Luz de las Escrituras/ OM pūrṇamadaḥ pūrṇamidaṁ…

La enseñanza del mantra de la plenitud ‘pūrṇa’. Traducción y comentario de David Rodrigo (Āchārya Jijñāsu), maestro tradicional de Advaita Vedānta.

Ecritures

ॐ पूर्णमदः पूर्णमिदं पूर्णात्पूर्णमुदच्यते।

पूर्णस्य पूर्णमादाय पूर्णमेवावसिष्यते।

ॐ शान्तिः शन्तिः शान्तिः॥

om pūrṇamadaḥ pūrṇamidaṁ pūrṇātpūrṇamudacyate |

pūrṇasya pūrṇamādāya pūrṇamevāvasiṣyate |

om śāntiḥ śantiḥ śāntiḥ ||

Que (la Existencia primera, el Ser, la Realidad suprema, la Verdad) es pleno ‘pūrṇa’ (infinito, ilimitado, indivisible). Esto (el propio ser, esta realidad que percibimos como mundo) es pleno, [porque] de lo pleno surge lo pleno. Cuando lo pleno se disuelve en lo pleno (lo que percibimos como muerte), definitivamente lo pleno permanece (no muere).

OM śāntiḥ śantiḥ śāntiḥ ´paz´ (en mi cuerpo-mente), ´paz´ (en mis condiciones, relaciones), ´paz´ (en los dioses y fuerzas de la naturaleza).

“Eso (la Existencia primera, el Ser, la Realidad suprema, la Verdad) es pleno ‘pūrṇa’ (infinito, ilimitado, indivisible).” – La primera Existencia es infinita, ilimitada, porque existir es su propia naturaleza, existe por sí misma, sin haber empezado, sin haber sido creada por ninguna otra existencia previa. No es existencia como consecuencia de nada. No es ningún efecto, sino que existe porque su naturaleza es así: Existencia.

Lo que existe por sí mismo, sin haber sido creado, sin haber empezado ni nacido, es libre, sin destrucción. Todo cuanto nace, muere. Es ley de vida. Todo cuanto es creado, acaba destruyéndose. Es sólo cuestión de tiempo. Pero lo que no ha nacido, lo que no ha sido creado, bien no existe o bien es Existencia eterna. Eso es el principio de todo: la Existencia eterna, infinita, ilimitada.

– Bien, ¿y qué tiene que ver eso conmigo?

Que tú eres Eso. Tú eres en verdad esa plenitud de la Existencia primera. Tú y todo cuanto percibes con tus sentidos y tu cuerpo-mente-corazón es realmente Existencia infinita, plena: “Ceci (el propio ser, esta realidad que percibimos como mundo) es pleno.”

– ¿Cómo es eso posible? ¿Por qué?

“[Porque] de lo pleno surge lo pleno.” — ¿Qué va a surgir de la Existencia misma, sin nada más? ¿La no existencia? Eso no puede suceder jamás. ¿Qué va a surgir de la Existencia infinita, sin partes? ¿La existencia finita, con partes? Eso no puede suceder jamás.

La Existencia primera, que existe sin causa, porque su propia naturaleza es Existencia, es sólo Existencia. No es Existencia y simultáneamente no existencia, porque ambas son opuestas, se auto-negarían negando o bien la existencia o bien la no existencia, dependiendo de qué poder fuera más poderoso. Todo el mundo sabe ´yo existo´. Por tanto, la Existencia existe, prevalece.

La Existencia primera es existencia sola, sin partes. Es decir, no tiene partes de no existencia, porque son contradictorios, y no tiene partes de nada más, de nada diferente a la existencia.

¿Cómo sabemos que la Existencia primera no tiene partes de nada más, de nada diferente a la Existencia?

Porque así nos lo dicen los grandes sabios o seres realizados de todos los tiempos y lugares, aquellos que han ido hasta el origen mismo de la vida, del ser, hablan de la Existencia sola, sin modificación, sin nada más, cuya experiencia en sí misma, sin objetos, es de absoluta plenitud.

Así no los explican las escrituras que vienen directamente de esa experiencia: las Upaniṣhads (Vedas, Vedānta) y sus derivados, Bhagavad Guītā, Yoga Sūtras, Brahma Sūtras, etc. Estas escrituras no nos explican sólo la experiencia de los grandes sabios/as y santos/as, sino también el método siguiendo el cual todo el mundo llega a la experiencia directa de la Existencia misma y ve que ahí, en sí mismo, no hay nada más. Fin de las dudas y la confusión. Sólo tu experiencia directa y permanente, iluminada, consciente y voluntaria de ti mismo, de tu verdadero ser, acaba de una vez y para siempre con tus dudas, porque no hay alternativa, porque no hay nada más que ser.

Pero para ello se debe seguir el método revelado por las escrituras de forma correcta –lo que requiere prácticamente siempre de una transmisión tradicional, de Maestro/a competente a discípulo/a competente— y con todo tu ser, lo que requiere de tu devoción, amor y seguridad, en el método y en ti mismo/a.

De lo contrario, la Existencia se vive en diferido. Por ello, sufrimos, deseamos, tememos, odiamos, degeneramos y morimos.

– Si la Existencia es una e infinita, ¿cómo es posible que nadie o prácticamente nadie la reconozca?

Porque tus instrumentos para ver (conocer, experimentar, sentir) no están en buen estado. Para que lo estén y reconozcas la Existencia plena que eres, que es, tienes que purificar y cultivar tus instrumentos de percepción con la luz de las escrituras de conocimiento total, que es liberador.

Tu mente-corazón está distraída por los colores de los objetos externos que perciben tus sentidos y tu cuerpo. Así jamás puedes conocer la Verdad, sin objetos, que es, que eres, que brilla por sí misma.

En cuanto te alejas de la dependencia exterior y concentras tu mente-corazón en tu interior, sientes invariablemente paz, dicha. Eso eres tú. Eso es la Verdad. Desapégate incluso de esa experiencia de ´yo estoy experimentando la plenitud de ser´, déjate llevar sin más, sin miedo ni expectativas, y eres sólo lo que es y se auto-reconoce.

– Pero si lo que es, es luz y se auto-reconoce y yo soy Eso, ¿por qué tengo que seguir el método de las escrituras, etc.?

Porque no te reconoces y deseas reconocerte.

– ¿Y qué es entonces todo esto, el mundo hecho de infinidad de seres y cosas diferentes en constante cambio, nacimiento y muerte?

Una tergiversación de la Existencia una e infinita que haces porque tus instrumentos están en un estado defectuoso, como quien en el desierto ve un oasis que jamás saciará su sed porque es sólo arena, o quien tiene cataratas ve dos Lunas, o quien caminando en la penumbra del bosque ve una serpiente y teme morir y huye donde sólo hay una cuerda, etc.

Esa misma tergiversación por la limitación de tus instrumentos de conocimiento y experiencia es la causa de ver que algo o alguien nace, actúa, cambia, degenera y muere. La Realidad suprema de todo ello es la Existencia infinita, una, indivisible, sin cambio (advaita) — “Cuando lo pleno se disuelve en lo pleno (lo que percibimos como muerte), definitivamente lo pleno permanece (no muere)”. No hay ningún cambio en la Realidad suprema. Lo que cambia son tus instrumentos, tu cuerpo-mente-corazón. Y continuarán cambiando y dándote finalmente la experiencia de más o menos dolor, adulcerado con migajas de placer y felicidad, hasta que los sintonices con el sentimiento de tu ser interior más profundo y puro y, despojándote incluso de esa experiencia de gozo puro, renazcas en la eternidad que es, en la plenitud que eres, sin más ni menos.

Has hecho lo que hay que hacer; cumplido el sentido de la vida. Ya no te queda nada más por lograr.

“OM śāntiḥ śantiḥ śāntiḥ ´paz´ (en mi cuerpo-mente), ´paz´ (en mis condiciones, relaciones), ´paz´ (en los dioses y fuerzas de la naturaleza).” – para que pueda seguir la vía, completamente, con todo mi ser, con amor y luz.

David Rodrigo (Āchārya Jijnāsu)

Lumière de l'Ecriture - Advaita Vedānta école traditionnelle

Formación “Escrituras de Advaita Vedānta y Sāṅkhya-Yoga”

http://luzdelasescrituras.wix.com/escueladevedanta

FORMATION

Escrituras de Advaita Vedānta y Sāṅkhya-Yoga

Estudio, práctica y experiencia de las escrituras originales completas desde la propia tradición oral: Sāṅkhya Kārikā, Yoga Sūtras, Viveka Chūḍāmaṇi, Bhagavad Guītā, Upaniṣhads y Brahma Sūtras

Mokṣha Śhāstra – Ciencia de Liberación: Establecerse en la plenitud de uno mismo y la realidad

En Madrid —

Yoga Shala Alcobendas

http://www.Ashtanga-Yoga-Alcobendas.es

Contact : annayogashala@gmail.com

Dans Barcelone-

Ashtanga Yoga Barcelone

http://www.ashtangayogabcn.com

Contact : info@ashtangayogabcn.com

En Valencia – Gobinde Yoga

Aussi mélangés et en ligne

PRESENTACIÓN DE DAVID RODRIGO (Āchārya Jijñāsu)

David RodrigoRemis entièrement à la réalisation de votre être véritable et de la vérité de ce qui, en 2008, est allé à Rishikesh, Himalaya, en Inde et a donné avec son professeur, Dravidāchārya Rāmakṛiṣṇan Swāmījī (Shastra Nethralaya Ashram, Advaita Vedānta tradition de Śhaṅkarāchārya).

Il étudie pendant six ans intenses d’auto-transformation, envisagée, appliqué et expérimenté avec le maître, dans une relation personnelle et quotidienne, sagesse expérientielle et libératrice des grands écrits complets et originaux des écoles de spiritualité et de philosophie en Inde (ṣhaḍ-darśhana) et le Sanskrit classiques :

-Advaïta Védanta

– Prasthāna Trayī ´Triple Canon´ con el comentario de Śhankarāchārya: Bhagavad Guītā, principales Upaniṣhads y Brahma Sūtras. Éste último con Bhāmatī, el subcomentario de Vāchaspati Miśhra.

-Advaita Siddhi, Madhusūdana Sarasvatī, partie de la ´Gran Bṛhat Prasthāna Trayī Triple Canon´.

– Prakaraṇa granthas (textos secundarios) como Viveka Chūḍāmaṇi, de Śhankarāchārya; Pañchadaśhī, de Vidyāraṇya Muni; Vedānta Paribhāsā, de Dharmarāja Adhvarīndra; Siddhānta-leśha-saṅgraha, de Appayya Dīkṣhita; Dakṣhiṇāmūrti-stotra ´Himno a Dakṣhiṇāmūrti´; Pañcīkaraṇa; Tattva-boddha; o Ātma-jñāna-upadeśha-vidhi.

-Yoga sutras de Patanjali commentée de Vyāsa, etc..

Sāṅkhya - Īśhvara Kṛṣhṇa-Kārikā.

-Le reste des écoles classiques (astika darśhana): Artha-saṅgraha (Pūrva Mīmāṁsā) ; Tarka-saṅgraha (Nyaya-Vaiśheṣhika).

– Gramática del sánscrito (vyākaraṇa): Laghu-siddhānta-kaumudī, de Varadarāja (simplificación del Aṣhṭādhyāyi de Pāṇini).

Il fut aussi initié aux techniques de méditation et de la conscience dans la tradition de la méditation, le Yoga dans l’Himalaya avec est Veda Bhāratī (herbe de Swami Rama Sadhaka Ashram, Rishikesh).

Herbe de Swami Rama Sadhaka Ashram, Rishikesh a commencé à transmettre des connaissances, de pratiques et d’expérience de l’écriture et la méditation ; et coordonnée Dhyāna Gurukulam, l’école traditionnelle de l’ashram.

En 2014 la vida le trajo de nuevo a España, donde continúa haciendo disponible la sabiduría, la práctica y la experiencia de estas escrituras universales que vienen de y te conducen a samādhi – la plenitud absoluta de tu propio ser (Consciencia pura, Felicidad, Existencia, libertad), sin vestiduras ni conversiones a lo que no eres.

Être Sociable, partagez !

Est-ce que vous avez aimé cet article ?

Abonnez-vous à notre FLUX RSS que vous ne manquiez de rien

Autres articles sur
Par • 31 Jul, 2015 • Sección: Textes anciens