Romper la cristalización

Meditar rompe la cristalización creada por la mente. Día a día, momento a momento, impresión a impresión… la mente teje un sutil entramado a base de miedos y deseos, a través del cual crea el velo del sueño. Escribe Emilio J. Gómez.

helada

Así es como el ser humano duerme en la placidez de la ensoñación. Sumergido en un microcosmos ilusorio, pero que considera real. Tal y como reales parecen los sueños para aquel que duerme. Pero ¿lo son?

La mente se adhiere a todo aquello que percibe y aunque le produzca sufrimiento no le importa. Prefiere continuar aferrada antes que tener acceso a un vislumbre de ananda, el estado de felicidad.

Es natural que así suceda. La mente se nutre de impresiones, ese es su alimento. Quizás por este motivo ocurra que cada vez hay más impresiones y se sucedan a mayor velocidad. Sin apenas darnos cuenta el consumo de impresiones se ha convertido en una adicción.

Es posible que algunas de tales impresiones sean dolorosas y que provoquen cierta dosis de sufrimiento. No importa, ha llegado un punto en el que parece haberse elegido la felicidad a través de la infelicidad.

Practicada del modo adecuado la meditación corta de manera fulminante con el sueño del apego, sea a lo que sea. Entonces es cuando sobreviene el despertar. ¿Qué es lo que se despierta? La consciencia de ser.

 

Emilio J.GomezEmilio J. Gómez es profesor de yoga del Círculo de Yoga Silencio Interior

T 616 660 929 e-mail: info@silenciointerior.net – www.silenciointerior.net

Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS para no perderte nada

Otros artículos sobre
Por • 26 Sep, 2016 • Sección: Firmas, Silencio Interior