Resolución de conflictos  

Aprendamos a leer el libro abierto de la vida con sabiduría, amor, automaestría y valentía para beber de su perfección. Escribe David Rodrigo (Āchārya Jijñāsu), maestro tradicional de  Advaita Vedānta.

meditacion manos

¿Te hallas en un dilema? ¿Tienes que elegir entre dos opciones aparentemente contradictorias entre sí y ambas son deseables? ¿Qué hacer?

Restemos primero gravedad al asunto contando un chiste:

Era una vez dos hombres y una mujer en una isla desierta. ¿Qué les sucederá?

Si son españoles, la mujer matará a uno de los hombres para casarse con el otro.

Si son italianos, uno de los hombres matará al otro para quedarse con la mujer.

Si son franceses, no hay ningún problema

Si son ingleses, no serán presentados por nadie.

Ni conflicto ni experiencia, en “el caso inglés”. ¿Podrá ser la ausencia de vida la resolución de conflictos? ¿Hay diferencia entre muerto en vida y enterrado?

¿Será no ver ningún problema superficialmente -“a lo francés” en el chiste- la resolución de conflictos? ¿Hace el hábito al monje o Dior a la belleza?

Swami Veda Bharati, mi Maestro en la Tradición del Yoga Meditación del Himalaya, continuaba el chiste:

Si son indios, la mujer hará a uno de los dos hombres su dharma-bhai, “hermano de dharma” (de virtud, de corazón, de bondad), y hará que éste la convierta en la mujer del otro hombre, siendo ambas uniones de amor de las que se promete el siempre.

De este modo la mujer disfrutará del amor de los dos hombres pero diferenciado, aclarado: cada uno en su espacio y función, sin mezclas confusas y permanente causa de conflicto, dolor y pérdida. Es decir, de estancamiento compartido por la confusión y la rutina.

Reconociendo que ama a ambos de modo diferente, que cada uno le aporta algo particular y estimado, y haciéndoselo comprender a ambos.

No hay renuncia, sino comprensión y comunicación sincera, benévola, valiente, decidida, confiada y con amor. Eso me enseñó un “discípulo” mío.

Así, quedan los tres personajes integrados, acogidos con gracia y satisfacción en tierra santa en la situación aparentemente conflictiva, que de otro modo se convertiría en tierra quemada. Se abre un espacio creativo de crecimiento humano para los tres, desde el entendimiento, el respeto, el amor, la concordia, la valentía y la pasión por crecer, por saber.

Comprendiendo asimismo que la vida mundana -la que se transforma, la que no es, es y deja de ser- por naturaleza es imperfecta. Aprendiendo a leer el libro abierto de la vida, el ser humano es perfectamente capaz de descubrir la perfección anhelada, la Felicidad, Existencia y Conocimiento absolutos, la totalidad, siéndolo. Obramos mirando al suelo. Vivimos como si el Cielo fuera nuestro techo.

Y en ocasiones resolver el conflicto es entender que hay que volar o dejar volar, abrir la jaula del pájaro a ella aferrado por amor (=dependencia) a quien le alimenta cada día.

Las dos manos

Tenemos dos manos. Ambas pueden estar llenas de dulces, como dice un dicho hindi: “Dono haathon me laddoo! ¡Dulces en ambas manos!” ¿Por qué aprovechar la vida a medias? Es de miserables malgastar el gran tesoro que es la vida humana. Pero hay que aprender a ser humanos, aprender a vivir. No somos humanos sólo por nacer humanos. Nacer humano no es ser humano, sino tener la oportunidad de llegar a serlo mediante el saber, la entrega, la maestría de los propios instrumentos (cuerpo-mente), el amor, la valentía, la constancia. La vida sin verdad no es vida verdadera. Nacer humano es como un caramelo envuelto en plástico de colores: si no quitamos el plástico no disfrutamos del dulce. Si el caramelo es sistemáticamente pisoteado hemos vivido miserablemente, en vano, sin sustancia, sin vida.

Nacidos humanos, tenemos los instrumentos necesarios para aprender a vivir. Tenemos dos manos que chocan golpeándose, en conflicto. Sin embargo, ese choque manual bien puede producir el aplauso.

El aplauso de la vida es la resolución de conflictos vitales de modo que, sin huir por miedo, tristeza y confusión, y sin imponernos por la fuerza, observamos nuestras propias tendencias y las de los demás para valernos y crecer con servicio, amor, autocontrol y conocimiento de la Verdad, validado por uno mismo, libre de autoridad. No hay verdadera felicidad sin Verdad. Fíjalo en tu mente-corazón.

El imán

Transformando el conflicto en aplauso, uno se vuelve un imán atrayendo y uniendo polos aparentemente contrarios, armonizando. Serás acuerdo en el conflicto, paz en la guerra, luz en la oscuridad, amor en el odio.

Con humildad y naturalidad, sin prejuicios de superioridad ni de inferioridad, hay que entender dónde estamos y observar nuestros errores repetidos, nuestras búsquedas continuamente frustradas. Mas no para rendirnos, sino para entender la obviedad de que la materia (lo sujeto a transformación) no es digna de nuestra pasión, de nuestra ambición, porque lo efímero no es permanente, no es Verdad, sino que sólo aparece y desaparece en la Realidad, que es lo que hay que conocer.

No hay otro modo de crecer más que buscando la Verdad en la propia alma y en el mundo, elevándonos desde la máscara del individuo con pureza, saber y automaestría para liberarnos de los nudos que asfixian nuestro corazón, de las cadenas que arrastramos y veneramos cada día de nuestras vidas que vivimos en vano sin revolución espiritual, tan apasionada como sabia y maestra de sus medios. Sólo la Verdad nos hace personas libres.

David Rodrigo (Āchārya Jijñāsu)

Maestro tradicional de Advaita Vedānta 

Luz de las Escrituras – Escuela de Advaita Vedānta Tradicional

Enseñanza continua “Escrituras de Advaita Vedānta y Sāṅkhya-Yoga – Conocimiento y práctica tradicional”

http://luzdelasescrituras.wix.com/escueladevedanta

Enseñanza continua

–Escrituras de Advaita Vedānta y Sāṅkhya-Yoga – El conocimiento del Ser  

Estudio tradicional, sistemático y en profundidad de las Escrituras de Liberación ´Mokṣha Śhāstra´:  Sāṅkhya Kārikā, Yoga Sūtras, Viveka Chūḍāmaṇi, Bhagavad Guītā, Upaniṣhads y Brahma Sūtras, con los principales comentarios (Śhaṅkarāchārya, Vyāsa, Vāchaspati Miśhra, Gauḍapāda, etc.)

En curso:

–Yoga Sūtras, libro II ´Sadhana´  

Un fin de semana al mes. En Madrid y a distancia: Yoga Shala Alcobendas. annayogashala@gmail.com

–Yoga Sūtras, libro I ´Samādhi´

En Barcelona. www.jivamuktiyogabarcelona.com / info@jivamuktiyogabarcelona.com

–Pañchadaśhī

De Śhrī Vidyāraṇya Muni. Texto fundamental de Advaita Vedānta. En Barcelona y a distancia: Moksha Yoga. mokshabarcelona@gmail.com

Prensentación de David Rodrigo (Āchārya Jijñāsu)

David RodrigoSe entregó completamente al reconocimiento pleno de sí mismo y de la Verdad desde que en 2008 se fue a Rishikesh, Himalaya, India y dio con su Maestro, Dravidāchārya Rāmakṛiṣhṇan Swāmījī (Shastra Nethralaya Ashram), de la tradición Advaita Vedānta de Śhaṅkarāchārya; discípulo de Swāmī Sarveśānanda Sarasvatī y de su maestro Swāmī Śhānti Dharmānanda Sarasvatī.

Durante seis intensos años de auto-transformación estudió, contempló, aplicó y experimentó con el Maestro, en una relación personal y diaria, la sabiduría liberadora de la tradición revelada en las grandes escrituras completas y originales de las escuelas clásicas de espiritualidad y filosofía en India (ṣhaḍ-darśhana) y sánscrito:

– Advaita Vedānta

– Prasthāna Traya ´Triple Canon´con el comentario de Śhaṅkarāchārya: Bhagavad Guītā, principales Upaniṣhads y Brahma Sūtras. Éste último con Bhāmatī, el subcomentario de Vāchaspati Miśhra.

– Advaita Siddhi, de Madhusūdana Sarasvatī, parte del Bṛihat Prasthāna Traya ´Gran Triple Canon´.

– Prakaraṇa granthas (textos secundarios) como Viveka Chūḍāmaṇi, de Śhaṅkarāchārya; Pañchadaśhī, de Vidyāraṇya Muni; Vedānta Paribhāsā, de Dharmarāja; Siddhānta-leśha-saṅgraha, de Appayya Dīkṣhita; Dakṣhiṇāmūrti-stotra ´Himno a Dakṣhiṇāmūrti´; Pañcīkaraṇa; Tattva-boddha; o Ātma-jñāna-upadeśha-vidhi.

– Yoga Sūtras de Patañjali, con el comentario de Vyāsa, etc.

– Sāṅkhya Kārikā de Īśhvara Kṛiṣhṇa.

– El resto de las escuelas clásicas (astika darśhana): Artha-saṅgraha (Pūrva Mīmāṁsā); Tarka-saṅgraha (Nyāya-Vaiśheṣhika).

– Gramática del sánscrito (vyākaraṇa): Laghu-siddhānta-kaumudī, de Varadarāja (simplificación tradicional del Aṣhṭādhyāyi de Pāṇini).

Fue iniciado además en la Tradición del Yoga Meditación del Himalaya por Swāmī Veda Bhāratī (Swami Rama Sadhaka Grama Ashram, Rishikesh; discípulo de Swāmī Rāma del Himalaya).

En Swami Rama Sadhaka Grama Ashram, Rishikesh empezó a transmitir el conocimiento, la práctica y la experiencia de las escrituras y la meditación; y coordinó Dhyāna Gurukulam, la escuela tradicional del ashram.

En 2014 la vida le trajo de nuevo a España, haciendo disponible directamente -sin vestiduras ni conversiones a lo que no eres-, el conocimiento, la práctica y la experiencia de estas escrituras de sabiduría universal que surgen y conducen a la realización directa e inmediata del Sí Mismo: Existencia, Consciencia, Felicidad misma, sin diferenciación ni transformación, ilimitado.

Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS para no perderte nada

Otros artículos sobre
Por • 9 Nov, 2016 • Sección: Firmas