Entrevista con Sandra Carson: “El psoas es uno de los músculos más fascinantes del ser humano”

¿Conoces el importante papel que juega el músculo psoas en la práctica del yoga? En su primera visita a España, Sandra Carson comparte su profundo trabajo sobre ello en un taller, los días 21 y 22 de abril: “El psoas y el núcleo abdominal en el yoga: alineación y consciencia”. Es una entrevista de Paloma Dorado para YogaenRed.

Profesora senior de Yoga y certificada de Anusara®, Sandra Carson comparte sus conocimientos en formaciones de profesores de yoga y módulos de formación avanzada para profesores a nivel internacional desde hace 15 años. Su estilo de enseñanza está enraizado en la alineación y el cultivo de la conciencia corporal.

Gran conocedora de la anatomía física y sutil del ser humano, en los últimos años se ha especializado en el papel del psoas, su efecto en las posturas y las técnicas de liberación de la tensión almacenada en este importante músculo a través del yoga.

Sandra imparte clases en el estudio de yoga on-line EkhartYoga.com, con más de 800.000 estudiantes en todo el mundo.

¿Cómo entraste en contacto con la práctica de Anusara y que te atrajo de este tipo de yoga?
Cuando terminé mi primera formación en Vinyasa Yoga en Estados Unidos, mi profesor introdujo algunos elementos de Anusara en la alineación. Al principio me resistía. Sólo quería tener una práctica fluida y no pensar demasiado en la alineación. Pero cuando empecé a sentir los efectos, me fui encontrando más segura y deseosa de experimentar. ¡Fue como encontrar el manual de un coche y ver que siguiendo las instrucciones funciona! Viajé de Estados Unidos a Inglaterra a formarme con John Friend. El impregnaba el método de Anusara de su elegante y bella filosofía. En lugar de centrarse en las debilidades o rigideces del cuerpo, te decía: “¡Mírate! ¡Tu cuerpo y tu mente son los mejores regalos! ¿Te das cuenta de lo maravilloso que es estar vivo?”. Esa aproximación resonó en mí profundamente.

Durante estos años de enseñanza a profesores de yoga, te has especializado en la alineación y más tarde en el psoas. Para aquellos que no lo conozcan, ¿cómo definirías este importante músculo?
El psoas es uno de los músculos más fascinantes del ser humano. Es un músculo profundo que juega un papel muy importante en nuestro cuerpo ya que actúa como un estabilizador entre la parte inferior y la parte superior del cuerpo. Es el único músculo que conecta la columna vertebral con las piernas y permite la flexión de las caderas y la columna. Está estrechamente relacionado con la libertad de movimiento al andar, practicar yoga o realizar algunos deportes.

El diafragma está sutil pero profundamente vinculado al psoas, por lo que el estado del psoas también está relacionado con el estado de nuestra respiración. Cuando tu psoas está “despierto”, infunde una sensación de estabilidad y relajación.

¿Donde se encuentra el psoas y cómo está interconectado a nivel anatómico?
En realidad el psoas es un conjunto de cuatro músculos; un psoas mayor y otro menor a los dos lados del cuerpo. Debido a nuestro desarrollo evolutivo, desde seres que se apoyaban en cuatro patas a seres erectos, la función del psoas también ha cambiado. El músculo psoas menor se está convirtiendo lentamente en un tendón y tal vez desaparezca por completo; muchas personas solo tienen un psoas menor o ninguno en absoluto.

La inserción del psoas mayor está en las vértebras de la columna lumbar. El psoas atraviesa la pelvis y se adhiere al hueso del muslo superior interno en el trocánter menor.

Como el psoas atraviesa pero no está unido a la pelvis, su influencia sobre la alineación pélvica no es tan fácil de apreciar. Pero dado que hay dos músculos del psoas separados, que a menudo tienen diferentes longitudes, pueden causar inclinaciones, cambios y rotaciones en la pelvis, y pueden estar involucrados en causar problemas sacroilíacos y otros desordenes pélvicos y de la espalda, que se manifiestan desde la pelvis hacia arriba, a veces llegando incluso hasta crear molestias en el cuello.

¿Cómo nos influencia el estado de nuestro psoas?
El psoas es uno de los músculos más fuertes del cuerpo, y su efecto en la estructura interna del éste es significativo. La tonificación, flexibilidad y fuerza del psoas influye en gran medida en la forma de la pelvis y disposición de la columna vertebral.

La rigidez o el desequilibrio en el tono del psoas, además de efectos físicos, puede también manifestarse de otras formas, que muchas veces se pasan por alto. Cuando el psoas está acortado de forma crónica puede conllevar una serie de problemas aparentemente no relacionados. La tensión en el psoas puede aparecer en el cuerpo como dificultad para sentarse o relajarse, problemas para conciliar el sueño o dormir bien, problemas digestivos, fatiga y más.

¿Por qué y cómo se contrae el psoas?
Al menos dos causas principales tienen una influencia determinante sobre la contracción y la cantidad de tensión en el psoas: la postura y movimiento habitual y tensión o trauma en el cuerpo.

La rigidez en el cuerpo se debe principalmente a la rigidez del sistema miofascial. Por lo general, no es el músculo sino el tejido conectivo del músculo el que se tensa y hace que “el músculo se ponga rígido”. Pero en el psoas es diferente. Cuando el psoas responde al estrés, es el músculo mismo el que se contrae. ¡Y dependiendo de cómo muevas tu psoas, puedes mejorar o empeorar la tensión!

La tensión se relaciona con frecuencia con el tipo de actividad (o inactividad) que lleves a cabo. Hoy en día tendemos a participar en actividades organizadas (deportivas) que se planifican en ciertos momentos de la semana en lugar de movernos moderadamente a lo largo del día. La falta de movimiento diverso o el exceso de trabajo de ciertos grupos musculares, por ejemplo de los músculos de la parte frontal del cuerpo y no tanto en los de la parte posterior, como ocurre en muchos deportes como el ciclismo o el alpinismo, pueden distorsionar el equilibrio en el tono muscular del cuerpo.

El psoas también puede acortarse por inactividad. Cada vez que realizas una flexión desde la cadera, el tono de su psoas disminuye. Piensa en tu psoas como un pedazo de cuerda; cuando estás recto, la cuerda se estira; cuando te inclinas desde tus caderas, se relaja. Entonces, cuando las caderas están en flexión, el psoas se acorta. ¡Esto sucede cada vez que estás sentado! Si esta posición se convierte en un hábito, la musculatura y los tejidos conectivos se adaptan a esta forma. Estudios recientes muestran que las personas se sientan, en promedio, 12 horas al día. Entonces, cuando te sientas por períodos de tiempo tan largos, tu psoas se acortará para ajustarse.

¿Por qué la tensión se acumula en este músculo por largos periodos de tiempo?
Cada vez que tu cuerpo detecta o experimenta peligro, el cuerpo responde entrando en un estado de activación del sistema nervioso autónomo o estado simpático. La primera respuesta muscular cuando entras en el estado simpático corresponde a tu psoas. El psoas se contrae como reacción al peligro en preparación para huir o luchar. Ya que el cuerpo no está hecho para vivir en el estado simpático, cuando pase el peligro y vuelva a sentirse seguro, es muy importante poder liberar la tensión, volver al estado parasimpático de relajación y descanso. Reducir ese estado de activación es importante para la salud física, emocional y mental.

Cuando no podemos o sabemos procesar y liberar el estrés experimentado a través de su cuerpo, la tensión en el psoas permanecerá, ¡incluso si creemos que nos hemos calmado y relajado!

Con frecuencia el cuerpo está lleno de tensión interna y la mente piensa que todo está bien. Esta desconexión entre la cabeza y el cuerpo, tan habitual en la vida moderna, puede durar muchos años. Algunos cuerpos pueden acumular mucha tensión y trauma mientras que otros no pueden. Puedes ver tu psoas como un contenedor; algunas personas tienen un contenedor grande y otras uno más pequeño. Este contenedor, si no se vacía regularmente, se llena de estrés no liberado. No es extraño acumular internamente tensiones no resueltas durante décadas. Algunas incluso pueden remontarse a la primera infancia.

La buena noticia es que su cuerpo está equipado para liberar la tensión en el psoas. Soltar es una función natural del cuerpo. Por tanto cuando el cuerpo experimenta un peligro o interpreta una situación como peligrosa, una vez que el momento de mayor estrés ha pasado, el psoas debe y puede liberar por sí mismo la tensión que contiene.

¿Cómo se libera la tensión del psoas y cuáles son los beneficios?
La clave para permitir que el psoas libere la tensión acumulada es crear un espacio seguro y una actitud de liberación para tu cuerpo. Algunas veces, los músculos del cuerpo se liberarán espontáneamente cuando hay una activación o estiramiento muscular adecuado (por ejemplo, en una clase de yoga).

En algunos casos, un masaje directamente en el músculo psoas puede ser extremadamente doloroso y no ayudar demasiado a resolver la tensión más profundamente almacenada. Algunas personas incluso sienten náuseas o mareos cuando se tocan sus psoas. En mi opinión, la tensión y el trauma del pasado deben ser liberados por el propio cuerpo, en lugar de ser estirados o masajeados fuera del cuerpo. Y cuando ocurre esta liberación de tensión en el psoas, también puede estimular una liberación espontánea de tensión en otras partes del cuerpo.

Esta liberación física de tensión acumulada y/o trauma se procesa por el cerebro también, pudiendo aparecer emociones y fragmentos de recuerdos.

En una de mis clases, una estudiante sintió una liberación profunda y compartió su experiencia. Explicó que tuvo un flashback de ella misma con 11 años. Era el cumpleaños de su hermana; ella escuchó la música y los vítores de la gente. Recordó que había tenido un accidente de bicicleta ese día y había sido golpeada por un automóvil sufriendo una conmoción leva. Pero era el cumpleaños de su hermana, y no había atención ni espacio para sus sentimientos. Ella lo tragó y reprimió su dolor. Todos estos recuerdos volvieron a ella ese día cuando su psoas se liberó. Mi estudiante tenía 52 años.

¿Por qué no dejar el pasado, vivir el momento, aceptar lo que es? En mi experiencia trabajando con personas que liberan sus psoas, no solo se sienten mejor en su cuerpo y reducen el dolor o las molestias en la espalda, pelvis y cuello, sino que mejoran su vida en distintos niveles. Cuando se aprende a conectarse con el psoas y liberar la tensión acumulada, se puede dormir mejor, tener un mejor estado de ánimo, observar los límites naturales más fácilmente, tener más vitalidad y ser capaz de evitar el agotamiento.

¿Porqué es tan importante este músculo en el yoga?
El tipo de alineación del psoas en las posturas de yoga puede ayudar a este músculo o aumentar su acortamiento.

Es vital que los estudiantes de yoga practiquen estiramientos con el psoas alineado mientras activan los músculos de soporte. Especialmente el transverso abdominal y el glúteo medio son claves para un estiramiento adecuado del psoas. Si no se tienen en cuenta, se puede terminar sin querer “colgando desde el psoas” o ignorando el psoas por completo. Esto sucede particularmente en posturas que crean extensión en la cadera y extensión de la columna vertebral como Anjaneyasana (postura de la luna creciente) y otras posturas de flexión hacia atrás. Especialmente las posturas de extensión hacia atrás con apertura de cadera más complejas como Eka Pada Rajakapotasana (postura de la paloma, arqueando la espalda hacia atrás) pueden tener un efecto negativo en el psoas (en el mejor de los casos, no le hacen demasiado bien al cuerpo, en el peor de los casos; pueden dañar el psoas al estirarlo demasiado).

Cuando se aprende a localizar y sentir el psoas y se comprende cómo alinear este importante músculo, puedes comenzar a trabajar con él en lugar de contra él.

Muchos estiramientos de yoga, con la alineación adecuada, pueden ayudar a liberar la tensión en el psoas. Al mismo tiempo, tener un psoas flexible y músculos abdominales activos tiene un efecto asombroso en las posturas de flexión hacia delante y hacia atrás y en las torsiones.

¿Qué intentas transmitir en tu enseñanza y que podemos esperar de un taller con Sandra Carson?
Me gustaría transmitir en cada clase o taller que hay varios niveles de práctica. Si la persona solo quiere yoga físico, puede tenerlo en una de mis clases. No hay nada de malo en practicar para ser más fuerte y más flexible, con ganas de estar más relajado después de clase y sentirse bien consigo mismo. De hecho,¡ es maravilloso!

Una práctica también puede ser una gran oportunidad para aprender más sobre ti, para profundizar, para ser más consciente de quién eres, podar tomar decisiones conscientes sobre cómo expresarse y cómo ser tú mismo de forma auténtica. En tu esterilla y fuera de tu esterilla.

En los talleres, se profundiza sobre un tema concreto en un ambiente cercano e inspirador para los alumnos, que en muchas ocasiones quieren aprender tanto para ellos mismos, como para enseñar a otros. En el taller que impartiré en Madrid entraremos en contacto con el psoas, aprendiendo a sentirlo y liberarlo. Trabajaremos con la alineación pélvica y el movimiento en yoga desde el “core” (núcleo abdominal). Aprenderemos a alargar el psoas de forma segura y experimentaremos el sorprendente efecto de su estiramiento en las asanas y en el progreso de tu práctica de yoga.

¿A quién recomendarías profundizar en el trabajo sobre el psoas: profesores de yoga, practicantes de yoga o pilates regulares, personas con problemas lumbares?
¡A todos! Muchos problemas en la zona lumbar tienen su origen en un psoas acortado. En los talleres, se aprenderá a alinear y “engranar” el psoas, y también los músculos circundantes en las piernas y el abdomen, lo que dará como resultado un tono más saludable en los músculos de la espalda. De esta manera, la columna vertebral se puede estar más alineada y sostenida, lo que tendrá importantes beneficios en la zona lumbar.

Los estudiantes y profesores de yoga encontrarán una vía para incrementar el progreso de su práctica y evitar lesiones. Los profesores también podrán recomendar técnicas concretas y profundizar en su conocimiento sobre la alineación, para ayudar y apoyar a sus alumnos en el estiramiento del psoas, especialmente a aquellos que pasan largas horas sentados (por desgracia, la inmensa mayoría)

Un psoas contraído también influye en la calidad una respiración natural. A medida que se trabaja con el psoas, la respiración se vuelve más profunda y completa. Y esto, por supuesto, impacta el estado emocional, ayuda a aquietar la mente y mejorar nuestra la meditación.

Volverás a España en septiembre para realizar un retiro de yoga de una semana en Lanzarote, ¿qué podremos encontrar en el programa?
¡Estoy muy ilusionada con este retiro! Será oportunidad para profundizar en vías de soltar el estrés del cuerpo y hacer un espacio en nuestras agitadas vidas para nosotros y nuestra transformación. Vamos a expandir el cuerpo, el corazón y la mente, de forma que cada uno pueda mirarse a uno mismo desde otra perspectiva.

Para ello nos ayudará la práctica diaria de yoga, tanto en sus aspectos energéticos como relajantes, la profundización en la técnicas de alineación y la liberación del psoas, el movimiento libre e intuitivo, el trabajo sobre la respiración y un interesante programa de “yoga fuera de la esterilla”, con ejercicios conscientes que nos permitan a reconectar con qué sentimos y necesitamos.

El contacto con la naturaleza será vital. Tendremos la suerte de poder conectar con los lugares más mágicos de la isla, fuera de los circuitos turísticos y nutrirnos de la belleza, el aire puro, el sol, el mar y la energía de los volcanes.

También ayudaremos al cuerpo a través de una alimentación depurativa y exquisita a la vez (sí, es posible), preparada por una chef experta en nutrición, con verduras directamente recogidas del huerto orgánico del centro y con muy bajo nivel de azúcar e hidratos de carbono. En una semana se ven claramente los beneficios tanto a nivel físico, como de claridad y estabilidad mental.

El taller de Sandra Carson en Madrid

En su primera visita a España, Sandra Carson impartirá un taller sobre el psoas y el núcleo abdominal en el yoga, los días 21 y 22 de Abril, en Ayoga, Madrid.

El taller contará con traducción simultánea al castellano y se podrá contabilizar como como 9 horas de formación con Yoga Alliance (Continuing Education Contact Hours)

Más información y reservas: www.shamaretreats.com; info@shamaretreats.com info@shamaretreats
Descuento en las inscripciones del taller hasta el 13 de abril.

Sandra regresará a España del 30 de septiembre al 7 de octubre para dirigir un retiro de yoga en la naturaleza en Lanzarote organizado por Shama Retreats.


你喜欢这篇文章吗?

订阅我们 RSS 这样你不会错过任何事情

其他条款
通过 · 5 2018年4月·节: 面试