El viaje más soñado: Himalayas y Yoga

Este viaje anual surge de mi sueño personal de compartir con todos por un lado la cultura, tradiciones y herencia espiritual del norte de India (de manera especial, el Yoga), y por otro mi pasión por las montañas de la región Himalaya Garwhal y las gentes que las habitan. Escribe Violeta Arribas.

Himalayas Violeta

Hace más de una década visité por primera vez la India, viviendo varios meses en Rishikesh, profundizando en esa ciencia de desarrollo integral que llaman Yoga; Ramiro Calle me alentó a ello tras formarme como profesora en España, y me dio valiosas coordenadas para re-encontrarme allí con diferentes maestros e inspiradores lugares.

He vuelto en otras 14 ocasiones siempre al norte, la mitad de las cuales fueron de nuevo sola para seguir explorando durante estos años esa sabiduría perenme que atesoran yoguis, eremitas y  maestros de filosofía y meditación, pero también personas humildes desvinculadas del yoga de forma ortodoxa pero igualmente portadoras de la maestría en el arte de la vida.

Mi admiración y respeto por la naturaleza y la montaña se la debo en buena medida a mi padre, gran amante de la misma. Los mejores momentos de mi vida han discurrido desde la infancia asociados a enclaves naturales: Gredos, Pirineos, Cordillera Cantábrica, Alpes, Nueva Zelanda, Nepal, Finlandia, Costa Rica,Thailandia, India, etc. Si he visitado cada continente ha sido solo por estar en contacto con esas maravillas de nuestro planeta en forma de bosques, ríos, regiones volcánicas, glaciares y montañas, emprendiendo numerosos trekkings y algunas ascensiones, pues el alpinismo me ha robado el corazón en los últimos años, realizando incluso algún curso al respecto.

La montaña dispone de una energía muy especial, sátvica, capaz de alinearnos con nuestra verdadera esencia. Por ello en India se sacralizan todas las cumbres, considerándose aspectos de la Divinidad. Del norte de ese país conozco  las montañas de los estados de  Himachal y Uttar Pradesh, pero sobre todo de forma especial las de Himalaya Garwhal -región objeto del viaje anual que organizo desde mi centro Padmasana-, perteneciente a la provincia de Uttarankhad, que linda con Tíbet y Nepal y donde se alzan algunas de las cumbres más altas de India.

He recorrido en esa zona, en ocasiones repitiendo más de una vez, lugares tan bellos como Tapovan ( 4.463 m),  por encima del Glaciar Gangotri donde nace el Ganges y a los pies del impresionante pico Shivalink, que se alza a 6.500 metros de altitud. También ascendí hasta el Hemkund Sahib,  lago glaciar y  lugar de perigrinación sikhista a 4.000metros de altura. O  el impresionante y paradisiaco valle de las flores y las montañas que rodean los templos de Badrinath y Kedarnath.

Pero sin duda mi zona favorita de rutas de montaña son los alrededores del Parque Nacional del Nanda Devi, la zona más escarpada y de fuertes desniveles de esta provincia india en sus estribaciones con Tíbet. El santuario del Nanda Devi es una Reserva de la Biosfera declarada por la Unesco,  que alberga la segunda montaña más alta de India, el Nanda Devi (diosa de la felicidad), con casi 8.000 metros de altura. Es un remoto y espectacular rincón de dificil acceso que además de cobijar, entre otras, a dos especies de osos, leopardos y leopardos de las nieves, lobos himalayos, ciervos almizcleros, langures  y una colección impresionante de coloridos pájaros, algunos endémicos, regala al aventurero que se atreva a llegar hasta allí bosques de gigantescos cedros himalayos, de rododendros y abedules, las principales fuentes del Ganges en forma de espectaculares ríos, zonas termales  y una sucesión de cumbres nevadas que parecen abrazar y proteger al majestuoso monarca alpino, el Nanda Devi.

La pureza y la biodiversidad alpina en este rincón indio no ha sido superada en el resto de India.

De la Aventura Exterior a la Aventura Interior

Este será el séptimo viaje de buscadores que organizo y el cuarto a esta región, para emprender la travesía hacia el paso de Kuari, cercano a los 4.000 metros y divisando el Nanda Devi, y para el que no se requieren habilidades técnicas especiales pero sí buena condición física y espíritu de aventura , interior y exterior.

Tras todos estos años de incursiones en esta región, lo que pretendo acercar a modo también de enseñanza yóguica, aparte de esa paradisiaca naturaleza, es algo difícil de encontrar en los viajes turísticos a India: el poder conocer e interactuar con las tribus bothiya, de origen indo-tibetano, que pueblan las aldeas de esta comarca y que viven de la naturaleza y el pastoreo transhumante.

Algunas de estas aldeas están alejadas de cualquier carretera, como Lata, que visitaremos para ver su modo de vida sencillo en equilibrio con las montañas que les dan sustento, su humildad e inocencia y esa capacidad de entregarse al visitante y darle todo lo que tienen.Es una experiencia única e inolvidable que me enorgullece compartir con todos. Son zonas escasamente frecuentadas y apartadas de los circuitos turísticos. Sus pequeños pueblos de pizarra parecen sacados de un cuento, encaramados en la montaña.

Supongo que este viaje es para aquellas personas practicantes de yoga en sus aspectos más profundos, que amen la montaña, la aventura y quieran transformarse, que quieran hacer un viaje diferente, apasionante, acercándose a la India que no se enseña normalmente.

himalayasgrupo

Qué hacemos en el viaje

Con un máximo de 12 buscadores entre los que me incluyo, desde Rishikesh comenzamos un viaje en minubús privado por carreteras tan bellas como imposibles en algunos tramos, para ir durante casi diez horas remontando los ríos que conforman el Ganges. Ese trayecto es una oportunidad preciosa de observar la india rural de la bella provincia del Uttaranchal, pero también de irnos observando internamente.

Suelo aprovechar para ir contanto ya durante la ruta aspectos generales  históricos, culturales y sociales de la India, para poco a poco y durante los 14 dias restantes, entrar en las particularidades religiosas, etnográficas, gastronómicas, etc. de esa región y desde luego adentrarnos en las bases del genuino Yoga de Patanjali.

Al día siguiente y tras descansar en nuestro coqueto ecolodge con vistas a las montañas y realizar una clase de Yoga visitamos la aldea de Lata. El día posterior comenzamos la travesía en la montaña de cinco días y cuatro noches, durmiendo en tiendas de campaña.

Nos acompañan un equipo humano altamente especializado en las travesías, el cual he seleccionado tras años probando muchas empresas de trekking de la región, para darnos soporte en todo y que solo nos preocupemos de disfrutar de la aventura. El equipo lo componen casi diez personas entre guias de montaña, cocineros, sherpas, todos gente nativa de esas montañas.

Ellos van trasladando el campamento y todos los enseres ayudados de mulas, nos montan las tiendas, cocinan para nosotros, nos preparan estupendos fuegos cada noche para poder contemplar las estrellas y charlar sin pasar frío. Es un lujo que te ofrezcan en una travesía de montaña té especiado y pan recién hecho, y que cada noche nos cocinen 6 o 7 platos diferentes de exquisita cocina tradicional a casi 3.000 metros de altura.

Me interesa destacar que  procuro acercar las dos culturas durante la travesía, no quiero desvelar mucho, pero hay una labor educativa tanto para la parte española como para la garwhali, lo primero intentanto ayudarles todo lo que podemos. Aunque es un servicio contratado pretendo fomentar el karma yoga y no crear castas en el viaje; todos somos un solo equipo. Luego en las tardes, más relajados en el campamento, me gusta usar la música y el baile para unirnos, en la hoguera se produce verdadera magia en ocasiones, acercando nuestras culturas. Si tenemos tiempo nos solemos acercar a visitar a una ONG local de ayuda múltiple a los pueblos himalayos, en purificación de agua, educación, ayuda a las campesinas, etc.

Emprendemos un trekking en formato travesía de 5 días, 4 noches durmiendo en la montaña , rodeados de bosques y siempre por encima de los 2.500 metros de altura. La experiencia es formidable, solo con nuestras piernas, un reto y un desafio se abre ante nosotros, para hacernos saber que podemos lograr todo lo que nos propongamos mientras disfrutamos del abrazo de la naturaleza simpre inspiradora y vamos aprendiendo de la flora, fauna y costumbres de los garwhalies.

Yoga y Encuentros Únicos en Rishikesh durante 4 días

Lo que me han reportado tantos viajes a Rishikesh junto con el discernimiento que te regala la sadhana, es cribar a un sinfín de charlatanes, falsos gúrus , simples contorsionistas y gran cantidad de pseudoyoguis y timadores, e ir encontrado en tu búsqueda esas perlas que atesora la capital mundial del yoga y que constituyen solo el  5% o menos de la oferta “yóguica” del lugar.

Conozco verdaderos maestros, algunos no anunciados en ninguna web ni en ningún gran cartel de Rishikesh; otros ni siquiera dan clase, son auténticos yoguis  que viven en su kutir o en una habitación de un ashram, pero por el vínculo de gran amistad que han entablado contigo, se prestan a dar satsang o una clase a mi grupo cada año. Asi durante los últimos días del viaje, tendremos múltiples clases y encuentros para aprender y practicar hatha, asthanga, radja, mantra, yamas y niyamas… y muchas, muchas sorpresas.

Los aspectos clave de este viaje, que pienso que  lo hacen único serían:

  • Aventura sí, pero sin dejar fuera la aventura interior.
  • Todo se instrumentaliza para alcanzar el autoconocimiento y el desapego.
  • Fomentar la interculturalidad e interreligiosidad. Expandir la mente y abrir el corazón.
  • Aprender y practicar con los mejores Maestros métodos, claves y técnicas del yoga para el autodesarrollo.
  • Dotar al participante de un conocimiento sobre aspectos sociocultutales,  filosóficos, folklóricos, gastronómicos del norte de la India.
  • La naturaleza, el maestro olvidado: aprender contemplándola para llegar a sabernos uno con ella.
  • Travesía de montaña 5 días , 4 noches, en un trekking de 5 estrellas para vivir la magia de la aventura en medio de la naturaleza más salvaje y bella.
  • Conocer e interconectar con la pureza e inocencia de las gentes de las montañas y las aldeas indo-tibetanas. Etnografía.
  • Fomentar la austeridad y el desapego. Conectar y fluir con el momento presente, libre de expectativas, para llegar a las claves de la erradicación del sufrimiento.

Programa resumido Himalayas y Yoga 2015:

Martes 22 septiembre.  Salida de Madrid en vuelo regular de British Airways rumbo a Delhi a las 12.05

Miércoles 23  sept. Llegada al aeropuerto de Delhi 8.20 la mañana. Viaje de 6 h en autocar privado a Rishikesh, en las montañas de Utaranchal, comida en ruta.  Alojamiento en el guest house escogido en habitaciones individuales, tras una merecida siesta y si hay consenso y energía de todo el grupo, se propondría sesión suave de yoga en el propio hotel y/o pequeño paseo. Cena.

Jueves 24 sept. Sobre las 7 de la mañana  iniciaremos viaje en nuestro autocar hacia Josimath (1890 m). ( 9 -10 h aprox.)

El trayecto nos conduce a la región himalaya de Garhwal lindando con el Tíbet,  a lo largo del río Alaknanda. Pasando por  las  confluencias  de diferentes ríos sagrados la carretera asciende entre gargantas hasta llegar a la pequeña ciudad  de Joshimath, punto de partida de innumerables expediciones a los Himalayas en esta región. Llegada al pintoresco guest house alpino cerca de la estación de esquí de Auli, reparto de habitaciones individuales y cena. Depende de la hora que lleguemos se puede hacer un poco de yoga suave. Las vistas a las montañas del guest house son impresionantes. Cena.

Viernes 25 sept: Conduciremos hasta las inmediaciones de la pintoresca y bella aldea de pastores de Lata (2.317 m), y  llegaremos a ella tras ascender caminando una hora, pues no llega ninguna carretera y se encuentra abalconada sobre el valle y el río Rishi Ganga y protegida por altas murallas verdes donde fluyen cascadas. Es el último enclave habitado antes de penetrar en el Parque Nacional del Nanda Devi, la zona más escarpada y de fuertes desniveles de esta provincia india en sus estribaciones con Tíbet. En Lata veremos cómo viven los bothiya, tribu indotibetana que habita ésta y otras aldeas vecinas, interactuando con ellos y observando como realizan sus tareas cotidianas ligadas a la agricultura y al pastoreo y a un modo de vida sencillo y armónico y en consonancia con la Naturaleza. Sin duda estar con ellos y todas aquellas gentes de las montañas fuera de la India turística es un regalo de los cielos: su humanidad y valores constituyen toda una lección de Yoga. Visita del templo a la Diosa Nanda. Por la tarde, clase de Hatha Yoga en nuestro coqueto guest house y cena.

Sábado 26 sept: Joshimath – Gorson. Conduciremos hasta Auli (2.750 m), desde donde uno puede contemplar el Nanda Devi, una de las  montañas más sagradas de India y la segunda más alta superando los  7.850 m . Se inicia un trekking de unas 3 /4 horas, a través de los bosques de rododendros  hasta llegar a los prados de  Gorson, con unas magníficas  primeras vistas de las cumbres nevadas. Llegada al campamento que nuestro equipo ya nos tendrá preparado.Paseo por el bosque y collados cercanos. Meditación opcional. La cena, como cada noche durante la travesía, consistirá en media docena de ricos platos tradicionales de la cocina del norte de la India, recién cocinados por nuestro equipo de montaña. Hoguera y descanso.

Domingo 27 sept.: Tras despertarnos y bajo los rayos del sol, saborearemos como cada mañana un variado y completo desayuno con platos típicos indo-europeos disfrutando de las hermosas vistas de la montaña. Emprendemos la marcha al paraje de Tali, vamos ganando altura y atravesando collados hasta llegar a una bella colina desde donde se divisa todo el valle y las cumbres himalayas. Allí comeremos divisando el Nanda Devi . Descenderemos hasta acampar en las praderas de Tali. Noche en campamento, cena, observación del cielo nocturno alrededor de nuestra hoguera.

Lunes 28 sept.: Tali a Khulara (3.395 m) 5-6 horas. Hoy, tras el desayuno, el sendero nos conduce atravesando cortados, bosques y collados con unas vistas espectaculares de la cordillera Himalaya. La visión se extiende desde las gargantas de Trishul en el este hasta los picos de Kedarnath en el oeste. Al norte de Joshimath vemos la cadena de picos del Chaukhamba: Nilkanth (6.596 m) y Narayan Parbat (5.965 m), Maná (7.272 m) Kamet (7.756 m) y Abi Gamin (7.355 m), que se extienden hasta la frontera tibetana. el Nilgiri Parbat (6.474 m), Rataban (6.166 m), Ghori Parbat (6.708 m) y Hathi Parbat (6.727 m). Dunagairi (7.066 m) domina las cumbres al norte del Santuario  de Nanda Devi. Campamento base en Khulara, un idílico emplazamiento entre bosques y con los picos nevados frente a nuestras tiendas. Cena, se propondrán actividades de interación cultural con los integrantes de nuestro equipo de montaña.

Martes 29 sept.: Nuestros pies nos llevarán no sin esfuerzo por el desnivel. tras 4 horas, al paso de Kuari, 3.650 m, emblemático punto entre valles escarpados y rodeados de sagradas cumbres nevadas, y ascenderemos después si hace buen tiempo hasta los 4,000 m, dirección al Pangarchulla (4.700 m).  Desandamos el camino, tras comer nuestra bolsa picnic, y seguiremos en el mismo campamento del día anterior, Khulara, por lo que es opcional poder quedarse  en el campamento, disfrutando de paseos,  yoga y la contemplación de la naturaleza. Cena de despedida de la travesía en el fuego por la noche en nuestro campamento.

Miércoles 30 sept.: Descenso precioso de 6 horas desde Khulara, a través de un bosque de cedros gigantes himalayos, hacia la aldea de Dhak  (1.905 m). En ella pararemos para ver cómo viven las gentes garwhalies de las montañas.  Último día de trekking ; al llegar y si nos da tiempo visitaremos las fuentes termales de Tapovan. Desde allí conduciremos hasta Josimath, para alojarnos de nuevo en guest house de Josimath en medio de las montañas. Estiramientos de yoga suave antes de la rica cena, última en la región himalaya de Garwhal.

Jueves 1 octubre:  Temprano en la mañana retorno en coche a Rishikesh. Comida en ruta, llegada al atardecer al hotel y centro de yoga, Yogagarden, entrega de habitaciones individuales. Yoga Nidra. Cena.

Viernes 2, sábado 3 y domingo 4 de octubre. A lo largo de estos tres días se recibirán dos clases o encuentros diarios de yoga, meditación, filosofía del yoga, etc. con reputados  maestros como Surinder Singh, Yogi Kamal, Swami Atma Ji, y también conmigo, Violeta Arribas. Abordaremos diferentes vías como el hatha,  asthanga, radja yoga, mantra yoga, Nidra, etc a través de encuentros con entrañables y sabios yoguis de la zona.  Tendremos  una   entrevista y  satsang  privado con una de las yoguinis más auténticas que todavía viven en Risihikesh, Santosh Baarti ji en el  Ved Niketan Dham Ashram, y acudiremos a un satsang  en el Sivananda ashram.

Visitaremos los puentes sobre el Ganges, Ram Jhula y Lashman Jhula y su zona comercial de puestos tibetanos y de artesanía hindú. Visita panorámica de los templos Swarg Niwas y Trayanbakshwar  a orillas del  Ganges a su paso por la ciudad. Visitaremos también el Gurudwara  (templo Sij) y aprenderemos de su cultura. Acudiremos al caer la tarde al  Aarti (espectacular  ceremonia  devocional del fuego a orillas del Ganges). Nos bañaremos en  el Ganges y podremos interactuar con las gentes, costumbres y el día a día de este bonito enclave rodeado de montañas donde habitan elefantes salvajes y donde viene transmitiéndose ininterrumpidamente desde hace miles de años la herencia psico-física y espiritual del yoga.

Durante esos días y en todo el viaje se van introducciendo mediante charlas aspectos socio-culturales, históricos, gastronómicos, ecológicos, filosóficos (geología, fauna y flora), etnográficos y por supuesto yóguicos.

Pero también las mismas experiencias, lugares, personas a las que se expone el grupo a drede y tras una largo conocimiento del terrero y de los postulados y valores yóguicos,  consiguen ir sembrando semillas de conciencia y cambio interior.

El programa cuenta con más actividades y sorpresas que pretenden hacer fluir al participante y motivarle en su aventura exterior e interior. 

Lunes 5 octubre: Mañana de descanso o para disfrutar de compras, yoga y/ o actividades diversas en Rishikesh que se propondrán como alternativas. Tras la comida partiremos en nuestro autocar rumbo al aeropuerto de Delhi,  donde cogeremos de noche nuestro vuelo  de regreso de British Airways a España, con salida a las 01.50 del 6 de octubre.

Martes 6 octubre. Llegada a Madrid a las 10.55 h

Notas: Este es solo un programa que no expresa toda la esencia del viaje y  su alcance potencial, por lo que sería interesante pedir mas información y realizar una entrevista telefónica o presencial.

Es un viaje preparado y guiado personalmente por Violeta Arribas, maestra de Yoga y Meditación formada por Ramiro Calle en España y por diferentes maestros en India, terapeuta ayurveda y directora de Padmasana Center. Ha viajado en 15 ocasiones al norte de la India, recorriendo tanto las montañas de Uttaranchal como los ashrams, centros de yoga y cualquier lugar  allí donde pulsara la sabiduria ancestral del Yoga y pudiera aprender de gentes sabias y honestas.

Pedir más Info a violeta@padmasanacenter.com, Se pasa entrevista de selección.

Ver Fotos de los viajes anteriores en:

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.612917068758097.1073741831.143293395720469&type=3

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.813282432054892.1073741839.143293395720469&type=3

Precio del viaje, con todo incluido, 2.500 €. Incluye billete de avión con British Airways, transporte privado con aire acondicionado en todos los desplazamientos internos, todas las comidas, alojamiento en habitaciones individuales en los hoteles de Rishikesh y Auli, todas las excursiones, clases de yoga y entradas a templos y demás actividades programadas. Trekking de 1ª clase con todas las comodidades, tiendas de campaña y  sacos de calidad  con colchonetas inflables, tienda comedor, comidas recién cocinadas cada día en los campamentos, guías nativos y guía español. Traducción al castellano de las clases privadas para el grupo, y de las explicaciones y charlas de los colaboradores y contactos en India.

Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS para no perderte nada

Otros artículos sobre ,
Por • 30 Jun, 2015 • Sección: Viajes