Sadhana ‘Tattwa Shuddhi’ (sadhana tántrica)

La sadhana de Tattwa Shuddhi o purificación de los elementos es la respuesta de Paramshakti, la Gran Madre naturaleza, al ruego sincero del aspirante que anhela salir de la oscuridad. Es la práctica que nos rescata del océano del sufrimiento. Acude a dos reuniones informativas el 16 de diciembre y el 20 de enero en Madrid. Escribe Yamila Estella.

Cuentan las escrituras que en cierta ocasión Shiva (la Conciencia Suprema) vagabundeaba distraído con el cuerpo recién inmolado de su consorte Sati. Durante ese tiempo los tres mundos cayeron en la oscuridad y la ignorancia…. en la ausencia de conciencia, vacíos de fuerza y prosperidad, los corazones de los seres encarnados se secaban y desaparecía la alegría… El gran demonio Taraka lo conquistaba todo.

Ante tal situación, los Devas (divinidades), después de pedirle consejo a Vishnu, invocaron a la Luz Suprema o Prana Shakti, la inteligencia que subyace detrás de todos los fenómenos, en busca de refugio y ayuda. La gran madre nunca descuidaría a sus hijos.

La Luz Suprema se personificó ante ellos con forma de mujer, joven y hermosa con la piel del color del sol naciente. Con pechos repletos y turgentes, adornada con los más bellos ornamentos, joyas de valor incalculable, sentada sobre una flor de loto, con utensilios en sus brazos que representan su omnipotencia, encarnando la más alta misericordia, dispuesta a conceder su gracia. Sólo ella podría ayudarles.

En busca de la Gran Madre

Cuando un niño se encuentra desesperado, cuando no encuentra solución a sus problemas, cuando no sabe a quién recurrir, busca a su madre. En ella está la salvación. De la misma forma, nosotros como seres humanos, cuando nos encontramos en la oscuridad de la ignorancia y faltos de conciencia y sabiduría, es a la gran madre, Paramshakti (Luz Suprema ó Prana Shakti) a quien debemos recurrir. En ella está la solución a nuestros problemas.

Ante semejante aparición, los Devas se postraron ante la Luz Suprema que está más allá de los 5 cuerpos Ella, testigo de los tres estados de la mente: despierto, sueño con ensueño y sueño profundo. Ella, en la que reside la naturaleza de Brahman (conciencia y discernimiento). Ella, la manifestación del pranava OM, poderosa y omnisciente.

Entonces Paramshakti les preguntó por qué la habían invocado; ella les escucharía y concedería sus ruegos, generosa y magnánima, omnipotente. Los Devas le explicaron el motivo de su sufrimiento y ella decidió encarnarse de nuevo y convertirse en Párvati, esposa de Shiva. Así mismo, Paramshakti les explicó la naturaleza y manifestación del universo y sus elementos, y cómo adorarla para purificarse. Lo que significaba cómo poner luz en la oscuridad en la que habitaban, cómo ver con claridad, cómo recuperar el contento natural, cómo ser felices de verdad…

La sadhana que ofrecemos

Esa es la práctica de Tattwa Shuddhi o purificación de los elementos, la respuesta o explicación de la Gran Madre naturaleza ante el ruego sincero del aspirante que anhela salir de la oscuridad. La sadhana de Tattwa Shuddhi es la práctica que nos rescata del océano del sufrimiento.

Planteamos una sadhana de cinco meses de duración para practicantes con experiencia en meditación (no es formación). Habrá dos clases al mes en Madrid, en sábado, de febrero a junio del 2018 (3 y 17 de febrero, 3 y 17 de marzo, 14 y 28 de abril, 12 y 26 de mayo, 9 y 23 de junio todas en horario de 11.00-15.00h. También habrá un retiro: 29 y 30 de junio y 1 de julio).

Haremos dos reuniones informativas, siendo requisito indispensable acudir a una de ellas para participar en la sadhana: 16 diciembre a las 18.00h y 20 enero 12.00h. Para apuntarse a cualquiera de las reuniones informativas hay que contactar con Yamila Estella  en borneo2006@hotmail.com o el teléfono 699 06 31 26.

Trabajaremos con japa y likit japa, mantras, yantras, chakras, nyasa, distintas prácticas de meditación en los elementos, trataka, yoga nidra, ashwattha puja… y nos daremos un baño en la filosofía del Tantra y del Samkhya en cuanto a la manifestación de los elementos y su relación con el Yoga. Trabajaremos con vibraciones.

Se requerirá una hora diaria de práctica en casa. Es indispensable una mente abierta, actitud devocional y deseo intenso de liberación. Hay que amar la práctica.

Si quieres más información escribe a: borneo2006@hotmail.com

http://www.yogabindu.net/escuela-yoga-madrid-chamartin/wp-content/uploads/Cartel-Tattwa-Shuddhi.pdf

Yamila Estella recibe el nombre de Yogadhara (“base o fundamento del yoga” o “corriente de unión”) de su maestro Sw. Niranjanananda Saraswati, tradición a la que está muy unida con iniciación de Karma Sannyas. Hace 14 años aprende de Danilo Hernández, a quien debe todo su agradecimiento por sus enseñanzas, ejemplo y oportunidades, y actualmente da clases en su escuela de yoga Bindu de Madrid, entre otros sitios.

Cuenta con numerosos cursos y múltiples estancias en monasterios de distintas tradiciones, pero vivir en el ashram de Bihar School of Yoga (India) más de dos años es lo que más le ha servido para des-cubrir la esencia del Yoga. Práctica y experiencia son la base de su transformación.

“Nada de lo que veremos en el curso me pertenece ni es mérito mío -dice Yamila-. Todo está en las escrituras y sólo hay que ponerlo en práctica.”

Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS para no perderte nada

Otros artículos sobre ,
Por • 13 Nov, 2017 • Sección: Cursos, clases, talleres