Profundiza en el yoga con Swami Sivadasananda

Dos jornadas muy especiales con Swami Sivadasananda, el sábado 4 y el domingo 5 de octubre, en el Centro Sivananda de Madrid.

Swami Sivadasananda

El sábado 4 de octubre:
–a las 16:30, Taller de asanas y pranayama: Profundizar las variaciones asimétricas
–a las 19:00, Meditación en grupo (Satsang): Claves prácticas para la Meditación

El domingo 5 octubre:
–a las 16:30, Clase de asanas y pranayama: La expansión del aliento
–a las 19:00, Meditación y conferencia: Historias inspiradoras de las Escrituras

Swami Sivadasanana, Yoga Acharya, discípulo de Swami Vishnudevananda. Enseña con sencillez, humor y experiencia en el Centro Sivananda de Madrid desde hace 30 años.

Recordemos sus declaraciones en la entrevista publicada en mayo en Yoga en Red:

U weet uw vergoeding de evolutie van de yoga in verschillende delen van de wereld. Wat benadrukt het?
Yoga ging uit de India naar Noord-Amerika, vooral Californië; vanaf daar naar de oostkust; en van daaruit naar Europa. Maar in Europa heeft het alle landen gelijktijdig bereikt. De ontwikkeling van yoga op Europees niveau is zeer, zeer evenwichtig. Wat we zien in Spanje, Duitsland, Frankrijk, Engeland is zeer vergelijkbaar, maar alle de neiging om een weerspiegeling van wat er gebeurt in Noord-Amerika. En dan, natuurlijk, er zijn traditionele scholen die directe banden met de India hebben. Wij ook.

Denkt u dat de evolutie in Europa zeer vergelijkbaar is?
Het is zeer massief in bepaalde landen zoals Nederland, Duitsland, Frankrijk (iets minder), waarna een soort zeer divers yoga markt is gemaakt. Het gebeurt ook hier in Spanje, maar ik zie het positief want er veel open deuren voor veel mensen uit vele plaatsen en vele niveaus van opleiding zijn.

Wat de essentie van de Sivananda Yoga?
Bijna betalen ons naar het woord "Sivananda yoga", maar in principe we niet graag. Swami Sivananda zei: "maak me niet een religie, maak me niet een systeem. Ik ben niet een systeem; Yoga is het systeem."

Wat onderscheidt ons van andere benaderingen, is de synthese van yoga, de vier paden van asana's, pranayama, ontspanning en voeding naar meditatie, filosofie en hindoeïstische cultuur als een element dat de traditie van yoga geworteld in de samenleving. Hoewel de samenleving vandaag in het westen niets heeft te maken met de oude maatschappij van de India, abstracte filosofische systeem van yoga, in de Schriften, heeft overleefd voor honderden jaren, en dit is iets interessant om te weten.

El yoga empezó a enseñarse en Occidente hace solo 50 años, así que podríamos decir que es casi un adolescente. Hay mucha improvisación porque intentamos adaptar la enseñanza a nuestras sociedades. Primero hay que entender la evolución del yoga en la India, luego la inmensa diferencia entre la India y Occidente, y por fin los valores auténticos del yoga adaptados aquí. No está acabado el proceso.

Wat zou mislukken, om het te voltooien?
Nunca se acaba, el yoga siempre está en desarrollo. En la India siempre está en desarrollo. Un dato interesante: en Europa se están creando federaciones de yoga, y en algunos casos llega a nivel gubernamental, como en España, que es el primer país donde el Estado ha intervenido. En Reino Unido no funcionó. En 50 años hemos intentado crear formas, criterios fijos, y en la India nada, no hay federaciones de yoga. Allí vemos una adaptación constante, son muy adaptables al yoga. En Occidente no hay por qué crear un sistema fijo ni pensar que el proceso se va a acabar, porque eso no corresponde al yoga.

El yoga nos enseña flexibilidad a nivel de la postura, pero a nivel de las actitudes, la India siempre ha sido muy flexible. Ha tenido invasiones, como la musulmana hace 300 años. Ahora los mejores músicos del norte son musulmanes, pero tocan música hindú. En el festival de música que vamos a tener ahora en Madrid, el músico principal viene acompañado por tres músicos musulmanes; dos de ellos son musulmanes… De momento el yoga no está muy dogmatizado…

Wat denk je dat je al die nieuwe stijlen, allemaal deze dynamiek die heeft veel te maken met marketing? Hoe beoordeel je het?
Het heeft te maken met marketing, maar eindelijk in het soort mensen hebt en wat je geleerd hebt is wat u kunt verzenden. Wat telt is de ervaring van de persoon, en dit is niet de ervaring van een stijl, maar een relatie van lichaam, ademhaling, ontspanning en energie. En in dezelfde stijl kunnen verschillende, nieuwe situaties.

Los estilos son elementos artísticos y creativos, y como tal son bonitos. Pero un sistema no se crea tan fácilmente, porque primero el impulsor habrá tenido que experimentarlo, tendrá que haber llegado a un estado adecuado de yoga, de realización incluso; y luego ese sistema debe funcionar para otros. Por eso no ocurre tantas veces, quizás solo cuando es necesario. Lo más frecuente son los sistemas llamados tradicionales y muchos estilos que se mezclan con los demás. Y pienso que hay que ser muy flexibles.

¿Usted no cree en eso que se da en llamar “yoga auténtico”?
No, no. Lo que nosotros pensamos que es auténtico es lo que corresponde a nuestras necesidades. Si ves en la India qué tipo de maestros enseñan y cómo se acerca la gente al yoga, es totalmente distinto. En la India hubo una época en que el yoga casi fue olvidado, y ahora hay un maestro que se llama Ramdev, un hindú que enseña solamente en hindi, a cinco mil personas en un estadio de fútbol a las cinco de la mañana. Así es ahora el yoga en la India, lo que corresponde a una sociedad donde hay millones de personas.

Si queremos utilizar la palabra “auténtico” hagámoslo para referirnos a una experiencia sincera personal; eso sí es yoga auténtico, y solamente existe a nivel de la persona.

Er is het idee dat op werkplekken Sivananda beoefend een yoga zeer gesloten, zeer godsdienstige, wanneer in feite is het een yoga voor het leven, voor de gezondheid, voor voedsel, voor geestelijke hygiëne...
Wanneer het tijdschrift Tijd puso en su portada por primera vez el titular“Yoga”, fue muy comentado. El reportaje describía varias escuelas, y en referencia a los centros Sivananda se decía, entre otras cosas: “Tal vez requiera un cambio de estilo de vida”. Eso para unas personas es atractivo y para otras no; unas quieren hacer yoga pero no quieren cambiar, y otras quieren el yoga para cambiar. Esto es así. El yoga que se enseña aquí intenta ayudar a las personas a cambiar su estilo de vida, y el principal cambio es la alimentación.

¿La alimentación?
Totalmente. No puede haber yoga sin cambiar la dieta; el efecto más o menos prolongado de una clase de yoga generalmente tiene que ver con lo que comes después. Me di cuenta de ello personalmente cuando veía que unos días los efectos del yoga se mantenían muy bien y otros no tanto, y analizando vi que había cambiado de dieta.

¿Y qué dieta es conveniente?
Más ligera, y poco a poco orientarse hacia el vegetarianismo, porque es la alimentación que corresponde con mantener los efectos del yoga. La carne, la comida de lata, la pizza de microondas… no tienen prana.Hay dos tipos de comida: la que te aporta prana y la que te lo gasta, la que te da vida o te la quita. En Sivananda no predicamos el vegetarianismo, pero siempre ofrecemos cursos de cocina para que las personas vayan adaptándose al cambio.

Hoe yoga verscheen op zijn manier en hoe dit bracht het naar Spanje?
En el año 78, Con 18 años vi a mi hermana hacer yoga en el jardín y dije: “Eso no puede ser, algo que no conozco”. Fui al centro Sivananda en Munich, donde crecí. Entonces no había muchas escuelas, todo era nuevo. Me quedé fascinando por el yoga. Con 20 años hice un curso de profesores para formar parte de esta organización. Primero un año, luego un año más, y otro más. Y en el 86, cuando llegué a España, fue un momento clave, porque me encontré con una sociedad que me parecía más equilibrada que la de otros países. La gente mostraba mucho cariño y había cierto respeto hacia la espiritualidad más formal (mantras y ceremonia), que existe todavía.

Estuve en el primer curso de profesores que se hizo en España con Swami Vishnudevananda. Y le pregunté si pensaba que algún día podía ser un swami, y me dijo: “Te llamaré”, ¡y al día siguiente me llamó! Así me inicié como swami en España, en el primer curso de profesores aquí. Aquí estuve tres años seguidos pero siempre vengo mucho.

¿Cómo ha encontrado España después de un tiempo sin venir?
No he visto tanto desequilibrio. La gente sigue viviendo al centro, los donativos son menores, pero todos nos adaptamos, porque el yoga forma parte de una idea básica de solidaridad; las energías propias del yoga no son materiales: necesitas dos metros cuadrados y tiempo.

Tiempo… Y sin embargo somos tan impacientes… Queremos todo aquí y ahora.
Lo bueno del yoga y lo que nos satisface es que nos hace un efecto inmediato. Y sin embargo, si quieres avanzar más, tardas mucho tiempo. En la tradición de los Yoga soetra 's se dice que te lleva doce años de práctica conocer tu mente. Pienso que es una buena oferta. Conocerse a uno mismo y luego aceptarse con los propios fallos y limitaciones es ya un autocontrol. Pero para llegar hasta ahí hay que ver dónde están los conflictos, Muchos están fuera de ti, pero otros están en tu propia cabeza, y eso necesita tiempo para ser conocido. El yoga tiene que acompañarnos año tras año.

Se dice que el yoga es como una semilla que has plantado en el jardín y que riegas cada día. Pero no puedes medir el crecimiento de las raíces cada día para ver cómo va; tienes que dejarla. Los efectos subconscientes del yoga tardan años y apenas los percibes tú mismo. Luego llega un momento en que comparas cómo estabas hace cinco o diez años y ves mucha diferencia.

El yoga tienes que amarlo poco, pero durante mucho tiempo. Es un dicho de Swami Sivananda: “Love little, love long”. El yoga es una historia de amor que debe durar mucho tiempo para que pueda dar sus frutos.

Se pasan épocas en que la motivación decae…
Todos entramos en el yoga con una luna de miel, pero se acaba y empieza la vida de pareja. Cuando el yoga te aporta equilibrio energético y mental, sabes que te funciona y la práctica mínima que necesitas para tener esas dos cosas. Hay mil razones para seguir con el yoga y ninguna para parar; solamente hay que ser muy pacientes.

Ser ambicioso en yoga no es inteligente, porque eso no va a durar mucho tiempo; te vas a comparar con otros y ¡siempre vas a encontrar a alguien más alto! Si practicas por sentido del deber, porque te dedicas a enseñar, bien, pero tampoco te llevará tan lejos. Y si haces yoga para dejar de sufrir, por estrés o desequilibrio mental, cuando se te pase, ¿qué harás? Es muy probable que dejes de practicar en ese mismo momento.

Al final lo que funciona es muy simple: yo amo el yoga. Es lo único que nos puede llevar tan lejos como tenemos que ir.

Más jnformación: http://www.Sivananda.org/Madrid/invitados.htm

El Centro Sivananda de Madrid ofrece la posibilidad de alojamiento sencillo para los profesores de provincia. Por favor, contacta para más detalles. www.Sivananda.org/Madrid – T 91 361 51 50 – Eraso 4, Madrid – madrid@sivananda.net

Gezellig, delen!

Heeft u net als dit artikel?

Abonneer je op onze RSS zodat u niet missen

Andere artikelen over
Door • 29 Sep, 2014 • sectie: Congressen en festivals, Lessen, cursussen en workshops, Evenementen