筋膜、ヨガとアーユルヴェーダの受容体: 我々 の細胞の霊性

El Ayurveda, la ciencia médica tradicional de la India, describe tipologías de personas en base a constituciones de nacimiento o alteraciones de salud puntuales. En Yoga Ayurvédico, cada una de estas tipologías debe practicar un estilo de yoga, así como unas posturas, pranayamas… para mantener o recuperar la salud. Escribe Helena Chacón.

No es de extrañar que existan tantos y variados estilos de Yoga, desde los que fomentan la fuerza o la elasticidad a los que son dinámicos o estáticos. ¿Cómo entendemos estas variaciones desde el punto de vista de la fascia?

用語 筋膜 designa un tipo de tejido conectivo que se extiende a través de nuestro cuerpo conectando partes alejadas en forma de red tridimensional. Cuando no está “sano” nos afecta a muchos niveles tanto físico como emocional-mental. Por ello, durante el último siglo se han desarrollado numerosas técnicas de liberación miofascial para favorecer su estado y permitir su hidratación y tensegridad. Se ha descubierto que la deformación de la fascia a corto plazo depende de que el sujeto esté atento al estímulo y de unas células amigas llamadas mecanorreceptores que nos informan de grados de presión y movimiento en los tejidos. Y aquí viene lo interesante. Algunos estilos de Yoga estimulan un tipo de mecanoreceptor y otros estilos de Yoga otros. En este artículo te ofrecemos una idea general acerca de este vínculo entre el tejido fascial, el Yoga y el Ayurveda.

受信機

Los mecanoreceptores en las fascias son cuatro:

  1. ゴルジ腱器官. Reciben la contracción de un músculo y lo relajan para que no se vuelva espástico.
  2. パチーニ. Reciben los cambios de movimiento y de presión favoreciendo la propiocepción (conexión con nuestro cuerpo) y la coordinación neuromuscular.
  3. ルフィニ. Se estimulan ante presión continuada que se mantiene en el tiempo así como fuerzas tangenciales y movimiento lateral. Favorecen la relajación del sistema nervioso.
  4. 間質性. Forman hasta el 80% de los mecanorreceptores sensoriales, por lo que tienen una importante influencia en nuestro bienestar. Reaccionan ante deformaciones tanto rápidas como sostenidas. Generan sensación de dolor (nociocepción), activación del sistema nervioso simpático, despiertan conciencia corporal (propiocepción) así como estimulan el cambio de sangre y agua local.

¿Qué receptores activas con tu práctica?

La mayoría de los practicantes de un estilo de Yoga lo hacen porque sienten que les va bien, que les divierte o simplemente porque está cerca de su casa. Pero ¿te has preguntado que cambios fisiológicos se producen cuando practicas? Algunos de estos cambios los registran las fascias gracias a los mecanorreceptores.

Por ejemplo, pongamos un estilo de Yoga que se centra en tonificar la musculatura porque es lo saludable para la persona en cuestión (quizás esté debilitada, es demasiado flexible, etc.). Iyengar Yoga, donde se fomenta el alineamiento y el mantenimiento de la postura, es un ejemplo. Durante la práctica se ponen en activo los órganos tendinosos de Golgi para evitar que los músculos se vuelvan espásticos y con ello conseguimos que se relajen y alarguen a la vez que se tonifiquen. Otro ejemplo muy conocido es el パワーヨガ (que fomenta la tonificación con movimiento), la relajación guiada de tensar y soltar o algunos métodos de Yoga donde para estirar un músculo primero ha de soltarse. ¿Has doblado alguna vez las piernas en Paschimottanasana para fomentar el estiramiento en los isquiotibiales? Si es que no, pruébalo y verás…

Pero ¿qué pasa si a la persona le gustan estilos más dinámicos donde se realizan Vinyasas y varios Saludos al sol? Estilos como Ashtanga Vinyasa, Vinyasa Flow o ロケット fomentan las células Pacini favoreciendo la propiocepción y la coordinación y por tanto el sentido kinestésico. Obviamente, estos estilos no están tan centrados en el alineamiento porque su interés es establecer una conexión con el cuerpo y el movimiento como un “todo” tal y como lo hace la danza.

Pero si la persona está muy estresada y fatigada… ¿quizás necesite estilos de Yoga más estáticos y que estiren la fascia y actúen sobre los receptores Ruffini? Pues sí, claro, para ello tenemos las herramientas de Yin Yoga, Yoga restaurativo con soportes, Yoga Miofascial con pelotas よう筋膜マッサージ技術の専門家を支援することができますか Rolfing, Bowen u osteopatía.

Y por último… ¿esto es todo? ¿Así de simple? No… El cuerpo es muy complejo. Nuestros receptores intersticiales se ponen en marcha con cualquier estilo de Yoga que practiquemos. Ellos reaccionan ante cualquier cambio y su respuesta será tanto más eficaz cuando más conciencia y atención prestemos a su estímulo. Ayudan a que nuestro sistema nervioso encuentre su equilibrio entre dinamismo y quietud y entre tonificación (sangre local) y elasticidad (aumento de la fluidez).

Arquetipos hindués

Si aún no te quedó clara la “personalidad” de cada receptor, seguro que relacionándolo con deidades hindúes comprendes mejor su función.

ゴルジ腱器官 se ponen en marcha cuando nos entrenamos y desarrollamos la fuerza muscular. Una de las representaciones de fortaleza y buen desarrollo físico es el dios Rama, 7ª encarnación de Vishnu y héroe del Ramayana.

微粒子を想像します。 パチーニ, como una deidad muy activa, siempre en movimiento, por los aires y de carácter volátil e inteligente. ¿Te suena ハヌマーン? El dios Mono, hijo de Vayu, dios del Viento, es una deidad que representa el elemento Aire.

ルフィニ desarrolla nuestro lado más tranquilo, pacífico y restaurador. Ganesha, nos aporta raíz, fortaleza y capacidad de superar obstáculos de un modo terrenal y tranquilo no feroz como otras deidades (p. ej. Kali).

Por último, los receptores intersticiales se activan con los cambios. Krishna, 8ª encarnación de Vishnu, viene a enseñarnos la diversión, el gozo, el éxtasis y el amor. Gracias a su flauta enamora a las gopis representación de cómo debemos librarnos de ataduras y apegos para aceptar y fluir con la vida tal y cual es (rasa lila). No es de extrañar que estos receptores sean responsables del dolor pero además fomentan la propiocepción. Esto quiere decir, que estando atentos y conscientes a cómo fluye nuestra vida y soltando lo que nos sobra podemos disminuir el dolor y sufrimiento.

アーユルヴェーダのドーシャ

El Ayurveda dice que cada ser humano contiene la Esencia del Universo y lo representa. Lo que hay en el Macrocosmos lo hay en el Microcosmos. Entonces, lo que encontramos a nivel microscópico también será representación de los mismos principios universales. Es decir, si Ayurveda designa cinco elementos agrupados en tres tipologías o doshas, ¿los podemos encontrar representados en los receptores? Pues curiosa y simpáticamente parece ser que sí.

ゴルジ腱器官 se activan con la fuerza física, es decir, con la estimulación de sangre y calor. El dosha Pitta, constituido por Fuego y Agua, representa estas características aportando una fisiología de alguien con buena tonificación muscular.

微粒子 パチーニ 1 つの資産があります。 persona Vata, formada por Aire y Éter), cuya constitución es delgada y tiene tendencia al movimiento.

ルフィニ 彼らを 1 つになります persona Kapha, tendente a tener un sistema nervioso simpático deprimido.

Entonces, ¿qué práctica hacemos para cada dosha?

En general, todas las personas se beneficiarán de estimular los receptores intersticiales gracias a una práctica moderada de Yoga. No obstante, si tenemos un dosha en desequilibrio podemos fomentar los receptores que menos activos están del siguiente modo:

-Vata: Necesita quietud (Ruffini) y fuerza muscular (Golgi) à Iyengar y Yin Yoga

-Pitta: Necesita quietud (Ruffini) y movimiento liberador (Pacini) à Vinyasa Flow y Yin Yoga

-Kapha: Necesita movimiento (Pacini) y fuerza muscular (Golgi) à Power y Vinyasa Flow

Este artículo está basado en el material escrito de la formación completa en “Holistic Yoga Therapy®” (www.holisticyogatherapy.org) y las dos primeras formaciones que la forman: “Yoga Miofascial®” (www.yogamiofascial.com) y “AyurYoga®” (www.ayuryoga.es)

La imagen de la deidad Rama ha sido obtenida de: www.mysticconvergence.com

La imagen de la deidad Krishna ha sido obtenida de: www.amazon.com

Helena Chacón. Profesora de yoga de Yoga Kula

あなたはこの記事が好きでした?

購読する私たち RSS 何もお見逃し

その他の記事
によって • 15 Dec, 2017 • Sección: アーユルヴェーダ, 署名