Entrevista con Harmony Hannigan: “El yoga en pareja permite la comunicación sensorial”

El yoga en pareja ofrece una oportunidad para cada persona de definirse a sí misma, a la vez que permite la conexión con otras personas. Exploramos una comunicación profunda que se basa en el tacto consciente, la escucha, el respeto y la búsqueda de la unión. Yoga en Red entrevista a la especialista de yoga en pareja Harmony Hannigan.

Yoga en pareja

“El mayor beneficio para nuestro crecimiento y consciencia viene de nuestro
deseo de vernos a nosotros mismos en el reflejo honesto de los demás”

Elysabeth Williamson

En su propuesta de yoga en pareja, Harmony Hannigan destaca “samana bhavana”, el estado o actitud del centro equilibrado, donde, desde la conexión interior, uno puede expresar y trasladar este estado a la relación con la pareja. El trabajo es muy revelador -asegura Harmony- en cuanto que nos permite explorar la relación entre padres e hijos, entre amantes, compañeros y hermanos indistintamente.

¿Qué nivel de práctica es aconsejable para obtener los beneficios del yoga en pareja?
El yoga en pareja se puede practicar sin experiencia previa en yoga, ya que hay posturas y técnicas muy sencillas que transmiten igualmente la esencia de la práctica y aportan beneficios inmediatos a nivel físico y sutil.

¿Cuáles de esos beneficios destacas, del yoga en pareja?
Trabaja a todos los niveles. Como el yoga trata de una exploración total del Ser desde lo físico a lo sutil, este acercamiento también lo hace. Lo que lo diferencia de una practica individual es el potencial que tiene a nivel físico de ampliar fuerza y flexibilidad. También permite al individuo trabajar mucho más a nivel mental y emocional, ya que explora la confianza, escucha, respeto y comunicación con el otro. Al trabajar con la intimidad, permite un análisis de los lugares donde nos es más difícil abrirnos, donde aparecen limitaciones o miedos y con quiénes. El hecho de ir cambiando de pareja también nos permite observar nuestro comportamiento con diferentes personas.

¿Hay que acudir a tus talleres en pareja?
No es imprescindible venir con un acompañante. En cada taller hay una oportunidad de trabajar con cada persona que asiste, para poder explorar el trabajo con participantes de diferente altura, peso y características individuales. Y luego, en otra práctica, nos centraremos en el trabajo con una sola persona, para explorar la intimidad. Esta intimidad es algo que podemos experimentar con otro individuo, indistintamente de nuestra relación con él/ella. En el yoga en pareja podemos practicar con nuestra pareja, o con un amigo, igualmente con un hijo o con un padre. La intimidad alcanzada permite luego una comunicación desde otro lugar, cosa que es beneficiosa en todas las relaciones.

¿Cómo se explora una relación al hacer yoga en pareja?
A nivel físico, el yoga en pareja nos ofrece una oportunidad de una comunicación sensorial que en la vida cotidiana no nos permitimos, y esto en un plano de confianza alentado por un propósito común. El tacto y la mirada son dos elementos clave que permite a los practicantes conectar y comunicar más profundamente.

¿Son ejercicios difíciles o con riesgo?
Hay alguna postura que puede resultar más exigente para alguna persona, pero con el propósito de que cada individuo comunique y trabaje desde sus posibilidades. La pareja irá ajustando la postura (con la dirección de las profesoras) para que el trabajo sea adecuado a sus necesidades. En el caso de una pareja físicamente muy diferente es necesaria mayor comunicación y ajuste. La persona que tenga más flexibilidad puede que trabaje menos en algún momento, pero tendrá que agudizar por otro lado la escucha y respeto hacia las necesidades del otro, que es un valor muy importante.

¿Qué me puede aportar conocer el yoga en pareja si no tengo pareja?
Somos individuos que vivimos en sociedad, que significa que mantenemos relaciones con muchas personas. Esas relaciones no siempre son armoniosas y fluidas, debido a muchos elementos de nuestra sombra como el miedo, la inseguridad, etc., y por lo tanto aparecen conflictos y dificultades en la comunicación. El yoga en pareja contempla la observación de uno mismo en el reflejo espontáneo del trabajo con el otro, y la ventana de diálogo que aparece a través de la apertura segura que establecemos en la esterilla es materia importante para la reflexión y la acción en la vida diaria.

Taller de Yoga en pareja en City Yoga

Tenuto da: Audrey Fiorini y Harmony Hannigan

Data: 9 de noviembre

Orari di apertura: 10-14 h

Prezzo: 40€ individuos / 70€ parejas

Audrey e Harmony se conocieron en Rishikesh en 2000, estudiando con Swami Vivekananda Saraswati. Sus trayectorias les han llevado por diferentes caminos y maestros pero colaboran regularmente dando cursos en Francia y en España.

Audrey tiene su escuela de yoga, en Bretaña. Es también terapeuta y sanadora, destacando entre sus formaciones el Jin Shin Jyutsu que incluye también en sus clases de yoga. El trabajo en pareja es fruto de su propia experiencia y también ha estudiado con Daniel Scott.

Harmony ofrece formaciones de Yoga y desarrollo personal en la Sierra de Gredos. Es licenciada en Psicología y su experiencia en diferentes formas de masaje, especialmente masaje tailandés, junto con su participación en cursos de Tantra. También han contribuido a la exploración del campo de yoga en pareja.

Essere socievole, Condividi!

Ti è piaciuto questo articolo?

Iscriviti alla nostra RSS per non perderti nulla

Altri articoli su
Da • 29 ottobre 2013 • sezione: Intervista