Insomnia Yoga

Entre un 10% y un 15% de los adultos sufre insomnio crónico, y un 25% ha padecido insomnio alguna vez. Es frecuente que su causa sea el exceso de estrés y/o de ansiedad. El Yoga y el Ayurveda nos ayudan a permirnos el descanso.

Insomnio

Esto puede traducirse en síntomas de fatiga, ansiedad, desórdenes alimentarios, falta de apetito, variaciones en el estado de ánimo, irritabilidad. La persona vive un desgaste de su calidad de vida, así como un malestar crónico.

Dormir es esencial para la recuperación del cuerpo. El insomnio o las alteraciones del sueño pueden conllevar muchos problemas fisiológicos. El cuerpo y la mente necesitan descansar para sobrevivir. La completa relajación para superar la fatiga del día y la actividad continua de los órganos internos es esencial. El sueño cura el cuerpo, lo repara aportándole el relax que necesita. Por eso en la mayoría de los problemas de salud los médicos siempre aconsejan descanso. Si no se duerme, ten por seguro que te diriges hacia todo tipo de enfermedades.

Aun cuando el insomnio es una enfermedad individual caracterizada por un único síntoma, suele llevar consigo otros muchos trastornos y complicaciones del metabolismo, del movimiento intestinal, de la actividad motora… Así que en realidad el insomnio no es una enfermedad aislada sino que siempre viene acompañada de muchas otras. La falta de actividad física o la vida sedentaria, la acumulación de estrés o ansiedad, el hábito del café o el té o el consumo de estupefacientes pueden contribuir al trastorno del sueño. Pero también factores de carácter psicológico como el miedo, desequilibrios emocionales, noticias impactantes, cambios ambientales o el efecto del jet lag.

En este sentido, la práctica de determinadas técnicas de Yoga permiten el reequilibrio de los factores físicos y psicológicos de la persona, junto con el Ayurveda,la medicina tradicional de India, que da una importancia superior a la forma de alimentación.

Tratamiento a través del conocimiento del Yoga

La meditación es la gran sanadora para el insomne. El insomnio se relaciona con un miedo latente a la muerte. Tal como la muerte es el final de la vida, el dormir es el final del día. Saber ir a dormir, supone saber renunciar y diluir la consciencia. Si en el sueño lo hacemos de manera inconsciente, al meditar seguimos manteniendo la consciencia, y se produce una aceptación consciente del vacío. Es recomendable empezar realizando meditaciones de visualización:

  • Meditación en el elemento agua. Si no puedes hacerlo sin estímulo, utiliza una grabación o siéntate cerca del mar, un río o una fuente con los ojos cerrados. Concéntrate ahora en su sonido, su fluidez, su pureza. Visualiza el agua interiormente.
  • Yoga Nidra: es la meditación guiada que nos mantiene entre el sueño profundo y la vigilia. Necesitamos de una voz que nos guíe mediante instrucciones dadas.

Técnicas de limpieza:

  • La limpieza nasal mediante agua tibia con un poco de sal y bicarbonato reduce el estrés ocasionado por una irregularidad en la respiración que pueda ser debida a la acumulación de mucosa. Utiliza una lota nasal. La respiración correcta otorga la oxigenación adecuada de las células y con ello la tensión corporal y el estrés se reducen.
  • Kapalbhati, sentados con las manos apoyadas sobre las rodillas y con los codos ligeramente flexionados dejando el vientre suelto y la cabeza espigada, realiza dos series de 25 exhalaciones fuertes desde el bajo vientre. La inhalación se produce de forma espontánea así que no debes preocuparte por ella. Con esta práctica limpiamos los canales vitales y aumentamos la capacidad pulmonar y estimulamos el apetito.

Asanas:

  • Para quienes no practiquen habitualmente Yoga o ejercicio pueden empezar por la cadena de Tadasana, Tiriac Tadasana y Kati Chakrasana cada mañana.
  • Savasana, relajación completa.
  • El nivel de la práctica deberá ser evaluado por un profesional. Todos las posturas han de acompañarse de una respiración regulada y sin exceder en esfuerzo físico, dado que estas personas tienen el sistema inmunológico debilitado.

Regulación de la respiración que ayuda a armonizar las funciones vitales:

  • Nadishodan, taponando la fosa nasal derecha empieza inhalando por la izquierda. Tapona la izquierda y exhala por la derecha. Inhala por la derecha y exhala por la izquierda. Has hecho una vuelta. Haz diez vueltas.
  • Brahmari, con los dedos índices tapona ambos oídos, inhala profundamente y al exhalar haz vibrar el aire en la garganta a modo de sonido del sonido de una abeja. Cuando se te acabe el aire, vuelve a inhalar y repite. Hazlo hasta cinco veces. Cuanto más fuerte es la vibración, más efecto reconstituyente tiene en el cuerpo y la mente.

Aun cuando el insomne suele mostrar carencia de apetito, aquello poco que toma para alimentarse debe ser cuanto más sencillo mejor. Es decir, alimentos de fácil digestión. El té y el café o cualquier estimulante por supuesto están completamente fuera de esta dieta y el azúcar ha de reducirse de forma considerable.

Aprende a dormir bien, puesto que el saber descansar es la clave para mantenernos activos y vitales. El saber dejar morir al cuerpo y la mente cada día es esencial para saber renacer cada mañana.


Be Sociable, Share!

Did you like this article?

Subscribe to our RSS so you don't miss anything

Other articles on ,
By • 7 mar, 2013 • section: Ayurveda, Bless you