Receitas vegetarianas (tab. 1/sopas)

Sabrosa y sana para el cuerpo y la mente, la cocina vegetariana puede ser sencilla pero deliciosa. Iremos ofreciendo recetas en fichas sucesivas. Esta vez tocan las sopas, con aires de Francia, Japón y Cuba.

Vichyssoise yóguica (para 6 personas)

Es una variante invernal de la conocida sopa fría, pero más digestiva, nutritiva y salerosa gracias al toque fresco de los berros y la picardía de la nuez moscada.

450 g de patatas peladas y cortadas en daditos

200 g de nabos cortados en cubitos

1 tallo de apio picado

25 g de mantequilla o 2 cucharadas de aceite

500 ml de agua y 400 ml de leche o leche de soja

1 manojito de berros

Sal, pimienta y nuez moscada

Preparação

  1. Poner en una cacerola grande las patatas, los nabos y el apio junto con la mantequilla o el aceite y el agua hasta cubrir las verduras. Tapar y cocer a fuego lento hasta que se ablanden las hortalizas (15-20 minutos).
  2. Añadir los 400 ml de leche o leche de soja y batir bien hasta obtener una crema homogénea. (Cuidado, si se recalienta, que no llegue a hervir, pues la leche puede quemarse en el fondo).
  3. Antes de servir agregar unos berros por encima y ¼ de cucharada de nuez moscada.

Sopa de miso (para 6 personas)

El miso es una pasta de soja fermentada muy usada en Japón pero fácil de adquirir aquí, sabrosa y llena de cualidades nutritivas, como las algas. Será una de tus recetas estrella.

Unos trozos de algas arame o wamake remojadas 5 minutos en agua

2 cucharaditas de aceite de sésamo

175 g de hortalizas (col, apio, zanahorias, nabo) muy picaditas o cortadas en finas rodajas

2 cucharaditas de jengibre fresco rallado

1 litro de agua

4 cucharadas de pasta miso (de venta en herbolarios y tiendas bio)

2 cucharadas de hojas de perejil o cilantro fresco

Preparação

  1. Escurrir las algas y cortarlas en tiras de 2,5 cm, reservarlas.
  2. Calentar el aceite en cacerola y añadir las hortalizas y el jengibre y rehogar 5 minutos. Agregar las algas y el agua y llevar a ebullición. Tapar parcialmente y cocer a fuego lento 15 minutos.
  3. Mezclar el miso con un poco de sopa y echarlo en la cacerola. Espolvorear con el perejil o el cilantro.

Sopa cubana de judías negras (para 6 personas)

Servida con arroz cocido integral es un plato único y completísimo desde el punto de vista nutricional. Tómala preferentemente en el almuerzo y en días muy fríos.

250 g de judías negras remojadas durante 3-4 horas

1 litro de agua

1 boniato en cuadraditos

1 hoja de laurel

1 cucharada de jengibre fresco (opcional)

25 g de mantequilla o margarina

Preparação

  1. Escurrir las judías y ponerlas en un litro de agua en una cacerola grande. Llevar a ebullición y dejar hervir a fuego vivo 10 minutos. Bajar el calor.
  2. Añadir el boniato, el laurel y el jengibre, si se usa. Tapar y dejar cocer a fuego lento alrededor de una hora, hasta que las judías estén tiernas. Dejar enfríar un poco y pasarlo por la batidora (se pueden dejar unas cuantas judías enteras).
  3. Volver a poner en la cacerola y añadir la mantequila o margarina. Salar y cocer a fuego lento unos 10 minutos más. Servir enseguida con yogur, queso fresco o queso rallado.

(Rectas de El libro de Yoga y Cocina, de los Centros internacionales de Yoga Sivananda Vedanta).

¿Quieres aprender la cocina ayurvédica?

Del 16 al 22 de noviembre hay un curso intensivo a cargo de los maestros de Ayurveda Anjany Kulkarni y Sanjay Kulkarni en el Centro de Yoga Sivananda. Se enseñarán recetas, pautas dietéticas y planificación de menús y mucho más.
Más info: www.Sivananda.org/Madrid

Ser sociável, compartilhar!

Você gostou deste artigo?

Subscreva a nossa RSS para que você não perder nada

Outros artigos sobre , ,
Por • 15 Nov, 2012 • Sección: Ayurveda, Nutrição, Deus o abençoe