Entrevista con Hiria Bernal: “Cuando consigo saber quién soy, entiendo que yo soy tú”

El Yoga no finaliza cuando acaba la clase, dice esta profesora. “Es una oportunidad de vivir de forma integrada, coherente y amorosa con todo lo que te rodea. Y la buena noticia: ¡es contagioso!”.

Hiria Bernal

Comienza su práctica de Yoga 2004; posteriormente, junto a Anna Constanza perfecciona su técnica, profundiza en su camino espiritual y empieza su trayectoria en la enseñanza realizando diversos talleres de formación con Emilio Gómez (Silencio Interior), Danilo Hernandez (Swami Digambar), Godfrey Devereux, Lyz Lark, Yoga Nidra con Anna Costanza, José Carballal, Dôkuso Villalba…

Posteriormente obtiene el título como monitora de Yoga en el curso de instructores (TTC) de la Sivananda Yoga Vedanta Academy en Vrindaban. Durante varios años estudia técnicas de sanación emocional con Jesús Gómez Herrera, estudios de Ayurveda Maharishi y Nadi Vigyam de la mano de Pilar Franco de Sarabia en Harit Ayurveda. Maestría en Reiki Usui Reikioho, con Rodrigo Villagrán.

Es codirectora de Espacio de Yoga, en Madrid desde 2009.

What is the essence of Yoga for you?
Transformar y liberar. Desde que nacemos, heredamos carga genética, nos dan un nombre, unas cualidades, en ocasiones hasta una profesión que debemos desempeñar en nuestro futuro. Con todo ello, y casi sin darnos cuenta, creamos unos personajes de empresario, de médico, de profesor de yoga, de jefe, de artista, etc., etc… Personajes y personalidades que son ajenas a nuestra verdadera esencia. Buscar las soluciones a todo en lo externo nos lleva frecuentemente a estados de infelicidad, ansiedad, tristeza y angustia, con sus múltiples consecuencias:insomnio, depresión, anorexia…

Y es aquí donde la filosofía y la práctica del Yoga manifiesta su potencial transformador; toda esa información almacenada a nivel físico, mental y emocional, todos esos nudos y parches, se van liberando y deshaciendo con una serie de asanas (posturas o gestos físicos), pranayama (respiración consciente) y meditación, limpiando la información almacenada negativa y la adoptada, y actualizando el proceso cognitivo que somos. Así se da paso al verdadero Ser que habita fuera de todos esos conceptos preestablecidos, transformando y actualizando todos nuestros recursos internos naturales para que sean aprovechados en su totalidad.

El Yoga no es la solución mágica o milagrosa a todas las patologías, aunque sí una gran ayuda, pero su finalidad no es terapéutica. La práctica diaria y constante es, aparte de recomendable, necesaria.

¿Qué crees que debe buscar quien se inicia en el Yoga?
Un alto porcentaje de personas busca relajarse, y cualquier vía es bienvenida si eso nos empuja a conocer y a comenzar. Lo que deben buscar si practican, lo sabrán llegado su momento.

¿Con qué actitud debemos iniciar la práctica? Con una fuerte determinación que nos ayude a vencer los obstáculos; con la misma ilusión con la que emprendemos un viaje deseado; y con la constancia y la disciplina que después nos permiten gozar de esos estados de unicidad que de forma reiterada se describen en los textos clásicos y que están al alcance de todos.

¿Qué aporta el yoga que no ofrezcan otros sistemas de armonización cuerpo-mente?
Un modo de vida, y para ello nos muestra un sistema ético y moral (Yama-Niyama) fuera de tendencias religiosas o dogmáticas, y sistemas de purificación y limpieza que actúan en todos los niveles: físico, mental y emocional, renovando y potenciando nuestra energía.

A diferencia de otras prácticas, el Yoga no finaliza cuando acaba la clase. Muy por el contrario, continua en la vida cotidiana cuando sales del centro donde lo practicas, y te ofrece una oportunidad de vivir de forma integrada, coherente y amorosa con todo lo que te rodea. Y la buena noticia: ¡es contagioso!

¿Con qué actitud vives actualmente el Yoga?
Con una actitud de amor hacia la práctica, que para mí es la vida misma, y que, como en un divino laboratorio alquímico, me permite encontrar y ver dónde y cómo estoy, sin filtros de color rosa o de cualquier otro color. La práctica me enseña a aceptar “lo que es” y “lo que hay” no con sumisión, sino aumentando mi compasión y comprensión; no pensando en qué debería ser y en cómo los otros deberían actuar, sino en qué y cómo debo hacerlo yo; sin esperar nada a cambio, solo siendo consciente de la generosidad natural de la tierra que me alimenta y tratando de aprender día a día de ese ejemplo para darme mejor y desdibujar las fronteras que me separan de los demás.

En estos tiempos difíciles, ¿qué crees que puede aportar el Yoga?
Difíciles y quizá necesarios: “El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional”, decía Buda. Estos tiempos son producto de lo que hemos generado y seguimos generando, nos guste o no. Esto está llevando a muchas personas a buscar, a entender que la felicidad y la riqueza no viene de fuera, que el salir de compras cuando tengo depresión porque me ha dejado el novio/a solo genera una satisfacción tan momentánea como efímera y lo que tardo en generar otra necesidad…

Dukha (el sufrimiento) es lo que nos levanta del sofá para ir a practicar, y muchas veces hasta que no llegamos a un pozo sin fondo no empieza el camino del Yoga. Si queremos podemos ver las dificultades como oportunidades para aprender, ya que estas situaciones son las que nos permiten renovar y aumentar nuestra energía y superar los límites del miedo que tenemos tan arraigado y asumido. Podemos sorprendernos a nosotros mismos…

¿En qué sentido podemos sorprendernos?
Cuando consigo saber quién soy, dónde estoy y de lo que soy capaz, con humildad, aceptación, ya no quiero ser el otro, ni lo que tiene. Ya no quiero más de lo que necesito, ya soy capaz de disfrutar con lo que cada día la vida me regala y me sorprendo de ello, y lo agradezco. Entonces ya no hay conflicto; entonces deseo que el que está a mi lado disfrute de lo mismo, y trabajo por mejorar su calidad de vida. No hay objetivos y metas inalcanzables, desaparecen las fronteras entre lo que tú eres o yo soy, ya que entiendo que yo soy tú.

www.espaciodeyoga.es


Be Sociable, Share!

Did you like this article?

Subscribe to our RSS so you don't miss anything

Other articles on , ,
By • 19 Dec, 2012 • section: Interview