Testimonio/ “La distancia es una oportunidad para acercarnos”

Lo dice Elisa, que ha realizado el Primer Nivel de la Formación Online en la Escuela Internacional de Yoga, conectándose desde Japón y Estados Unidos. A ella le hemos preguntado cómo fue su experiencia en la distancia después de haber finalizado el curso.

Testimonio_Elisa

¿Cuál fue tu motivación para realizar el curso?
Llevaba ya tiempo queriendo profundizar en el mundo del yoga por los beneficios que me había aportado a nivel personal. Mi hermana se matriculó en el Curso Presencial de Primer Nivel-Instructor de Yoga, y cuando estaba a punto de matricularme en el mismo curso, me tuve que marchar a vivir a Japón por circunstancias personales. Se lo comenté al equipo de la escuela y me ofrecieron la posibilidad de hacerlo en modalidad online. Al ver que los contenidos y la titulación eran los mismos que en el curso presencial, no quise dejar escapar la oportunidad ¡y decidí ir a por ello!

¿Consideras que los contenidos que se imparten en este primer nivel están a la altura de tus expectativas?
Sí, he aprendido mucho a todos los niveles, estoy muy contenta con los contenidos de anatomía, filosofía y con la práctica de pedagogía. A lo largo de estos meses he cambiado bastante de residencia y he practicado yoga en varios lugares diferentes, conociendo a profesores e instructores de yoga de otras partes del mundo. Esta experiencia me ha hecho darme cuenta de la valiosa base que te proporciona el primer nivel de la formación online de la Escuela; es una base que te aporta seguridad, te tranquiliza y te guía en esas primeras experiencias dando clase… ¡aunque los nervios no te los quita nadie!

¿Cómo has vivido la relación con tus compañeros en la distancia? ¿Cómo fue tu encuentro con ellos en el retiro residencial de 5 días que propone esta Formación?
Al principio me inquietaba un poco la idea de compartir varios días de retiro residencial con personas a las que apenas conocía… Al estar tan lejos además es más fácil desconectarte de la gente. Sin embargo, y a pesar de ser un curso online, me gustó mucho el hecho de que hubiera una participación semanal en los foros y las reflexiones con los formadores y tutores. Fue la manera de mantenerme al día e ir poco a poco conociendo a mis compañeros, de manera que cuando nos vimos en el residencial, aunque era la primera vez, fue muy bonito reconocer a algunas personas y asociarlas a sus respuestas, opiniones, etc., conocer a Mayte Criado o Swami Krishnananda en persona y poder enriquecerme con todos directamente.

¿Qué te han parecido las tutorías online?
Estupendas, muy necesarias y pude resolver todas mis dudas, inquietudes… Agradecí la cercanía y calidez de los tutores.

¿Te ha resultado práctica la plataforma de trabajo online?
¡Mucho! Aunque en un principio tenía cierto miedo de hacer el curso online, por experiencias pasadas con otros cursos no presenciales, me resultó muy cómodo teniendo en cuenta mis viajes por el mundo, mis cambios de horario… Saber que cada lunes había nuevos contenidos en la web y ciertos trabajos que hacer, videoconferencias en directo y foros semanales, me ayudó a organizarme sin estrés y a la vez a mantener un buen ritmo.

Además he agradecido enormemente poder practicar con los profesores y formadores de la escuela a través de la web de clases online (clasesdeyogaonline.com), me ha resultado indispensable tanto para mi pedagogía como a nivel personal, por ser una manera de seguir conectando con mis clases diarias de Madrid a pesar de la distancia.

¿Qué aspectos destacarías del curso? ¿Te ha servido para ti misma? ¿Has profundizado y crecido?
Ha sido un año muy viajero y de muchos cambios, y el curso ha sido como un ancla que me ha dado estabilidad mental. Estuviera donde estuviera, cada lunes tenía mis contenidos que estudiar, mis clases online semanales… Y había semanas con tutorías, libros que leer. Me sentí muy acompañada. A pesar de ser un curso online y estar yo tan lejos, he sentido que en todo momento se estaba cumpliendo mi anhelo de profundizar en el yoga e incorporar a mi vida las herramientas que me sirven para desarrollar mi conciencia.

¿El curso te ha preparado como Instructora de Yoga?
Sin duda, me siento preparada para dar una clase básica de yoga. En este momento estoy entusiasmada con la idea de seguir aprendiendo y avanzando en mi práctica y en la pedagogía, para ir desenvolviéndome cada vez mejor e ir más allá. El primer nivel te abre una puerta y al otro lado de esa puerta hay un largo camino con muchísimas posibilidades. Ahora lo que creo que es más importante es practicar y seguir con el segundo nivel que comienza dentro de poco. Dar clases a gente y compartir es la parte más difícil pero también la más satisfactoria.

Más información sobre la Formación de Profesores OnLine:
http://www.yogaenred.com/2015/02/10/formacion-de-profesores-de-yoga-online-residencial/

Otros artículos sobre ,
Por • 11 Feb, 2015 • Sección: Escuela Internacional de Yoga