpadear tanto tiempo como puedas. Ahora cierra los ojos e intenta visualizarlo. Abandona de inmediato cada pensamiento que venga a tu mente y que no esté relacionado con el objeto en cuestión. Mantén la concentración durante tanto tiempo como puedas. Beneficios: Ayuda a mejorar la concentración. Promueve la cooperación entre los hemisferios cerebrales derecho e izquierdo. Hakini Mudra es beneficioso para los niños que sufren de autismo. [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2013/09/Hakini.jpg

[+]


'; $fincen='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Mudras: Mahasirs Mudra
Posted on 11 Sep, 2013

Mahasirs mudra está indicado contra los dolores de cabeza, pues elimina la tensión favoreciendo la circulación de la sangre por ella. [1] Con las dos manos, une el pulgar, el índice y el dedo medio, coloca el anular en el pliegue del pulgar y mantén extendido el meñique. Practica según lo necesites o 3 veces al día durante 6 minutos. Los dolores de cabeza pueden tener las causas más diversas y es difícil conseguir que desaparezcan de inmediato y para siempre con un solo mudra. A menudo los originan cambios de tiempo o bien tensiones en los ojos, la nuca, la espalda o la pelvis; también problemas con los senos nasales o la digestión. Todo esto puede conducir a un exceso de energía gastada en la zona de la cabeza y producir tensiones que causan los dolores. Para relajar las tensiones en la cabeza, lo más importante es no pensar en ellas en absoluto y dirigir la conciencia hacia otra parte del cuerpo (al abdomen, los pies o las manos). El Mahasirs Mudra equilibra la energía, actúa relajando tensiones y eliminando las mucosidades de los senos frontales. Si dispones de un poco de tiempo para echarte, prueba también los remedios adicionales contra el dolor de cabeza: sumerje una toalla en agua con vinagre y envuélvete con ella los pies, de manera que tanto las plantas de los pies como el dorso y los dedos queden bien tapados. Ahora masajea primero la nuca de arriba abajo presionando con fuerza en el centro con el índice y el dedo medio, luego las dos sienes, y por último dispón los dedos en la postura del Mahasirs Mudra. Beneficios: Es muy útil para la migraña. Alivia la tensión ocular. Reduce la congestión mucosa. Alivia el dolor de espalda. Equilibra la energía. [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2013/09/maharsis-mudra.jpg

[+]


'; $fincen='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Mudras: Matangi Mudra
Posted Sep 4, 2013

Matangi Mudra sirve básicamente como una práctica efectiva para la digestión, además de ayudar a curar otras enfermedades traumáticas. [1] Cruza las manos ante el plexo solar (zona del estómago), levanta ambos dedos medios y apóyalos el uno en el otro. Dirige la atención sobre la respiración en el plexo solar o zona del estómago. Practicar según lo necesites o tres veces al día durante cuatro minutos. Este mudra fortalece el impulso respiratorio en el plexo solar y equilibra las energías en esta zona. Estimula el elemento madera, al que se atribuye un comienzo nuevo, y el elemento tierra, que da profundidad a la vida. Del Matangi Mudra se benefician el corazón, el estómago, el hígado, el duodeno, la vesícula biliar, el bazo, el páncreas y los ríñones. Practicándolo, el corazón alterado se tranquiliza de forma notable y desaparecen las tensiones internas (por ejemplo, espasmos o sensación de saciedad) relacionadas con la digestión. Este mudra también relaja los dolores difusos y las tensiones maxilares. La lavanda (Lavandula angustifolia Miller) y la verbena (Verbena officinalis) son plantas medicinales de la serenidad y la armonía. El verde y el amarillo son los colores de la zona del plexo solar. El amarillo alegra el ánimo y estimula la mente. El verde es el color de la armonía. Todo el mundo necesita un lugar al que poder, retirarse. Podemos crearlo en nuestro interior. Si llegamos a él sin medio de transporte, no sobrecargamos el medio ambiente y ahorramos tiempo. [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2013/09/matangi.jpg

[+]


'; $fincen='">'; $values = get_post_custom_values("miniatura-rect"); $TXT_tam=20; ?>

Mudras: Kundalini mudra
Posted on 24 Jul, 2013

Que estemos equilibrados física y mentalmente es fundamental para nuestra buena salud, pero para tener una vida totalmente plena es fundamental que nuestra vida sexual también esté en armonía. [1] Cerrar ambos puños, sin apretarlos. Ahora extiende el índice izquierdo y mételo por debajo en el puño derecho. Coloca la yema del pulgar derecho sobre la punta del índice izquierdo. Mantén este mudra tan bajo como te sea posible ante el abdomen. Practicar según lo necesites, hasta que se produzca el efecto deseado o durante un tiempo prolongado 15 minutos tres veces al día. La forma del Kundalini Mudra es clara: se trata de la fuerza sexual que debe despertarse y activarse. De la unión de lo masculino y lo femenino, de los polos opuestos. Pero ante todo, de la unión del alma individual con lo cósmico. Los cuatro dedos de la mano derecha que rodean el dedo índice simbolizan el mundo exterior y perceptible, el índice izquierdo simboliza nuestra mente y nuestra alma, y el pulgar lo divino. Unas palabras respecto a la sexualidad que en el Yoga Tantra juega un importante papel como práctica espiritual. No hay que olvidar que los órganos sexuales ejercen una gran influencia sobre el estado de ánimo de las personas y que, por eso, es vital que estén sanos. También hay que saber que el deseo sexual cambia a lo largo de la vida. Aunque no se tengan deseos, si se está a gusto, todo va bien y es normal. Pero si se manifiestan estos, hay que satisfacerlos con la pareja o a solas. Esto es muy importante, ya que la secreción tiene la función de limpiar. Las bacterias, hongos, etc. que se instalan en la vagina son así destruidos y arrastrados fuera. Muchas personas se ponen enfermas porque no satisfacen las necesidades naturales del cuerpo o porque se estresan forzando al cuerpo a algo de lo que no sienten necesidad. Como profilaxis contra las molestias propias de la mujer es útil el pie de león (Alchemilla xantochlora) y contra las molestias espasmódicas de la menstruación, la argentina (Potentilla anseriana L.) [1] http://www.yogaenred.com/wp-content/uploads/2013/07/Kundalini-mudra.jpg

[+]