Los 4 yoguis de la portada del ‘Sgt. Peppers’

¿Cómo y por qué han ido a aterrizar cuatro yoguis en la portada del mejor disco de todos los tiempos? Un adelanto de por dónde van los tiros: la primera de las caras de la fila superior de personajes de la portada del Sgt. Peppers es un yogui famoso, y otros gurús andan por ahí. ¿Dónde, dónde? ¿Cómo, cómo? Tranquis, tranquis… Vamos por partes como dijo Jack el Destripador. Escribe Nomastés.

…Vamos de lo más evidente a lo más misterioso.

Supongo que os sonarán imágenes de los Beatles en India, ya que forman parte de la imaginería beatlemaniaca clásica. Hay fotos por un tubo de su viaje a India. Y es que allá se fueron a aprender meditación trascendental en el año 1968 a Rishikesh.

Pero la cosa viene de más atrás, y vamos a tirar de este hilo.

Fue George el ariete del acercamiento a lo “indio” para el resto The Beatles. En el año 66,  mientras se “daban un descanso” cada uno con sus asuntos, George decidió irse a India a aprender a tocar el sitar con Ravi Shankar.

En principio iba solo a tomar clases de música pero, tras tantas horas sentado al sitar, le empezaron a doler las ingles y Ravi hizo de profe improvisado para enseñarle algunos ejercicios físicos.

Cuando George volvió de India se trajo unas cuantas cosas más que unas lecciones de sitar. Aunque no se vistió de naranja ni dio saltitos, sí se comprometió profundamente y apoyó la creación de un centro de adoradores de Krishna en Londres  cuyo líder era Bhaktivedanta Swami Prabhupada.

Un montón de caras y unos pocos yoguis

Ya sabemos pues por qué Los Beatles, y en particular George,  conocían no sólo la sabiduría, la música sino también las prácticas del Kriya yoga. Veamos cómo plasmó ese amorcito y respeto por en Yoga en la portada del Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, el mejor disco de todos los tiempos.

La portada más innovadora de la historia

Los diseñadores Jann Haworth y Peter Blake quisieron que la portada fuera un collage creativo y le dijeron a cada Beatle que escogiera X personalidades.

A parte de la modernez del diseño estético, en lo funcional, la edición fue también rompedora: era la primera vez en la historia de la música que se imprimían las letras completas de las canciones junto con el álbum. (Ahí tenemos la peli de David Trueba Vivir es fácil con los ojos cerrados en la que cuenta cómo la idea se la dio a John un profesor para que sus alumnos aprendieran inglés.

George escogió a cuatro personajes, pero ¿quiénes eran?

Imagen de previsualización de YouTube

Por orden cronológico inverso:

Sri Paramahansa YoganandaAhí debajo de Bob Dylan lo encontramos.

A pesar de ser el último en nacer fue el más famoso. Y todo porque escribió Autobiografía de un Yogui. Lo de escribir siempre ha sido un puntazo y este libro fue clave.

Yogananda hizo todo lo que estuvo en su mano por extender su conocimiento del Yoga: Fundó una escuela  por sus tierras, y en los años 20 fue a EEUU como delegado representante de India en el Congreso de Liberales de la Religión. También fundó la sociedad Self-Realization Fellowship (SRF) y dio conferencias durante varios años por la región de la costa este de Estados Unidos.

Sri Yukteswar Giri:  ¡El 1! ¡Sí, sí, este es el yogui famoso con el que empieza la fila superior!

Autor del libro traducido al español como La ciencia Sagrada tenía telepatía y el don de la ubicuidad. Era maestro de Yogananda. Fue el encargado de entregar a Yogananda para extender el Yoga por Occidente.

Sri Lahiri Mahasaya: A la izquierda de Lewis Carroll.

Era discípulo del “Gran Avatar” y de Yukteswar Giri. Fue ingeniero militar del gobierno británico en India. Se le considera el padre del Kriya Yoga.  Destacable es que el bueno del hombre daba clase a cualquiera, sin importar la casta a la que perteneciera (cosa poco frecuente en la sociedad India).

Sri Mahavatar Babaji:

Le llamaban el “Gran Avatar”, y se decía de él que era un ser totalmente iluminado. Maestro de Lahiri Mahasaya.

Y bien, como veis todos ellos pertenecía a un linaje de maestros. George tuvo contacto con su historia y papel en la difusión del yoga a través de Autobiografía de un Yogui, en el que se narra la vida de Yogananda.

Sobre Autobiografía de Yogui

Se dice que Steve Jobs  leía este libro una vez al año y hasta regaló un ejemplar empaquetado en una caja marrón a cada uno de los asistentes a su entierro. 

El propio George también regalaba una copia a cada uno de los amigos que venían pidiéndole consejo.  En el museo de Liverpool hay un ejemplar firmado que da fe de ello. Y cómo no, tengo una foto del verano pasado para atestiguarlo.

Si sois de los que prefiere ver las historias, hay peli que cuenta algo del libro: Se llama  Awake.  También es posible conseguir copias gratis desde la página de la Asociación Ananda Shanga.

Y bien… creo que el misterio ha quedado desvelado, ¿no? Ya sabéis cómo los Beatles hicieron su particular homenaje a la sabiduría del Yoga hace ya unas cuantas décadas.

Podéis leer una versión extendida de este artículo con más muchos más detalles y curiosidades en el blog en: “El misterioso caso del yogui de la capa amarilla: Los Beatles y el Yoga”

Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS para no perderte nada

Otros artículos sobre
Por • 5 Oct, 2017 • Sección: Firmas