Meditar en vez de medicarse contra la depresión

Ramiro Calle nos remite esta noticia distribuida por la agencia EFE: “Meditar puede ser tan efectivo como medicarse para combatir la depresión”.

Pastillas

Meditar puede resultar tan efectivo o más que medicarse para hacer frente a la depresión, según un estudio realizado por la Universidad de Exeter (Reino Unido). El estudio se ha basado en técnicas de meditación budista y su resultado es un tratamiento bautizado como “terapia cognitiva basada en la plena consciencia” (MBCT por sus siglas en inglés), que propone una alternativa natural a los antidepresivos químicos.

“La meditación propone a los pacientes centrarse en su existencia presente, en vez de obsesionarse con el pasado y el futuro”, afirmó el profesor Willem Kuyken, director del estudio, que publicó la revista Journal of Consulting and Clinical Psychology.

Kuyken, que trabaja en el Centro de Trastornos de la Conducta de la Universidad de Exeter, explicó que se escogió a dos grupos de personas con un largo historial depresivo, a uno de los cuales se trató con los medicamentos habituales, mientras que el otro practicó técnicas de meditación zen.

Ambos tratamientos se prolongaron durante ocho semanas, tras las cuales se dejó pasar un periodo de 15 meses al término del cual se constató que un 60% de quienes se trataron con antidepresivos habían recaído, frente a un 47% de recaídas entre quienes habían meditado.

La meditación previene las recaídas

El profesor Kuyken señaló que los antidepresivos “funcionan mientras se toman y son muy eficaces a la hora de reducir los síntomas de la depresión”, pero añadió que “cuando la gente deja de tomarlos se es extremadamente vulnerable a una eventual recaída”.

“La terapia MBCT propone un enfoque diferente; enseña a la gente habilidades prácticas. Lo que hemos demostrado con este estudio es que, cuando los pacientes se esfuerzan, estas habilidades de meditación les ayudan a mantenerse en buenas condiciones”, aseguró.

Para Kuyken, se trata “de una opción viable para buena parte de las personas con esta enfermedad” y abre una vía mucho menos costosa para los servicios sanitarios, que podrían rebajar su factura farmacéutica y podrían tratar a más pacientes a la vez.

El estudio ofrece el testimonio de Di Cowan, un profesor de matemáticas de 53 años que tomó antidepresivos durante 15 años antes de unirse al grupo de meditación objeto del estudio. Cowan explica que practica técnicas de meditación cuatro o cinco días a la semana, que le han ayudado “inmensamente”. “Me han procurado la capacidad para levantarme frente a cosas que antes me habrían derribado, pensar en cómo superarlas y obtener una solución para seguir adelante”, indicó este paciente

Ramiro Calle comenta este estudio: “Mi experiencia de años me lo ha demostrado, pues he atendido con meditación a muchas personas con depresión, ansiedad, fatiga crónica, neurosis y etc. Incluso hay personas que enviadas por sus médicos, llegaron al centro tomando diez pastillas, y poco a poco, con la ayuda del Yoga y de su médico, han podido prescindir de la medicación”.

Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS para no perderte nada

Otros artículos sobre , ,
Por • 23 Ene, 2013 • Sección: Meditación, Salud