La dimensión transpersonal

Las dos primeras etapas de la Meditación Integral (ver 1ª parte) nos ponen en contacto con la dimensión del ser, con el aspecto trascendente y sutil no manifestado. El ser participa de una doble naturaleza, por un lado la consciencia y por otro la energía. Las primeras etapas investigan el fenómeno de la consciencia; se adentran en el plano del inconsciente colectivo y del nacimiento de la consciencia. Escribe José Manuel Vázquez.

DimensionTranspersonal

Primera fase: ofrecer y entregar lo conocido.

Punto focal: coronilla. Simbólicamente nos situamos más allá de lo conocido.

Empezamos por ofrecer todo aquello que tomamos como propio. Dejamos partir lo conocido y nos entregamos gradualmente a la sabiduría del inconsciente. Dejamos partir las expectativas, las ideas preconcebidas y los juicios de valor.

Ofrecemos lo que somos. Nos instalamos en el vacío dejando partir cualquier imagen que surja. Mantenemos nuestra atención y confiamos.

Segunda fase: volverse receptivo.

Punto focal: el entrecejo. Está asociado con la parte frontal del cerebro y la glándula pineal.

El segundo paso es complementario del primero. Es inevitable que en el proceso de entregar lo conocido vayan apareciendo creencias inconscientes profundas y que afloren patrones mentales desconocidos. Imágenes, recuerdos, ideas asociadas, negaciones, etc., que por su propia naturaleza transitoria, evolucionan, crecen y decaen. Observa y no tomes partido en este proceso, solo observa
Nos alineamos con los contenidos inconscientes de nuestra psique.

Algunas dificultades del trabajo con lo transpersonal:

  • Si observamos la dimensión del ser como un valor absoluto nos volveremos exigentes y a la larga mentalmente rígidos. Debemos conducirnos con sentido común sabiendo que hay tantas visiones de la verdad como personas.
  • Si empezamos a confundir lo percibido en diferentes planos de consciencia acabaremos creyendo ser quien no somos.
  • Atraídos por la contemplación de los mundos sutiles podemos ser tentados de abandonar nuestras responsabilidades mundanas.
  • Tenemos la tendencia a rechazar las imágenes extrañas cuando no las entendemos y a negar lo que no encaja en lo que debe ser.
  • Podemos caer en la megalomanía de creer que el ser y todo su potencial forman parte de mi y no al revés.
  • Si recibimos demasiada información inconsciente nos podemos sentir abrumados. Si esto sucede, debemos descansar y dejar momentáneamente nuestra indagación.

Algunos beneficios de la dimensión transpersonal:

  • Vaciamos gradualmente nuestra mente de ideas preconcebidas.
  • La mente consciente se alinea con la mente inconsciente liberando un potencial increíble.
  • La conciencia de unidad, la experiencia de que todo está conectado y de que todos formamos parte de todo es una poderosa herramienta de crecimiento personal. La sensación de que no estamos solos, de que el universo evoluciona a la par que nosotros nos aporta confiaza y una actitud positiva frente a la vida.
  • Cultivamos una mente no reactiva y receptiva.
  • A la persona que es plenamente consciente (Siddha purusha) los textos clásicos le atribuyen infinidad de habilidades mentales.
  • Ser consciente, tener información privilegiada del inconsciente.

Quién es

José Manuel Vázquez creó su escuela, Yoga Orgánico, hace 12 años, donde da clases y la dirige. Es formador de profesores de yoga. Es presidente de la Asociación Shiva-Shakti de Yoga Integral, profesor certificado por Yoga Alliance y la Asociación Española de Practicantes de Yoga (AEPY). Ha escrito el libro, Manual de yoga integral para occidentales (Alianza).

Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS para no perderte nada

Otros artículos sobre
Por • 30 Oct, 2014 • Sección: Firmas